Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Reporte: Ya le preguntaron a Tomás Boy sobre los refuerzos
LOS ÁNGELES - La estupidez es uno de los lujos más caros. Y en Chivas están dispuestos a pagar por ellos. Y mientras más costoso sea, mejor.

Expertos en la autodestrucción, en pegarse un tiro en el pie, los dirigentes del Guadalajara eligen lavar sus errores con nuevos errores.

Eso demuestra que no necesariamente una tonelada de torpezas da un gramo de sabiduría. Especialmente en el Guadalajara.

Falta saber de quién es la decisión: ¿del inmortalizado por Ricardo Peláez como #ElPelagatos2.0 o de quien se condecoró a sí mismo en Twitter como el presidente de la incompetencia? ¿O de ambos, de José Luis Higuera y Amaury Vergara?

1.- Entregan en bandeja a su mejor prospecto en años: José Juan Macías a Grupo Pachuca, que a su vez se ha distinguido por prestarle sólo a jugadores de medio pelo.

Macías es castigado así por negarse a jugar para Zacatepec, el equipo de #ElPelagatos2.0. Ha sido el segundo mejor jugador mexicano del Clausura 2019, después de Luis Montes.

2.- Ahora ha decidido, según publica el diario Mural de Guadalajara, ofrecer el dos por uno. Dejaría ir a Macías, pero quiere a Erick Aguirre y a Víctor Guzmán a cambio.

De nuevo el Grupo Pachuca abusa de manera indecente y obscena de sus bobalicones colegas. ¿Valen Guzmán y Aguirre 18 millones de dólares?

3.- Víctor Guzmán fue negociado a préstamo en la época de Néstor de la Torre con el Pachuca. Pero fue en la administración de José Luis Higuera, cuando se le cede de manera definitiva.

Con la llegada de Palermo a Tuzos, Guzmán ha sido sacrificado injustamente. Resulta que hace seis meses tenía piel para Europa y ahora, a veces, no tiene pellejo ni para titular.

4.- La misma sección deportiva del Grupo Reforma asegura que Chivas amarró el regreso de Oswaldo Alanís.

Sí, ese mismo Alanís que se fue de vacaciones a la Segunda División de España, después de provocar un zafarrancho que provocó la limpia despiadada de Matías Almeyda y del grupo de jugadores que eran fieles al técnico argentino.

Higuera jugó con dos caras en el caso Alanís y ahora Chivas lo recupera... ¿como la gran salvación? ¿Tendrá un nivel superior al nivel apenas regular que tuvo antes de irse a su Año Sabático en el ascenso español?

5.- Si el Atlas no se adelanta en la maniobra, el Rebaño Sangrado pretendería regresar a Gallito Vázquez, para agruparlo con Jesús Molina, y sacrificando, claro, a canteranos como Fernando Beltrán y El Tortas Pérez.

Cierto, las intenciones son buenas. Da hasta para una segunda película del Guadalajara: La Caravana de los Hijos Pródigos.

El problema es ese cíclico recorrido de despilfarro financiero, de suicidio económico, que elige Chivas. Los millones que perdió, decide pagar por ellos.

Brutales errores en ceder a Guzmán, Macías y no saber negociar con Alanís, por torpezas diversas, y ahora lo que podía haber negociado se le convierte en una carga multimillonaria.

Jorge Vergara siempre dio muestras de algo: ser un genio financiero, para ello, basta recordar la forma en la que audazmente adquirió a Chivas.

Sin embargo, ahora que sus duendecillos, #ElPelagatos2.0 y el auto condecorado en Twitter como el presidente de la incompetencia, tratan de enderezar el rumbo, financieramente lo hacen con la misma muñeca fuerte e imprudente, pero decidida, que el capitán del Titanic.

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Querían. Y sabían cómo. Pero no pudieron. La #YuntaDeDueños -como la bautizó Sven-Goran Eriksson-sigue arando y estercolando su frustración.

Fidel Kuri y Veracruz gozan de fuero, de impunidad y de inmunidad. El padrinazgo político que los ampara, socorre, apadrina y patrocina, tiene la última palabra.

Viñeta Rafa Ramos

En la Asamblea de Dueños del futbol mexicano -mejor conocida como #YuntaDeDueños--, todos estaban a favor de la desafiliación de Fidel Kuri y si era necesario, la desaparición de la franquicia veracruzana. Especialmente quienes han sido intimidados o amenazados por él.

