LOS ÁNGELES -- Cierto, Toronto es el sexto peor equipo en la MLS, pero Jesús Dueñas tuvo la noche de su vida, con dos estupendos goles y Tigres se adueñó de la Campeones Cup de manera implacable y contundente.

Un torneo sacado como carta promiscua de la manga de la ambición, pero valedera totalmente para la vanidad del vencedor. Una Copa más en esa región que la FIFA ha registrado como el Tercer Mundo del futbol, la Concacaf.

Viñeta Rafa Ramos

A pesar de la decadencia que vive su rival en la MLS, Tigres sufrió para canonizar en el marcador sus esfuerzos, en la mezcla de errores de la defensa canadiense.

Jesús Dueñas en penetración por izquierda a servicio de Juninho, consuma con velocidad y un zurdazo el primer gol de Tigres, aprovechando la tardía cobertura a su diagonal.

Y el segundo se lo sirve Dueñas con un disparo potente desde fuera del área, para ratificar que se convertía en el elemento sorpresa del Tuca Ferretti como un tercer jugador de ataque en zona de despistados.

El 0-3 se ensucia con la torpeza de un autogol de Zavaleta a centro de Enner Valencia, y ya bajo esa densidad de la derrota, Toronto intentó con la partitura de la desesperación y estertores de agonía, tratar de al menos dignificar la derrota.

Sin duda, agravó la situación la salida de Giovinco ('40) por lesión, el único jugador que en ímpetu y claridad trataba de rescatar a un equipo de balbuceos futbolísticos, muy lejos, sin duda, de aquel que eliminó en Concachampions al mismo Tigres y al América.

Imago7

Entre el decidido Dueñas, habilitado de emergente por Quiñones, y la calma plena para manipular el juego, el balón y el reloj, los Tigres terminaron arrullando el partido, marcando la pauta y tendiendo la emboscada a los zombis canadienses.

Una jugada intrascendente, en servicio al área, desencadena un penalti inesperado para un Toronto que jugaba por inercia. Desde el manchón, Lucas Janson a los 86 minutos, sentencia el 1-3 definitivo.

Tigres terminó así el periplo de media semana con un gana-gana absoluto. Un trofeo de poca monta, pero de estilizado diseño, esculpida en plata y con un bolo extra de 600 mil dólares que terminan en las cuentas bancarias de los jugadores.

Con ese par de inyecciones anímicas, aunque con Guido Pizarro y Juergen Damm con dudas, los felinos de Ricardo Ferretti cierran así la preparación para enfrentar el domingo por la noche a los Rayados de Monterrey.

Todos estos escenarios alejan de momento los zarandeos mediáticos en torno a cuándo y cómo se resolverá la relación entre Tuca Ferretti, Tigres y Selección Mexicana.

Etiquetas:

Fútbol, México, Futbol EEUU

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Procesión llorosa con el alma encadenada al flagelo del hubiera. Cortejo rojiblanco del genocidio imaginario en Chivas. Carnaval de plañideras.

"Si hubiera seguido Matías (Almeyda)... ora pro nobis". "Si se hubiera quedado Rodolfo Pizarro... ora pro nobis". "Si hubieran retenido a Rodolfo Cota... ora pro nobis". "Si hubieran asegurado a Oswaldo Alanís... ora pro nobis".

Viñeta Rafa Ramos

Hoy, la romería del fatalismo, perpleja, paralizada, no encuentra el camino del arrepentimiento, frente a los números de José Saturnino Cardozo: 12 de los últimos 15 puntos posibles.

Y los idos, los añorados, los objetos del desencanto... ¿qué ha sido de ellos? Deambulan...

1.-- Matías Almeyda repartiendo currículums a diestra y siniestra, sin que logre pepenar un contrato, tras las calumnias del Pelagatos 2.0 (AKA, según Ricardo Peláez, José Luis Higuera), para exterminarlo en la lista de candidatos al Tri.

