LOS ÁNGELES -- Cuando Jesús Martínez citó a conferencia de prensa para confrontar el sumario de acusaciones del #TuzoGate, cabían dos opciones. Ah, pero él eligió la tercera. Y eligió mal.

1.- Podía, el dueño del Pachuca, haciendo acopio de documentos, vivencias, testigos y testosterona, lanzarse en una guerra abierta, no contra Televisa, sino contra las dos hijas predilectas de la empresa: la FMF y la selección mexicana. Pudo (puede) desatar un #FMFGate.

2.- Podía, Jesús Martínez aceptar que algunas de las denuncias sobre la edificación y desarrollo del Pachuca son ciertas, ofrecer sanearlas, prometer bendiciones comunitarias, y hasta pretender desconocer la magnitud del impacto de las canonjías y prebendas recibidas, pero retribuirlas a la sociedad. Un "usted disculpe".

Viñeta Rafa Ramos

Pero el patriarca tuzo eligió una tercera opción. La que parecía menos inteligente. Su acto público de emancipación, de liberación, de exculpamiento, terminó en un bochornoso suicido. Todo un Humpty Dumpty.

Decidió reconocer que recibió las bendiciones de los gobiernos de Hidalgo, pero justificándolo con los beneficios que deja a unos cuantos, aunque él habla de más de mil familias, y cuando se le veía acorralado, endosaba a terceros la responsabilidad de dar respuestas y explicaciones.

"Construir y no destruir, y sin traicionar nuestros principios", fue la jaculatoria reiterada del dueño del Pachuca, usándola como un punto de reposo para cavilar y enmendar, con un semblante nervioso.

Seguramente entendió, demasiado tarde, que había sido un error la comparecencia y más aún el tono de la misma.

Imago7Jesús Martínez salió en defensa propia de las acusaciones en su contra a raíz de un reportaje de televisión.

Ojo: un tipo astuto sin duda, Jesús Martínez tiene en sus manos documentos, peritajes, balances contables, auditorias, testimonios, referencias y hasta allegados, que bien podrían haber puesto a temblar a la FMF y a sus intereses supremos: el Tri.

Tan hábil y astuto es, que logró persuadir, a otro personaje, de comprobada inteligencia y agudeza, como González Ornelas, hasta convertirlo y abandonarlo, como el chivato y además chivo expiatorio de las intenciones de Decio de María de renovar a escondidos, de forma mezquina y fraudulenta, los contratos de transmisión del Tri con Televisa.

Jesús Martínez ha intentado dos veces medir fuerzas con un tipo de menos cacumen, como Decio de María, pero con un titiritero con más poder y malicia que él.

1.- El Grupo Pachuca quiso reventar a Juan Carlos Osorio con un edicto de 14 recomendaciones para el técnico de la selección mexicana. Decio, asesorado desde el Salón Oval de Televisa, no confrontó, sólo dijo: "Gracias, tomamos nota. Lo revisaremos y hablaremos con el entrenador". Y el complot de Martínez se hizo trizas.

2.- Después, con los contratos de la selección mexicana, armó una campaña con los otros dueños de clubes hasta que en una Asamblea (Yunta de Dueños, dixit Sven Goran Eriksson) le dijeron que era muy tarde, pero que hay para dentro de cuatro años, tomarían sus recomendaciones en cuenta. ¿Y saus compinches? Judas modernos.

Cuidado: más allá de la beligerancia de Martínez por tomar el control de la selección nacional y mostrar la imbecilidad y la pusilanimidad con la que se maneja la FMF por parte de algunos alcahuetes, lo cierto es que la razón amparaba al patriarca tuzo.

Los argumentos hacia Osorio eran legítimos, y la batalla para acabar con el monopolio voraz de Televisa transmitiendo al Tri, no eran sólo actos legítimos, sino además necesarios y atrevidos.

Pero, Jesús Martínez, y hoy lo sabe más que nunca, ha sido abandonado, como lo mencionábamos cuando comenzó esas revueltas imposibles de consumarse. Obvio: víctima de sus vicios, no puede implorar virtudes.

Los otros propietarios de equipos, los que estaban de acuerdo con el ultimátum a Osorio y con terminar el porfiriato televisivo, al final se acobardaron, recularon y lo entregaron como ofrenda al ridículo. Un mártir cornudo.

Y lo demás, ya lo hemos comentado: el #TuzoGate, plagado de verdades, es una advertencia inequívoca al Grupo Pachuca de quién manda en el futbol.

Y eso también va para quienes creían que la supuesta separación de Emilio Azcárraga Jean le haría perder poder a Decio. Eso sólo lo creyeron algunos bobalicones... o muchos bobalicones.

Al final, tristemente, nadie gana. Con la revelación de tantas situaciones ilícitas, a Jesús Martínez lo despojaron de credibilidad. Lo aislaron como a un paria. Es carne envenenada. Y quien en el futuro se acerque a él, también quedará maldito. Un leproso funcional.