Motivos, argumentos y violaciones por parte de Kuri, sobran para echarlo del futbol mexicano. Pero, se queda.

Y no, entiéndalo, no fue consultada la #YuntaDeDueños sobre el caso Veracruz, sólo fue notificada. Ya se sabe, el resto de propietarios sólo escucha y obedece. "Sí, amo. No, amo. Lo que usted diga amo. Cuando usted diga, amo".

Si bien pagó los 120 millones de pesos por su permanencia, la realidad es que el resto de adeudos con ex dirigentes, ex jugadores, personal administrativo y la misma Liga, eran suficientes para congelar a Kuri.

Ocurre que cierta clase política está convencida que con el apoyo a Kuri y Veracruz, el poder político de la entidad volverá al PRI, desde la trinchera del Veracruz, dicho sea de paso porque el mismo dirigente de los Tiburones es un auténtico tiburón en aguas políticas.

El Veracruz siempre ha sido un botín, una catapulta y un bastión político en la sociedad jarocha. Desde los tiempos de Miguel Alemán Velasco (hijo del ex presidente de México Alemán Valdés y padre de Alemán Magnani, dueño de Interjet), el equipo satisfacía necesidades políticas y populistas.

Hoy, con la presencia de Cuitláhuac García Jiménez (de Morena), a través del Veracruz, se tratará de fortalecer a otro movimiento político, más allá del trabajo de Kuri descreditando a las autoridades y culpándolas de las crisis de inseguridad social, cívica y financiera del equipo.

Por eso, la #YuntaDeDueños tendrá que soportar la presencia de Fidel Kuri, en especial alguien a quien se asegura lo habría amenazado gravemente, como lo es Alejandro Irarragorri, quien ahora asume injerencia directa en Santos y Atlas, con una multipropiedad sui géneris.

Habíamos comentado hace semanas en Raza Deportiva de ESPNDeportes que habían puesto una condicionante a Kuri para aceptarle el pago de los 120 millones de pesos y fingir que no tiene adeudos pendientes, algo que incluso FIFA condena.

A partir de la complacencia con Kuri, éste se comprometió a frenar sus embestidas públicas contra la FMF, la Liga Mx, y claro el VAR y el arbitraje, además de que si vuelve a aparecerse Edgardo Codesal por su estadio, ya no volverá a desacomodarle las meninges con un zape a traición.

Y desde ese momento, Kuri dejó de emitir tweets. El último bajo conflicto habría sido el 11 de mayo, para tratar de desacreditar las aseveraciones de La Palmera Rivas, quien denunció que el dueño del Veracruz había amenazado a los jugadores, prohibiéndoles más denuncias por falta de pago.

"Cuando el debate está perdido, la calumnia es el arma del perdedor", publicó Kuri, pero sin arrobar a La Palmera Rivas, quien se ha mantenido en sus acusaciones.

Pero, reclamos a la FMF, Liga Mx, el VAR o la Comisión de Arbitraje, habrían terminado, según se les informó en la #YuntaDeDueños. Kuri aceptó el silencio.

Por lo pronto, con dinero fresco, Kuri se propone trabajar a fondo. Se asesora de alguien que fue declarado persona non grata para el futbol mexicano, por una Asamblea de Dueños del futbol mexicano, Guillermo Lara. Dios los hace y el Diablo los junta.

Hasta este momento, sus dos columnas para el nuevo proyecto de Veracruz, Enrique Meza y Jorge Urdiales, le han dado las gracias.

¿Cuánto durará este silencio de Kuri al estilo San Benito o de los cartujos y los trapenses? Seguramente hasta la primera derrota de los Escualos en el Apertura 2019, es decir por ahí de la primera fecha del torneo.

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Tigres finalista. Cerró el partido a lo Diego Alonso... y sepultó a Diego Alonso y sus Rayados. 1-0 y el 1-1 en el global es bendecido por el reglamento. ¿León o América?

Un gol de corazón suicida de Guido Pizarro. Cabezazo brutal que le cuesta una conmoción al chocar con la testa de Gallardo. Un héroe de guerra que terminó en el hospital.

Un tsunami brutal de estremecimientos para el apostolado felino en la jornada. Primero, la muerte de una leyenda, Batocletti, y después, la resurrección de sus Tigres, pero los últimos 30 minutos, con el alargue hasta el 97, tragando esa pus verde de la angustia, de la bilis, de los sobresaltos, del microinfarto.