2.- Escandalizado, incrédulo, Monterrey se pregunta cuándo va a llegar Rodolfo Pizarro a Rayados. Los casi 20 millones de dólares invertidos, producen menos que nopales en Alaska.

3.-- Rodolfo Cota se embadurna de errores y se traga un gol una jornada sí y otra también, lejos de la consistencia en Chivas.

4.- Tras perderse el Mundial, la fantasía europea de Oswaldo Alanís se reduce. Creyó que estaría en la pasarela de Miss Universo, y termina en la Feria de las Flores de Tinguindín.

Y mientras tanto, Chivas y Cardozo están a un escalón de la zona de Liguilla. Golea a Rayados el fin de semana, pero aún en las capillitas ardientes del aficionado de Chivas, hay más ofrendas por los idos, que por los vivos.

Habrá quien diga que Almeyda dejó la mesa puesta para Cardozo. Pero ciertamente le hurtaron tres patas, antes de la mudanza.

Tras un calamitoso inicio, al menos, hoy, el Guadalajara olisquea la Liguilla, lejos, por ejemplo, del cierre de torneo de Almeyda, con cuatro derrotas en el Clausura 2018.

Cierto: Cardozo no ha ganado nada aún. Hoy, la Liguilla es una posibilidad, pero queda medio torneo para tratar de consumar el boleto.

¿Tiene equipo para ser protagonista de la Liguilla? Difícilmente, pero, se ha visto, de repente, sin pisar cancha, la nación rojiblanca reverbera milagros.

¿Los novatos? No son hechura de Almeyda, son continuación de un trabajo en la organización del Rebaño. Este fin de semana, Cardozo acercó a la madurez a Beltrán y a Cervantes e irá trabajando con los Macías y los Godínez, etc.

Imago 7José Cardozo, entrenador de Chivas, da indicaciones durante un entrenamiento en Verde Valle.

Lo que no puede hacer Cardozo es rejuvenecer las osamentas de futbolistas de articulaciones momificadas, ni tampoco desatarantar a cabecitas bobaliconas, como ha pasado con los porteros y con los diferentes zagueros.

Errores de la zona defensiva de Chivas han propiciado tres derrotas, nueve puntos, que marcan una diferencia enorme en un torneo de medianía competitiva, como el de la Liga MX, donde cualquiera puede meterse, en cualquier momento, a la Liguilla.

Pero, hoy reaparece el mejor Conejo Brizuela y hasta La Chofis sorprende. Zaldívar evoluciona, y sólo puede arruinar el trabajo de Cardozo, el capricho centavero de la directiva por poner a Pulido, que ya lo hemos dicho, es un freno de mano en el vértigo del Rebaño.

A lo mejor tengo mala memoria, pero, Cardozo ¿ha fustigado o puesto de chivos expiatorios a sus jugadores por ser mexicanos? No, Cardozo no lo ha hecho.

A estas alturas, Matías Almeyda ya había declarado en Argentina: "Es que es difícil trabajar sólo con mexicanos".

Y después, reiteraría: "Al jugador mexicano tengo que explicarles hasta tres veces, trabajar el triple, para que entiendan lo que quiero".

Bueno, mientras el mártir San Matías hacía ostentación de cómo hacía milagros, Cardozo asegura que "a veces me quedo hasta las ocho de la noche, si es necesario, para convivir con el ser humano. Si lo conozco mejor, puedo respetar mejor su potencial".

Pero, y la cabalgata doliente, cegada de nostalgia por Almeyda, Pizarro, Cota y Alanís, ¿cuándo piensa volver del autoexilio para agradecer a Cardozo y sus jugadores un mejor torneo que el derrotismo con el que auguraban una corona de espinas por tiempo indefinido?

