La historia de siempre

Los candidatos al título de la próxima temporada son los mismos

Actualizado el 21 de julio de 2009
J.A Adande Por J.A Adande
ESPN.com
Archivo

Duncan, Kobe, GarnettGetty ImagesTim Duncan, Kobe Bryant y Kevin Garnett sumaron anillos y esperan más ayuda
LAS VEGAS -- El año pasado, los Boston Celtics, Los Angeles Lakers, los San Antonio Spurs, los Cleveland Cavaliers y el Orlando Magic estaban dentro de los candidatos para quedarse con el título de la NBA. Desde entonces, hemos visto a Shaquille O'Neal, Rasheed Wallace, Vince Carter, Richard Jefferson y Hedo Turkoglu cambiar de franquicia. Hemos sido testigos de la elección de un presidente afroamericano como el nuevo presidente de los estadounidenses, de una crisis económica, de una sublevación civil en Irán y la muerte de la súper estrella, Michael Jackson.

Y después de todos esos cambios, y de alrededor de 275 revoluciones que hizo la tierra, la pregunta es la siguiente: ¿Quiénes son los candidatos a pelear por el próximo título de la NBA? Los Boston Celtics, Los Angeles Lakers, los San Antonio Spurs, los Cleveland Cavaliers y el Orlando Magic.

Los campeones, Lakers, y los subcampeones, Magic, reincorporaron o reemplazaron a sus jugadores top (con Lamar Odom aún en espera para los Lakers). El equipo con verdaderas expectativas de cara al campeonato, haya sido por lesiones o porque quedaron en evidencia las fallas de su equipo, ha decidido rearmarse. Pero lo que aún no hemos visto es una reestructuración completa y absoluta.

Incluso un equipo que ha disfrutado de una buena temporada, los Denver Nuggets, tiene miedo de tomar el siguiente paso debido al alto precio que debería pagar sin no responde con un campeonato (y alrededor de una docena de juegos en casa durante los playoffs). Y los Portland Trail Blazers, un equipo con un propietario tan adinerado como Paul Allen (¿Sabías que tiene un yate en el que lleva dos helicópteros y un submarino?), se niega como cualquier otro a hacerse cargo de jugadores en los 30 años que aún tienen varios años y grandes sumas de dinero por contrato.

De modo que la elite de la NBA está en medio de un círculo paralizado, mientras que el resto de la liga ha hecho cambios tímidos. Nadie está dispuesto a dar el primer paso, de modo que estamos estancados en el replay. ¿Y qué es lo que podemos esperar del próximo año? Las mismas caras, tal como el elenco de las películas de Judd Apatow. Y todo parece indicar que la tendencia empeorará si el tope del impuesto al lujo sigue bajando como es de esperar, con la posibilidad de que el tope quede entre los $50 y $61 millones.

Tal como lo señaló un gerente general, se ampliará aún más el margen entre los equipos más adinerados y los menos. El impuesto no impide que los mejores equipos vayan detrás de más agentes libres, mientras que los equipos que le temen al impuesto se deberán despojar de jugadores para mantenerse alejados del mismo.

Otro gerente general dijo por medio de un mensaje de texto, "Si el impuesto se impone en los $61 millones esta liga irá directo a la ruina".

El copropietario de los Kings, Gavin Maloof, dijo: "Los equipos que están preocupados por el impuesto lo estarán aún más. Deberán renunciar a sus jugadores.

"Siempre puedes gastar dinero en la NBA. Lo complicado es conseguir contratos".

A los fanáticos no les interesa la hija de cálculos o el libro mayor de los equipos. Lo que quieren es que sean competitivos. Creo que les irá mejor si esperan que la paz mundial se haga realidad. Los propietarios ya no ven a sus equipos como piezas de juguete. En el pasado podían tolerar que sus franquicias perdieran dinero, siempre y cuando su negocio principal las siguiera sustentando. Pero ahora, que las inmobiliarias, los bancos, las hipotecas y la industria automotriz, entre otras, están cayendo en picada, los ingresos de dinero se han acotado. Y la mayoría de los propietarios que compraron los equipos a $20 o $30 millones y vieron cómo sus franquicias se sobrevaluaron ya no están. Los nuevos propietarios no encuentran a compradores que les hagan ofertas que valgan la pena para sacarles los equipos de sus manos. (De hecho, una fuente afirma que casi la mitad de los equipos estaría a la venta si apareciese un comprador con un cheque que tenga los números que esperan). Eso quiere decir que irán detrás de cambios radicales en el acuerdo colectivo cuando se vuelva a evaluar en 2011.