Monterrey colaboró. Como lo ha hecho el pizarrón del pánico en la historia de Diego Alonso en Rayados. Décimo juego (180 minutos), que pierde el botín por espantarse antes de que le ladren.

Alonso eligió defender el 1-0 en la dimensión desconocida de 90 minutos del Juego de Vuelta. Se expuso a perder, aunque cierto, pudo ganar, pero Nahuel Guzmán tuvo una de esas noches que borran los rictus de sus "nahueleadas" tan costosas.

En un juego accidentado, con los imponderables clavando emponzoñadas agujas en los muñecos vudús, obligó a cambios dramáticos, por las lesiones del mismo Pizarro, además de Salcedo y Barovero. El infortunio jugó tiempos extras.

Al final, Tigres hizo lo suyo. El gol de Pizarro le dio el boleto. Tuca Ferretti, fiel a su tacañería y pragmatismo extremo, subrayó el reglamento en amarillo y lo puso en caja de caudales. Ese 1-0 era su seguro de vida.

Cuando Tigres envió el mensaje de cerrar compuertas, tarde se dio cuenta Alonso de que había perdido el tiempo, la osadía, la esperanza, el partido y el pase a la Final. Al miedo arrinconado del Tuca, el entrenador de Rayados permaneció en el rincón del pánico, sin mover piezas.

Necesitaba un gol para obligar a Tigres a hacer dos más. Pero quiso vivir al amparo del 1-0 del Juego de Ida. Sacó un triste paraguas la noche del diluvio. Y aún cuando Guido Pizarro empató el global, Monterrey jadeaba de angustia en su afán de evitar el segundo.

Sus cambios los gestó Alonso en la ruleta del error. Por ejemplo, sigue creyendo que el futbolista más caro de la Liga Mx, Maxi Meza, algún día va a atreverse a meter la pierna o desgastarse los pulmones.

Tigres tuvo que resistir en el umbral del soponcio, los remates de Funes Mori, de Pabón, de Avilés Hurtado, de Rodolfo Pizarro, pero el balón salió desviado, se estampó en la humanidad de Nahuel o terminaron en los postes.

Con Monterrey exhausto y volcado sobre la meta de Nahuel, invocando un chiripazo, Tigres tuvo tres oportunidades impecables con mayoría en el área de Rayados, una la deja ir Edu Vargas, y las otras dos las arruina Jürgen Damm, en especial una de ellas, volando un disparo en la cara del gol.

Más allá de jugar mejor parte del primer tiempo, y de montar una trinchera numerosa, masoquista y sufrida en el cierre del juego, Tigres parece lejano del nivel de protagonista genuino de una Final.

Impresionante el escenario. Nuevamente la afición rebasa en mucho a su equipo. Mientras la tribuna en una constante pasión, metabolizando de manera impresionante la catarsis de cada jugada, mientras rebasa el punto de ebullición, abajo, en la cancha, juegan bajo cero. Una deslealtad a tanta lealtad.

Ahora, Tigres esperará impaciente al adversario en turno, a sabiendas de que en generación de futbol se encuentra por debajo de los dos posibles rivales: León y América.

Monterrey, con Diego Alonso, me recuerda una frase que leí algun día: "cavó una tumba profunda... sólo para enterrar la pala".

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Getty ImagesLos azulcrema, de Miguel Herrera, llegan con desventaja al Nou Camp.

LOS ÁNGELES -- América: su mejor noche en el torneo. El peor resultado deseable.

León: no fue una de sus mejores noches del torneo. Pero, el resultado, es el mejor posible.

América 0-1 León. Un juego cargado de intensidad, de devoción, de ansiedad desesperada por la victoria. Una retribución a tantas expectativas y a tanta expectación.

Bombardeado de polémicas, de cambio de sede, la única situación de contingencia, al final, en La Corregidora, la vive el América, al quedar obligado el América a una victoria jugosa el domingo en el Nou Camp de León.

Miguel Herrera lo había subrayado: "Este equipo gana cuando quiere". Y la noche de este jueves quiso, en verdad quiso, pero no pudo.

Ante el cautivante León, con el embeleso y el compromiso por jugar bien, América tuvo su mejor noche. Por momentos, en el arranque del segundo tiempo, en el coto de Cota, empezó a generar soponcios.

A pesar de las dislexias futbolísticas de Nico Castillo y Mateus Uribe, donde se enfangaba y se enredaba el empuje de sus compañeros, a pesar de ello, el fervor y el compromiso del americanismo, no había sido tan evidente con todo y su linaje de campeón vigente.