No se trata de rendir pleitesía, porque, insisto, Cardozo aún no ha conseguido nada, pero, al menos, esa solidaridad poderosa que representa la alianza rojiblanca en los distintos estadios, no debería pronunciarse con mayor ímpetu.

O será que algunos y algunas no pueden sacarse de encima esa mirada lánguida, mustia, como la del bulldog caricaturizado, Motita o Droopy, con sus ojos tristones, y el tonito bonaerense con sus expresiones como "nos orinó un dinosaurio, pero de los nuevos de los viejos", o que les ensarte ilusiones con "ya despertó el gigante".

Lamentablemente, tal vez, para esa facción atribulada de la afición de Chivas, Cardozo es más el tipo que fue como jugador, recio, seco, directo, letal, y que siempre tuvo una predilección especial por ser el verdugo del Guadalajara.

Según los romanos, el nombre de Saturnino procede del dios pagano Saturno, y significa "aquél que siembra".

Tal vez y sólo tal vez, el técnico paraguayo quiera pagar sus deudas, pagar penitencia como entrenador, del daño que le hizo como jugador.

Aquél José Saturnino Cardozo que sembró desolación, hoy, contrito, quiere cosechar reivindicación y la absolución rojiblanca.

Etiquetas:

Fútbol, México, Futbol EEUU

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Demasiadas manos en la cocina, arruinan la sopa. Este jueves, Miguel Ángel Garza le arrojó un puño de sal al brebaje que estaba perfectamente sazonado.

"No han hablado (de la FMF) ...ni para dar las gracias", dijo Garza, respecto a la cesión de Ricardo Ferretti para dirigir los amistosos de la selección mexicana.

Viñeta Rafa Ramos

Queda claro que Garza no manda el mensaje a Guillermo Cantú. Ni a Dennis Te Kloese. Ni a Gilberto Hernández.

Es claro que, en Cemex, en Tigres, están esperando, por lo menos, una palmadita en la espalda, una sobadita en la cabeza, un apretón de manos o al menos un guiño de parte de Yon de Luisa, y si se puede, de Emilio Azcárraga Jean.

Hoy, Tigres y Cemex, se sienten usados y enviados a la "friendzone", con la indiferencia, desdén o altivez de la FMF. Entre desagradecido y malagradecido hay más que una diferencia semántica.

Tigres ha enviado el primer mensaje a la cúpula del futbol mexicano. Y ha sido insolentemente claro y acertadamente merecido.

Queda claro que el partido contra Costa Rica en El Volcán no basta para Tigres. ¿Qué le deja al club? Dinero no necesita, y exponer las deficiencias del vetusto escenario, no será agradable.

1.- ADULTERIO...

Tigres y Cemex le exigirán a Tuca Ferretti que se deje de manipular con dobles juegos. Ha provocado urticaria que el técnico insista en dejar su futuro en manos de la directiva. Y Garza es el pararrayos de esa inconformidad.

Es decir, si Ferretti no llega al Tri, parecerá ser culpa del club. Y si llega, será generosidad del entrenador. Tigres no quiere cometer un error ni deportivo ni de imagen ante su afición.

Ferretti presiona al equipo para que lo libere, en lugar de él liberarse mediante la renuncia, a riesgo de causar inconformidad o, como lo dijo él mismo, una sensación de deslealtad.

2.- VORACIDAD COMPARTIDA...

Tigres y Cemex no quieren perder dinero. No van a indemnizar al Tuca, prefieren retenerlo. Y si Tuca renuncia, quieren una indemnización de parte de la FMF.

Ferretti quiere ordeñar las dos vacas. Irse con un finiquito generoso de Tigres, y pactar con la selección un sueldo superior a los 3.8 millones de dólares que en medios regiomontanos se afirma, recibe por año.

La FMF no tiene problemas de liquidez. La selección mexicana es su pingue negocio. Una vaca con las ubres siempre y bien hinchadas.

Es la única selección de futbol en el mundo que cotiza en dos países, con 14 patrocinadores en México y 14 en Estados Unidos.