Decía Maquiavelo que "la venganza es un platillo que se sirve caliente, pero se come frío". Televisa lo entendió y preparó el reportaje. Jesús no lo entendió y creyó que bíblicamente "resucitaría al tercer día". Él fue su propio Pilatos.

¿Y los otros dueños de equipo? En México se define con un proverbio: "El que por su gusto es buey, hasta la coyunta lame".

Entonces, ellos, los dueños de equipos, a seguir lamiendo, todos, para que no les llegue a ellos, también, su propio #TuzoGate.

Etiquetas:

México, Pachuca

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Tres, sí, sólo tres precisiones en torno al detallado e irrefutable #TuzoGate expuesto por Televisa Deportes.

1.- El trabajo periodístico es impecable. Incluye documentos y testimonios. Los defensores pasionales o asalariados del Pachuca no pueden refutar la verdad.

2.- La segunda intención del mismo trabajo periodístico, bajo encargo, puede y debe ser cuestionable. Hay quien urde la investigación por motivos específicos y hay quien ejecuta -supongo--, con una doctrina de imparcialidad.

3.- ¿Es la primera investigación de otras más? ¿Esa acuciosa devoción periodística seguirá después con Xolos, León, Puebla, Veracruz, Cruz Azul, Chivas, patronato de Pumas... y contando? ¿Y... América? ¿Y... las cesiones de Atlante, Necaxa y San Luis por parte de Televisa?

La sociedad o complicidad o alianza entre Jesús Martínez y gobiernos priístas, con las denuncias de donaciones de terrenos de una cotización multimillonaria, hasta las licenciosas licencias en la condonación de impuestos, no es nueva, pero alguien ya le puso rostros, edictos, firmas y testimonios.

Decir que lo sabíamos y que lo exponíamos en diversas plataformas desde hace ocho años, cede ante la irrefutable información en poder de Televisa Deportes, manejada además con el tacto de un comunicador, del que histórica y amistosamente, sólo puedo citar elogios y respeto, como Francisco Javier González.

El segundo punto es también irrefutable. Cuando el Grupo Pachuca salta contra la FMF exigiendo públicamente la licitación de los derechos de transmisión de la selección nacional, y lo lleva ante una "Yunta de Dueños (dixit Sven Goran Eriksson)" para que el resto de las televisoras tengan, al menos, el derecho a aspirar a la subasta de las transmisiones, fuimos claros, vendrían represalias. Y no deportivas necesariamente.

Insisto: la pulcritud del trabajo periodístico no exime al sospechoso ideario de una empresa de una eventual intención colateral. La mejor manera de demostrar que no es una retaliación, sería que el grupo de reportajes de Televisa siguiera con otros clubes. Esos que mencioné antes y otros más. Y que caiga quien caiga.

El reportaje enarbola una gran verdad: presuntamente el Grupo Pachuca ha recibido beneficios que deberían recibir estrictamente los habitantes de uno de los estados más necesitados de abatir sus déficits en educación, vacunas, atención médica, etc.

Viñeta Rafa Ramos

Los lujosos platillos en cada suntuosísima sesión del Salón de la Fama, serían bienvenidas en tortilla y frijol en las mesas de precaria alimentación de los hidalguenses. No sólo de pastes vive el nombre...

El reportaje habla de la posibilidad de que de acuerdo al reglamento de la FMF, Jesús Martínez y/o el Pachuca, podrían ser desafiliados de la Liga MX, por "incurrir en actos delictivos o de dudosa reputación".

Entonces, después debería seguir la FMF con el resto de los clubes mencionados, y otros más, incluyendo claro, al mismo León, propiedad de la familia Martínez, y que está demostrado, recibe algunas bendiciones similares del gobierno de Guanajuato.

¿Y Xolos? ¿Y Cruz Azul? ¿Y Puebla? ¿Y Veracruz? ¿Y la venta del Atlas?

¿Quedaría en el mejor de los casos una Liga MX con seis equipos? ¿O tal vez un par más? ¿O tal vez un par menos?

Imago7La sociedad entre Jesús Martínez y gobiernos priístas no es un tema nuevo.

Aprovechando la inercia de esta investigación, sería fascinante ver la conducción de una similar, por parte de esta audaz voz de denuncia, hacia los promotores y las transferencias de jugadores. Se me ocurre, por ejemplo, la de aquel arquero Sebastián Sajá al América, o la de Oswaldo Sánchez al mismo Nido... o la de Óscar Ruggeri.

Lo cierto es que, insisto, desde el Salón Oval de Televisa, se está lanzando apenas una advertencia. Todos entendemos que Jesús Martínez podrá ser desafiliado, pero el Pachuca no.