Especialmente, el trabajo de doble cobertura y de relevos sobre Ángel Mena, fue realmente una lección de cómo poder enjaular, transitoriamente, al mejor atacante del torneo en curso.

Y sí, le pusieron grillete a Mena, pero se olvidaron del resto. Ahí, la neuronal ecuación vertiginosa del gol: Montes-Sambueza-Macías.

Con un Chapo Montes monumental, como líder generoso al frente y cubriendo los pasadizos dejados por la lesión de Iván Rodríguez, el León siempre tuvo la brújula del juego en sus manos, excepto en esos minutos de sufrimiento del arranque de la segunda mitad.

Era explicable, Rubens Sambueza, colosal en el primer tiempo, haciendo coberturas y duplicando las marcas, empezó a agotarse, pero le quedó un respiro, un hálito, para germinar la jugada del gol junto con Montes, y obsequiarla el moño a J. J. Macías, para sentenciar el marcador.

El marcador parece un sarcófago monumental para las pretensiones americanistas. Pero, el 1-0, si América es capaz de igualar o mejorar su rendimiento de este jueves por la noche, aún mece sus ilusiones en los vendavales de la esperanza.

Sin embargo, León seguirá desarrollando de vuelta su exquisitez futbolística el próximo domingo, y claro, con ese implacable y despiadado disfrute para jugar al futbol.

Porque, queda claro, quien queda en contingencia, en emergencia, bajo alarma sísmica, es el América, y al Nou Camp difícilmente entrará su equipo de rescate.

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- "Ahora no joven...". Es una expresión populachera en México. Se usa para negar o rechazar un servicio, o para explicar que ya no hay de lo que se vendía.

Se usa desde para rechazar biblias, o agua del Mar Muerto, o boletos para la rifa del Ángel de la Independencia. "Ahora no joven...".

Viñeta Rafa Ramos

O, incluso, para rechazar una convocatoria a la selección mexicana. "Ahora no joven (Gerardo) Martino, gracias".

Seguramente el Tata debió quedarse pasmado. Ha sido más desdeñado que Hugo Sánchez en sus coqueteos al Real Madrid. Tiene más desprecios que camarones una sopa instantánea.

1.- Carlos Vela dijo que prefiere dedicarle tiempo a su familia y al LAFC. "Ahora no joven, gracias".

2.- Javier Hernández espera la llegada de su primogénito y quiere estar al lado de Sara Kohan, y desarrollando otros proyectos personales. "Ahora no joven, gracias".

3.- Héctor Herrera se declara cansado y con ojo avizor al contrato con Atlético de Madrid. O tal vez, tras el desliz en Las Lomas, le pusieron un cinturón de castidad verbal. "Ahora no joven, gracias".

4.- Y Tecatito Corona avisó con tiempo, desde la más reciente Fecha FIFA, que la Copa Oro le importa tanto como la Copa Confederaciones y otras tantas que ha desdeñado. "Ahora no joven, gracias".

Tata Martino debe estar anonadado y patidifuso, diría Chespirito. "Nadie dice no a una selección nacional", dijo, dice, pero seguramente ya no lo dirá. Bienvenido al mundo del: "Ahora no joven, gracias".

Retomo la frase de Salvador Dalí: "Nunca regresaré a México, es un país más surrealista que mis pinturas". Tata Martino se enteró tarde.

México, Gerardo Martino
Imago7Gerardo Martino vivirá su primer torneo oficial con la Selección en la Copa Oro 2019

Al menos el técnico del Tri se ha quitado una carga de encima. Ya sabe que si sabe contar, no debe contar con ellos.

El mensaje es claro: Herrera, Chicharito, Tecatito y Vela no estarán tampoco para las eliminatorias para la Copa del Mundo de Catar 2022.

A nadie debe quedarle duda: estas negativas apestan a divorcio, a rompimiento definitivo y por ambas partes. Nunca un adulterio hizo tan felices a ambas partes.

Ahora, Gerardo Martino sabe claramente con quiénes puede contar. Al final, con ellos y sin ellos, México siempre se ha quedado en la zona limítrofe entre la utopía y el fracaso, claro, de este ladito del fracaso.

Y se deben respetar los motivos personales, muy válidos, de los hoy renuentes, y les llamo renuentes, porque llamarles desertores es acusarlos de traición, y para ser traidores necesitarían haber tenido ideales legítimos y no nomás #ImaginarseCosasBienChingonas.