Pero, claro, la FMF no está dirigida ni por idiotas en finanzas ni por pataratos en aritmética. Están para sumar, o, mejor, están para multiplicar, y no para restar.

Ricardo Ferreti banca de Tigres
Imago7

3.- MICROSISMOS...

La FMF hizo filtraciones oportunas. Esparcir rumores sobre Pékerman y Tata Martino ayudará a desinflamar la confianza de Tigres y Tuca.

Al argentino nadie lo contratará en México, al ser vetado por haber demandado a Tigres. Y Tata Martino ha dicho que sólo aceptaría dirigir a Argentina, como revancha.

La segunda verdadera opción es Matías Almeyda. Gente del Tri habló ya con él: quédate tranquilo en Guadalajara hasta diciembre.

Ya le advirtieron que al ser sobreexpuesto por su representante Santiago Hirsig fue una medida antipática, además claro del bombardeo ácido del Pelagatos 2.0, según Ricardo Peláez y también - y no tan bien-- conocido como José Luis Higuera.

Y El Pelado la tiene muy cómoda desde el balcón de observador: si no es el Tri será Tigres. Perdiendo, sale ganando.

¿Miguel Herrera? Su única revaloración es enclaustrarse y concentrarse en ganar el título. Muchas palabras y pocos trofeos, operarían en su contra.

4.- REUNIÓN CUMBRE

Más allá de que Dennis Te Kloese es habilitado como apagafuegos de las llamaradas que se le chispotean a Guillermo Cantú, como no entrevistarse con la gente de Tigres y hacerle caravanas de agradecimiento, el cónclave será en octubre en Monterrey.

Ahí, Gilberto Hernández y Yon de Luisa finiquitarían el tema, más imponiendo condiciones que aceptando negociaciones. Y ya se sabe, el que manda no se equivoca... y si se equivoca, vuelve a mandar.

Para noviembre, con juegos en Europa, ya la FMF quiere tener definido al técnico nacional, en caso de concretar los encuentros, en el plan más ambicioso, ante República Checa (14 ó 15 de noviembre) y Francia (19 ó 20 de noviembre).

Te Kloese está haciendo las negociaciones de estos partidos, con el permiso absoluto para que la selección mexicana juegue sin beneficio económico, pero sin sangría financiera.

México quiere jugar en Europa en noviembre especialmente porque por esas fechas, la selección de Estados Unidos estará visitando a Inglaterra y a Italia.

Así, al final, el desenlace de este adulterio del desamor puede ser bajo el sello de la casa. Desde una telenovela con final feliz, en la que todos ganen, especialmente unos milloncitos de dólares. Y felices los cuatro, diría Maluma, agregando a Almeyda.

O puede ser un burlesque trágico-cómico (otra especialidad de la casa) en el que las tres partes sean el hazmerreír lúgubre.

Es decir: Tigres enojado con Tuca y la FMF; Tuca enojado con Tigres y la FMF, y la FMF haciendo feliz a Almeyda.

No podrá negarlo nadie, este ciclo mundialista rumbo a Catar 2022 merece una dotación extra de palomitas con doble mantequilla.

Etiquetas:

Fútbol, México, Futbol EEUU

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Este fascinante, disfuncional e inocuo divorcio, sin matrimonio ni luna de miel previa, entre el futbol de Estados Unidos y México, siempre ha tenido protagonistas peculiares.

Algunos antagonistas/protagonistas de perniciosa memoria. Como algunos pasajes de Rafa Márquez y Oswaldo Sánchez, hasta la persistencia hormonal de Landon Donovan, quien, irónicamente, terminó becado en un futbol del que dijo alguna vez "quiero ver a los mexicanos humillados, de rodillas, llorando".