Pero el problema es el siguiente: Ninguna de las medidas que se han tomado con el fin de reducir los costos ha funcionado hasta el momento. Es más, al parecer la situación ha empeorado. Todavía no se ha encontrado la manera de ser equitativos y económicos.

"Creo que hay que tratar de buscar un poco más de paridad", dijo Maloof. "Creo que la liga tiene que llegar a un punto en el que todos los equipos deberían tener chances de jugar por el campeonato. Más equidad. Creo que de esa manera es como una liga puede crecer. Creo que en esa instancia está el fútbol Americano. El hockey se está acercando, y el béisbol se está encaminado un poco, pero en ese deporte también tienes amplias diferencias entre los equipos".

Sólo siete equipos de la NBA han ganado el título en los últimos 25 años. La NFL tuvo 14 ganadores del Super Bowl en ese mismo lapso. 17 equipos han ganado la Serie Mundial desde 1984.

Lo que hace a la naturaleza de este deporte es su formato de postemporada y que, por lo general, los equipos con los jugadores más talentosos y los mejores entrenadores son los que ganan las series de siete juegos. Pero lo cierto es que el talento y los entrenadores están concentrados en un grupo selecto. Desde que se impuso el tope salarial en la liga, el objetivo de la NBA fue la estabilidad. Darles ventajas a los equipos locales cuando se trataba de la incorporación de jugadores. El sindicato refutará toda posibilidad de que se cambien los mecanismos por los que se les terminan ofreciendo sueldos más altos a los jugadores, ¿pero no sería más divertido si se fomentaran los cambios? ¿Recuerdan lo excitante que fue cuando hubo tanta actividad antes del cierre de la fecha de intercambio en 2008, cuando los futuros miembros del Salón de la Fama como O'Neal y Jason Kidd no sólo cambiaron de franquicias, sino que se fueron a jugar a la otra conferencia?

¿Hay alguna esperanza de que haya más transacciones que le cambien la cara a la liga? Está el escenario de la gratificación tardía. Algunos de los intercambios más importantes de la temporada baja -- Shaq a Cleveland, Jefferson a San Antonio y Carter a Orlando -- involucraron a jugadores que estuvieron disponibles antes del cierre de la fecha de intercambio en febrero, pero no cambiaron de equipos hasta este verano. De modo que es probable que se produzca lo mismo el próximo febrero. En Toronto ya se habla que un comienzo flojo podría hacer que abandonen su proyecto con Chris Bosh y que pongan a su estrella en el mercado. Otros equipos que decepcionen seguramente renunciarán al talento a cambio de contratos que no les compliquen las cosas con el tope salarial.

El propietario de los Dallas Mavericks, Mark Cuban, quien fue detrás de todos los agentes libres y de cualquier posibilidad de intercambio en el verano (con resultados mixtos) y aún cree en el proceso -- y la promesa de la próxima temporada, dijo: "Siempre termina siendo más competitivo. El sistema ha funcionado de la misma manera en los últimos veranos. Tenemos unas de las ligas más competitivas, en la que todos los juegos son importantes. Cada vez que se reduce el tope, en realidad lo que pasa es que todos los equipos se convierten en franquicias más competitivas".

En teoría es así. Pero en los libros, el dinero siempre va a los mismos equipos.


J.A Adande se incorporó a ESPN.com como columnista de NBA en agosto de 2007, tras 10 años trabajando en el Los Ángeles Times. Consulta su archivo de columnas.

CONTENIDO PATROCINADO

TITULARES PATROCINADOS