Feliciten, quienes deban, al Tata Martino. Tiene menos escollos en su camino, aunque más trabajo por delante.

Y al final, las renuncias de los cuatro jugadores, son reflejo del mismo futbol mexicano, de su mismísima FMF, y por ello recuerdo un fragmento del libro de Torcuato Luca de Tena, Los Renglones Torcidos de Dios.

"No te preocupes por ellos --le decía a Dios- porque todos son equivocaciones tuyas. Son los renglones torcidos, de cuando aprendiste a escribir. ¡Los pobres locos son tus faltas de ortografía!".

Amén...

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Nacho Ambriz debe muchas respuestas. En lo personal, me gustaría saber cómo y cuándo se dio cuenta que este León podía volar en lugar de correr.

El León se ha convertido en el protagonista fascinante del Clausura 2019. Un futbol agresivo, espectacular, implacable, devastador y con una alegría desmedida.

Ha sido, en el torneo, el único equipo que desquita cada centavo que se pague por el boleto. En el mundo de los tacaños, el León es generoso.

Recordemos: durante mucho tiempo, los relativos éxitos de Nacho Ambriz apenas cotizaban en la Bolsa de Valores del Fracaso... y a la baja.

Y, como acto de injusticia, los éxitos absolutos de Ambriz, terminaron por no pertenecerle. La Concachampions con América le pertenece a Ricardo Peláez, y la Copa Mx con Necaxa le pertenece al olvido.

Por momentos más deslumbrante que el mismísimo León de Gustavo Matosas, el equipo de Ambriz muestra una exuberante solidaridad y colectividad que asombra. No hay riña, ni envidias, ni vanidades. El gol exuda camaradería.

No debió ser fácil labor. Se había ido el goleador histórico y parecía que Mauro Boselli dejaba un maleficio, especialmente por la forma estercolada y apestando a azufre en que se dio el rompimiento.

Algunos refuerzos del León despertaban dudas. ¿Joel Campbell, gitano en fuga de mejores pastizales? ¿Exorcizado del Cruz Azul como demonio, Ángel Mena parecía una compra de pánico? ¿J. J. Macías, exiliado por Chivas, por negarse a ir a jugar a la Liga de Ascenso?

De alguna manera, en una de esas respuestas que adeuda Ambriz, logró congeniar de manera eficiente y eficaz a estos tres jugadores, tal vez, y sólo tal vez, jalando esos hilos particularmente sensibles del orgullo, de la casta, del coraje, de la revancha consigo mismos.

Y mientras tanto, Ambriz restituía a Luis Montes el control absoluto y el liderazgo del equipo, encontrando un nivel que recuerda al de aquel León Bicampeón. Ha vuelto a ser aquel futbolista que lamentablemente puso en pausa severa aquella grave fractura ante Ecuador antes del Mundial de Brasil.

Tras la derrota ante Xolos en el Nou Camp, la directiva leonesa se puso nerviosa. Las cuentas no cuadraban en el arranque del torneo. Se abrieron plazos urgentes, pero sin ultimátum.

Y, simplemente, despertó la Fiera. Hizo erupción ese equipo vertical, vertiginoso, exacto, comprometido, disciplinado, fervoroso, que, insisto, obliga a estar pendiente de sus citas, para regodearse con lo que hacen en la cancha.

Obvio, Nacho Ambriz tiene un gran mérito, pero, sin duda, la salud interna del grupo, es determinante para que se entienda que el éxito del equipo es el reflejo claro de la generosidad gremial de cada jugador.

Ojo: deseable es que con la defensa que hace de jugar bien al futbol, sin trampas, sin aspavientos, sin chapuzas, se corone campeón y se mantenga la base para el siguiente torneo, que tendrá la bendición de un período largo de preparación.

Pero, nadie, y menos en el futbol mexicano, con sus delincuenciales personajes, como el arbitraje y el VAR, puede garantizar que el León, mereciéndolo, termine siendo campeón.

Por lo pronto, le espera el América. Y enfrente está Miguel Herrera, otro técnico que suele saber exprimirle lo mejor a sus jugadores, cuando es absolutamente urgente.

Como sea, el secreto de Nacho Ambriz y su grupo, ha rescatado la idea clara de que aún en el futbol mexicano se puede jugar un futbol espectacular y ganador, y que no necesariamente deben dormir en camas separadas.

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Un León y tres ratones. Así, simplistamente, las Semifinales del Clausura 2019.