Viñeta Rafa Ramos

Pasajes como el de Ramón Ramírez, quien un día, harto de provocaciones, simplemente voltea y le asesta tremendo patadón a Alexis Lalas, como para que quedara claro que estatura y complexión física, se emparejan en la cancha y se desemparejan con futbol.

Este martes, Diego Láinez se convirtió en el bienamado del futbol mexicano. Obviamente el americanismo lo trepó a su altar como su nuevo emblema, y hasta quisquillosos rojiblancos, cruzazulinos y pumas, antepusieron la devoción al Tri sobre la animadversión a El Nido.

Láinez pelea un balón, jalonea, empuja y el árbitro marca falta. Matt Miazga, la víctima, por decirlo así, voltea y le reclama al americanista.

Láinez, desde su liliputense estatura confronta al larguirucho estadounidense de sangre polaca, al que ya le había tronado tres vértebras, descoyuntado la cadera y puesto a rechinar el esternón en un par de jugadas.

Miazga, que en polaco significa pulpa, mescolanza, mazacote, había sido convertido en ello, con la pelota de por medio. Y entonces, recurrió a la simpática postura de referirse a la estatura del osado mexicano, que casi sufre de tortícolis, esmerándose en alcanzar a verle la punta del copete al adversario.

Getty ImagesMatt Miazga se mofó de Diego Lainez al ser más bajo en estatura.

Hay 26 centímetros de diferencia, pero Láinez le reta con esa postura de, diría el mejor narrador mexicano de la historia, Ángel Fernández, "sacando sus fierros como queriendo pelear", y el hombre del pulposo apellido, le responde con la mímica de que está muy pequeño para tirarse un intercambio de golpes.

Obviamente eso encrespa más a Láinez. Entonces irrumpe Ángel Zaldívar, y luego Edson Álvarez, de una carrocería similar a la del defensor del Chelsea, a préstamo con el Nantes, le meten un hombrazo y Miazga decide acusarlos con el árbitro.

Miazga seguiría burlándose de Láinez y éste le diría "pero al futbol no sabes jugar". Las puyas se esfuman, pero los vapores de la rivalidad entre EEUU y México, al final afloran. Hasta antes de esto, el juego había sido en tono soporíferamente respetuoso.

Más allá del desenlace, una expulsión necesaria, aunque muy circunstancial y accidental de Zaldívar, y el gol de Adams, que exhibe la oclusión mental de Alanís y Ayala, al enfrentar un pase obvio en diagonal, con el perfil vencido, la cita quedó pactada.

Los promotores del Tri se han puesto las pilas: si no hay un par de buenos juegos en fechas críticas en Europa dentro de su Liga de las Naciones, quieren invitar a Paraguay (con Juan Carlos Osorio) y a EEUU (con Miazga) a jugar en territorio mexicano.

Hay bobalicones que consideran que las burlas reiteradas de Miazga merecían una tarjeta, pero de ser así, Edson debía cargado con otra, por el empellón con el que le sacudió el omoplato al estadounidense y también sus restos de bravucón.

Hay otros que creen que Miazga debe ser castigado por FIFA, como ocurrió, por ejemplo, con el colombiano Cardona al jalarse las comisuras de los ojos para burlarse de los sudcoreanos, y lo que le originó cinco juegos de suspensión en amistosos. Creo que no hay comparación, porque el segundo es un ataque étnico, racista.

Al final, Miazga y Láinez deberán volver a verse en eliminatorias y en amistosos, tal vez en Copa Oro, y en esas extrañas revanchas que concede el futbol.

Y si el mismo jugador americanista, muy centrado en su comentario, asegura que no se sintió ofendido, es uno de esos pasajes, en los cuales habrá que dejar que el veredicto final lo marque la cancha de futbol.

Es pues, me parece, de esos poquísimos y deliciosos retos y duelos, en los que el reglamento y los remilgosos seres humanos deberían sacar las manos y dejar que el talentoso y el picapiedra diriman lo dirimible con la única arma inocuamente perfecta: el balón.