Comentaba en Raza Deportiva de ESPNDeportes esta mañana de lunes que este pasaje suena un poco a un escena legendaria de la cinematografía mundial...

¿Recuerda Usted cuando el productor de cine Jack Woltz se niega a darle un papel al ahijado (Johnny Fontane) de Don Corleone y le enfatiza al brazo derecho de El Padrino, Tom Hagen: "dile que ese cerdo de Johnny Fontane nunca trabajará conmigo y que yo no me bajo los pantalones por muchos italianos que vengan"?

Al día siguiente, Woltz despierta y sobre su cama aparecen cabeza y pescuezo de su pura sangre favorito: Khartoum. Fontane tiene el papel.

Bien, Jesús Martínez y el Grupo Pachuca encontraron la cabeza de su Khartoum sobre el tálamo de su historia oculta...

Etiquetas:

México, Pachuca

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Termina el sueño de Pachuca en Mundial de Clubes
LOS ÁNGELES -- Lo peor es la retórica del autoconsuelo. Esa, la palabrería para curarse las heridas de la incompetencia. Lengüetazos en las heridas como resabio abnegado de la hipocresía.

Pachuca oficia la catarsis de su propio indulto con frases sobadas, tras caer ante un Gremio con descompensación de horario y la carga competitiva.

Pachuca refriega la percudida imagen, mientras Gremio dobla las camisetas que ni siquiera necesitan lavarse. El adversario no mereció sudarlas.

"Dominamos el juego". "No merecíamos perder". "El arbitraje". "Terminamos metiéndolos en su cancha". Y más, claro. Los estribillos del fracaso. No sólo, otra vez, del Pachuca, sino de la incapacidad del futbol mexicano para hacer más respetable la irrespetada zona de Concacaf.

Más allá de que el América fue menos indigno contendiente en la edición pasada, ante un "Real de Madrid (dixit LaVolpe)", esta vez Pachuca contaba con escenarios favorables, porque más allá de adaptado al hábitat, había absorbido los estragos del jet-lag.

Gremio, pareció que estaba haciendo la siesta, y le entregó el gasto y el desgasto a Pachuca, quien ratificó que su paupérrimo nivel en la Liga no era porque estuviera secretamente administrando sus esfuerzos para convertirse en el Strategos (el caballo negro de Aníbal) del torneo.

Con Edson Puch marginado por conflictos con su entrenador, y Urretavizcaya transferido y distraído con Monterrey, Pachuca fue todo esfuerzo, pulmones, músculo, y un poquito de cacumen, pero a Everton le bastó un segundo de lucidez en su modorra, para resolver con un balazo cruzado sobre El Conejo Pérez, y Gremio finalista.

A excepción del América, y que igual terminó cuarto, la historia no miente, los anteriores enviados al matadero del Mundial de Clubes por parte del futbol mexicano, curiosa, irónica y absurdamente, terminan teniendo pésimos rendimientos en los torneos de Apertura, y por lo tanto llegan desvencijados moral, futbolística, física y competitivamente al reto.

Encima, en un acto doloso, turbio y vergonzoso, el futbol mexicano decide renunciar a la Copa Libertadores de América, por que "no se compaginan los calendarios", según una de las mayores --no la más grande de todas--, mentira de Decio de María, y su escudero Enrique Bonilla.

Ya hemos analizado la farsa que representa ese argumento, pero cuánto habría significado, por ejemplo, para Pachuca, haber competido ante equipos sudamericanos, o concretamente brasileños, antes de medirse al Gremio.

Ah, pero tanto Jesús Martínez como Andrés Fassi defendieron a muerte esa decisión de Decio de María, que, lo henmos reiterado, se ordenó desde el Salón Oval de Televisa, porque fue la manera más brutal, descarada y alevosa de sacarse la competencia de la transmisión de los juegos de la Libertadores por Fox.

No decidió, lo dijimos entonces, el futbol mexicano, sino Televisa para sacarse de encima la realidad de que Fox atraía la atención cuando los equipos mexicanos competían en la Libertadores.

Bueno, hasta Chivas que ya tenía el boleto asegurado vía Copa Mx, estuvo de acuerdo en que se cancelara la participación en la Libertadores.

Pero, insisto, tanta culpa tiene Decio, Bonilla y su patrón en el autoexilio, como los dueños de equipos que agachan los cuernos y sumisos, serviles, asienten ante las decisiones absurdas, malolientes o torpes, de sus dirigentes.

Entonces, ahora, como dicen los colombianos "que chupen de su cocinado" o "se quedaron como el becerro, mamando", que cualquier referencia es tan sana, popular e inocente, pero cierta para ejemplificar la situación.

¡Ah! Pero, no olviden falta la Final de la Copa Mx, en la que el aporreado Pachuca regresará a enfrentar al desgastado y desilusionado Monterrey.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.