Mientras el León desazolvaba la Liguilla con la majestuosidad de la especie, los otros tres semifinalistas, lo hicieron de la manera más ratonera -aunque legítima-posible.

Aniquilando las ilusiones de unos Xolos sindicados por Ricardo LaVolpe y El Chelís Sánchez por su percudida participación, el equipo de Nacho Ambriz resolvió el Juego de Vuelta y la llave, sin necesidad de llevar la ropa a la lavandería después del partido.

Qué gratificante es ganar así, respetando el futbol y su enunciado principal: diversión, y agreguemos la generosidad del espectáculo.

Viñeta Rafa Ramos

Mientras tanto, América, Tigres y Monterrey, debieron jugar con pañales sus compromisos de vuelta ante Cruz Azul, Pachuca y Necaxa, con una veladora en una mano y el cronómetro desangrando segundos de angustia en la otra mano.

Qué lamentable es clasificar así a Semifinales. Los planteles más caros de la Liga Mx, rascando de manera barata y baratera su supervivencia en la Liguilla.

Las Águilas traicionaron su linaje. Salieron ante Cruz Azul con el espíritu de la rapiña que decide alimentarse con los rastrojos del Juego de Ida y dejó crecer a La Máquina que se quedó, como tantas veces, a metros de la playa.

Si lamentable fue la actitud del América, de nuevo jugando disminuido, mientras Mateus Uribe sigue en el limbo y a Nico Castillo le queda grande la camiseta, en el caso de Cruz Azul, las conclusiones son pavorosas.

Si piensan en La Noria que jugar con dignidad 90 minutos de una encerrona fatalista de 180 minutos, es motivo de consuelo, desfile y alegría, son entonces, una alegoría del alguna vez genuino Cruz Azul.

Enfundados lastimeramente de nuevo en el "jugamos como nunca y no calificamos como siempre", explica porque Cruz Azul se convierten en clientes frecuentes del América, al que le bastó, bajo esa sensación masoquista, diría Juan Luis Guerra, cruzando el Niágara en bicicleta.

Por más que abnegadas y sufridas, invoquen la compasión porque fueron mejores los 90 minutos, las plañideras celestes, al final, se estampan severamente ante su realidad: 22 años sin título de Liga.

Encima, en inexplicables decisiones de Pedro Caixinha, saca a sus dos mejores jugadores, Cabecita Rodríguez y Orbelín Pineda, como queriendo guardarlos para una Semifinal que no va a jugar.

Y dónde ya no puede exigir respeto el portugués, es que la última veladora se la encendiera al mártir del fracaso, a Cauteruccio, al enviarlo a la cancha por el gol de la clasificación.

¿Y Tigres? Gignac le salva la vida que se le escapaba entre estertores ante un Pachuca que encontró a un equipo comodino, entregado, dispuesto a ser eliminado. Lástima por el Tuca Ferretti, quien ya se hacía de vacaciones, porque deberá trabajar unos días más.

¿Y el tercer ratón? Como antes había sido Barovero, ahora se agregó Rodolfo Pizarro. Un equipo que responde por estímulo natural de un excelente plantel, pero que en la banca le ponen unos grilletes uruguayos más mezquinamente poderosos y aterrorizados que sus antecesores.

El rescatista Pizarro hace el gol de la supervivencia, a un equipo que terminó el juego boqueando desesperadamente por oxígeno, mientras todos siguen esperando el advenimiento del jugador más caro del torneo: Maximiliano Meza, quien confirma lo aquí señalado desde antes de su llegada: tiene un congelador en el pecho.

Así las Semifinales, pues: un León haciendo honor al nombre, ante unos ratones que con aires de grandeza se visten de Águilas, de Tigres, y de...

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- La crisis se ha convertido en la dieta de Chivas. Opípara, por cierto. Y mientras más le sirven, a la carta, más se muere de hambre.

Legionario del fracaso en torneos recientes ("¡Ah, pero le ganamos al León!"), ahora el Guadalajara pierde batallas más peligrosas en su guerra por sobrevivir.

Este sábado, el diario Mural de Guadalajara consigna que Chivas adeuda 20 millones de dólares al fisco por impuestos no pagados en 2010. En este tribunal fiscal no estaba Luis Enrique Santander como ante Tigres. Y ante el VAR hacendario, perdió Chivas el fallo. A pagar.

Visto así, J. J. Macías (15mdd) pertenece más en este momento a Hacienda que al Rebaño... o al León.