Etiquetas:

Fútbol, México, Futbol EEUU

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- En el duelo de selecciones sin presente, pero con ansiedad de futuro, Estados Unidos resultó mejor en el marcador, pero inferior en la cancha. El 1-0, sin embargo, sentencia el dominio abrumador sobre México en la contabilidad de partidos amistosos.

Juego de un juego de altibajos, que de cierta cordialidad pasó a la algidez cuando Diego Láinez, desde su corta estatura, confrontó sin arredro ni temor a Miazga. Esto desencadenó en un par de empellones sobre el estadounidense por parte de Ángel Zaldívar y de Edson Álvarez, y Miazga arrugó con los de su estatura dándoles la espalda.

Viñeta Rafa Ramos

Con el 0-0 a cuestas y pocas penurias de ambos arqueros, llega la expulsión de Zaldívar, en un resbalón pisando la pelota, pero embistiendo en su caída con los tachones a Trapp. La roja, por accidental, no es menos merecida.

El gol de Adams, entre la artritis reumatoide tan conocida de Alanís y Ayala, y su torpeza mental para no saber leer una jugada anunciada desde el fondo, sentencia el marcador al '71.

¿El saldo? México hizo su apuesta por proponer el juego, y lo hizo el primer tiempo y en el segundo lapso, a partir de que elige la modificación de cuatro en el fondo, en lugar de la línea de cinco, para tener más presencia en media cancha.

¿Estados Unidos? Recuperó su esquema natural, el de las generaciones de Bora, Sampson, Arena, Bradley y que sólo llegó a corroer y promiscuir la farsa absoluta de Juergen Klinsmann.

Lo delicioso es que EEUU también tiene talento y tiene jugadores con pegada que deberán madurar en las andanzas en sus ligas y con la selección.

El estilo estadounidense siempre será cuestión de paladares. Si, ratonero, de emboscadas, de acechanzas, pero, al final, ese recurso le ha llevado en la historia a esas praderas del quinto juego en una Copa del Mundo, y que una selección mexicana sin un estilo continuo y definido, aún vislumbra desde el incómodo lote baldío de los suspiros.

Más allá de ser el protagonista del sofocón chusco al encarar, por decirlo de alguna manera, a Miazga, Diego Láinez fue el jugador atractivo del duelo, especialmente con una travesura por el lado derecha, lujo especial de su habilidad y de esa corta estatura, que le permite adulterar su centro de gravedad de manera prodigiosa.

Omar Vega/Getty Images

Hubo jugadas en las que Láinez se vio aislado y solitario, no por falta de acompañamiento, sino por poco entendimiento. No encontró, a pesar de los esfuerzos de Abella y Alvarado, el diálogo necesario para hacer daño, con la interrogante de la afinidad que podrá llegar a tener a futuro con Jonathan González.

Lejos del lleno, porque afortunadamente el aficionado mexicano en EEUU ha aprendido a elegir los encuentros importantes, y los otros que son un engaño, los 40 mil aficionados, con una desigual presencia estadounidense, debieron salir satisfechos porque se sumaron pasión y compromiso en el juego, que, cierto, a veces, no terminan por avalar un buen espectáculo.

Tuca Ferretti, al menos, tras dos derrotas en la Fecha FIFA de septiembre, habrá hecho sus cálculos para octubre, para enfrentar a una desamparada Costa Rica y una selección chilena que ya empezó con problemas con su cuerpo técnico a raíz de la marginación de Alexis Sánchez en estas jornadas.

Ferretti sabe que tiene barro y que tiene arcilla. Con algunos jugadores sólo podrá hacer macetones y con otros podrá decorar modestos museos. Con 99.99 por ciento de segura su permanencia en el Tri, en octubre, ya habrá menos espacios para explicaciones y más espacios para resultados.

Etiquetas:

Fútbol, México, Futbol EEUU

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.