Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Osorio calificó como lamentables las bajas de Croacia.
LOS ÁNGELES -- Croacia manda a su equipo medular, con su respectiva fayuca, de regreso a Europa. No le interesa explorar ni experimentar ante México. Y Juan Carlos Osorio explota.

Al "Zar de las Rotaciones", lo madrugaron las rotaciones de Croacia. Y claro, hombre, es una falta de respeto. Cómo hurtarle las limosnas al sacristán, ¡por favor!

Para Osorio, Croacia debió acercarse a él, e incluso pedirle la alineación que requería para que el Tri la aprovechara al máximo. Irrespeto absoluto. ¡Uf!

Claro, cómo se les ocurre a los croatas pensar que sus intereses y los de sus titulares en equipos importantes en Europa son más determinantes que un amistoso, y que entonces puedan largarse sin la venia mexicana.

Recuerda este desliz de histeria de Osorio, el desahogo, también histérico de Miguel Herrera, cuando de último momento, en un amistoso, Bosnia decide alterar de último minuto, en Chicago, su alineación titular.

"Es una marranada", dijo El Piojo una decena de veces, porque, aseguró entonces, le alteró de golpe todo su proyecto de juego. Y claro, como si Bosnia hubiera sido el parámetro inequívoco para el Mundial.

Curioso que Osorio se suba al carrusel del desahogo porque Croacia privilegia sus intereses, cuando él, sus federativos, SUM y demás rémoras involucradas en los amistosos del Tri no embaucaran al enceguecido aficionado mexicano cuando acuden con arrejuntados de la Liga.

Y entonces, ¿son, los mexicanos que acudieron sumisamente al "Mausoleo del 7-0" ante Santa Clara, para Osorio y su comisión de selecciones nacionales, aficionados de segunda categoría?

¿Son los californianos fanáticos de Fibra 2B, es decir de segunda clase, porque Osorio guardó a su columna vertebral mundialista para los seguidores de Texas?

¿Y cuando Osorio decide no convocar a los gambusinos europeos porque tienen compromisos personales, familiares, no menosprecio entonces al adversario, a la afición y encima no deshonra esa letra chiquita del contrato moral?

Y además, hay un mensaje equivocado en el fondo: Osorio insinúa que México debe ser arrollador, avasallador, ante lo que deja entrever, son los vestigios, las sobras de Croacia.

Es decir, el técnico del Tri demerita anticipadamente a su equipo si acaso México llega a ganar, llega a gustar y, hasta en la demencial puerta que abre el colombiano, hasta golear. Equivale a un "¡qué chiste, si lo mejor de Croacia no jugó!". Ah, pero, ¿y si ocurre lo contrario?

Es como si Islandia se quejara de que no se entregó a plenitud en el "Mausoleo del 7-0", porque México los irrespetó colocando el que tentativamente será su equipo B.

A propósito, ¿cómo actuarán la FIFA y la FMF por el empujón de Juan Carlos Osorio contra la cuarta árbitro, Karen Abt? El video no miente.

Irónicamente en el prólogo del juego, como acto protocolario, se exhortó a poner un alto a la violencia de género. Y Osorio reaccionó de manera agresiva a las recomendaciones de Karen Abt. Tal y como lo hizo en dos ocasiones en la Copa Confederaciones.

Etiquetas:

Fútbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.