Y tal vez deba vender a otros más, incluso a Alan Pulido, de quien lo mejor sería un libro con sus memorias sometiendo secuestradores o como piloto de su flamante Lamborghini pero con vicios de chofer de minibús, porque en la cancha...

El artículo citado recuerda que los adeudos de Jorge Vergara y sus empresas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) es cercano a los 2 mil millones de pesos, unos 100 millones de dólares, por impuestos impagos en el periodo 2010/2017.

Para el SAT, el culpable es Vergara, pero para sus abogados y administradores, la responsable es Angélica Fuentes, quien habría urdido mecanismos de fuga fiscal a través de empresas de extraña procedencia y proceder, mediante las cuales se pagaban sueldos a jugadores de Chivas.

Con el descenso como guillotina pendulando a partir de julio, Chivas además está expuesto a que, si no paga en cuestión de semanas, el SAT embargue y remate esos bienes, obvio bajo sus propios cálculos financieros.

Atención: este veredicto del VAR hacendario, es definitivo y es sólo sobre el ejercicio de 2010. Sí, aún faltan, siete ejercicios fiscales bajo litigio, que deben resolverse en los próximos meses. Recuerde: el conflicto total era por 100 millones de dólares.

Habida cuenta que la esclavitud en México no existe, aunque en el futbol se practique, el SAT no puede embargar futbolistas o cartas de propiedad de jugadores. Pero está el Estadio Akron y los terrenos de Verde Valle.

Y si quisieran cobrarse con futbolistas, seguro, si pasan el lector de código de barras sobre los ombligos de Pulido o La Chofis López, seguramente aparecería ese odioso y odiado mensaje en páginas de internet: HTTP ERROR 404. Sí, mercancía caduca.

Por eso, a pesar de que se insiste en que ya hay un comprador de Chivas, aprobado en su momento por el convaleciente Jorge Vergara, ninguna operación se llevará a cabo, de acuerdo por ambas partes, hasta que se limpie fiscal y financieramente al Guadalajara.

Chivas pues se asoma a un escenario dramático de bancarrota absoluta. Deportiva y financieramente, y por supuesto, crediticiamente. ¿Con qué dinero pueden ir al Tianguis de Jugadores o Draft de Futbolistas?

E insisto, de este plantel actual, sobrevalorado, ni todos juntos valen esos 100 millones de dólares, incluyendo la colección de películas de El Santo y Blue Demon, que vía tianguis tiene en su videoteca Amaury Vergara.

Parece pues, que, si Chivas sobrevive, será sólo para asistir a su funeral...

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Aún con la Final en la encrucijada del misterio, la Champions ha dejado disertaciones ejemplares. Y las lecciones germinaron en la médula misma de los finalistas.

Más allá de la escrupulosidad de los dirigentes de Liverpool y Tottenham para armar planteles, o de la habilidad quirúrgica de Klopp y Pochettino en el diván y en el pizarrón, más allá de esas manifestaciones legítimas, hay una prédica aún más poderosa.

Ellos, quienes pisaron la cancha, evangelizaron de forma maravillosa, durante 180 minutos, sobre el oficio privilegiado de futbolista.

Viñeta Rafa Ramos

Muchas veces ridiculizados de forma generalizada como divas y vedettes, pero, estos jugadores, de Liverpool y Tottenham, consagraron majestuosamente el perfil ejemplar de un futbolista profesional.

Y tal vez esa es la más generosa herencia, el más valioso legado de las Semifinales de la Champions: los futbolistas demostraron a todos sus congéneres que son capaces de llegar al límite de no conocer sus verdaderos límites.

Ambos equipos, crucificados por el marcador en los Juegos de Ida y por las lesiones inclementes de sus referentes, terminaron poblándose de 11 oráculos en la guerra final y definitiva. Ni Leónidas tuvo esta clase de espartanos.

Y, así, a la soga misma que colgaba de su pescuezo, los jugadores de los equipos ingleses la convirtieron en un moño de gala, con la seda de la victoria.

Insisto, no menosprecio el trabajo preciso verbal y táctico de sus entrenadores, sin embargo, la devoción, la disciplina, el compromiso, la filiación ensangrentada con una misión de matar o morir, trasciende la hazaña misma.

Pochettino comemora com o time do Tottenham
Charlotte Wilson/Offside/Getty ImagesPochettino comemora con el Tottenham la clasificación a la final de la Champions League

¿Entenderán el resto de los futbolistas, en ese universo de pompa, gala, narcisismo y socialité en que viven, el encanto privilegiado de ser predestinados a uno de los oficios mejor pagados y más admirados del mundo?

Eso sería lo deseable. Que a partir de la sublimación, de la exaltación ejemplar de pasión, de fervor, por el futbol, que dejaron para la historia en los acápites de oro de la historia de la Champions, el resto de los jugadores aprendiera de ella.

¿Cuántos jugadores habrán sentido cuánta vergüenza y oprobio profesional, personal, deportivo, familiar, porque se quedaron en el camino al no tener esa hambruna extrema por la victoria, por la gloria, por el deleite simple del deber cumplido?

Pero, sobre todo, cuántos habrán hecho suya al reprimenda, el reclamo, el regaño, el apercibimiento público porque ellos no fueron capaces de pelear cada balón y cada segundo, hasta el último balón y hasta el último segundo.

Y cuántos aprenderán, a partir de sus próximos 90 minutos de privilegio a tratar de ser capaces de librar su propia batalla con el aburguesamiento, la comodidad, la desidia, para hurgar en sí mismos si aún conservan intacto, un poco, la menos un poco, de los mucho que tuvieron sus colegas de Liverpool y Tottenham.

¿Se imagina incluso a ese bajito, con rostro de zarigüeya asustada, genio y artista con el balón, vestido de azulgrana, envuelto, arrastrado, contagiado por la vorágine competitiva de los once que tuvo enfrente y de los once de Pochettino?

Seguramente, pero muy seguramente, ya habríamos dejado de compararlo con Pelé, Garrincha y Maradona, para empezar a compararlos a ellos con él, con ese, futbolista más prodigioso del mundo, pero del que dicen, idos Xavi e Iniesta, ha quedado en el desamparo.

Etiquetas:

Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Viñeta Rafa Ramos
LOS ÁNGELES -- ¡Qué bello es el futbol! Liverpool compró su maná de hoy, con el hambre de ayer. 4-0 (4-3) al Barcelona...

¡Qué bello es el futbol! Especialmente así, con un Liverpool que jugó fortalecido con la sangre de sus caídos: Salah, Firmino y Keita...

¡Qué bello es el futbol! Éste. Ése, el que no cree en invencibles, ni en divinidades, ni en balones de oro, ni en deidades, ni en etiquetas de #EsQueEsElMejordelMundo, ni en seres superiores...

¡Qué bello es el futbol! Éste. Ése, el de los quijotes, el de quienes sólo creen en sus propios milagros, el de quienes vencidos aún creen en la victoria, de quienes confirman que la perseverancia derribó hasta los Muros de Jericó...

¡Qué bello es el futbol! Éste. Ése, el de un hombre, Klopp, que encontró las palabras exactas para mostrarles que la derrota es el pebetero de toda Ave Fénix: "Si fallamos, si perdemos, lo haremos de la forma más bella y digna".

¡Qué bello es el futbol! Éste. Ése, el que sentencia a los arrogantes y condecora a los humildes; ése, el de aquellos que entregan el pellejo antes que la bandera; ése, el de quienes resguardan que la gran victoria siempre se esconde tras pequeñas derrotas...

¡Qué bello es el futbol! El de un equipo que el lunes había perdido la Liga y la Champions, y hoy, a bocanadas de fe en sus propias hazañas, aún se ilusiona con ambas batallas...

¡Qué bello es el futbol! Éste. Ése, el de un equipo que se convirtió al trozo de la canción Across the Universe de uno de sus cuatro juglares y eruditos, John Lennon, y pasó en una semana de "los estanques de pena, a las olas de alegría".

Y lo hizo defendiendo el futbol. Más aún, exaltándolo. Consumándose a la práctica del deporte y religión de la humanidad.

¿Barcelona? Un grandísimo sinodal. Una excelsa comparsa. Actriz de reparto. Marilyn Monroe en turno. Sin su heráldica, la epopeya de Liverpool, sería una anécdota de contenido, y no la parte sublime de la historia.

Regresarán Barcelona y su Lionel Messi al bálsamo empobrecido de la Liga de España. El Camp Nou es una capilla de contrición, ante el monstruoso circo de Anfield.

¿Tottenham está muerto? Liverpool protagonizó una hazaña, no está al alcance de cualquiera, pero está al alcance de todos. Y el Ajax debió entender el mensaje.

Etiquetas:

Fútbol, México, América

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO