Get ADOBE® FLASH® PLAYER
¡Chivas rompe con las rachas!
VIDEOS RELACIONADOS video
LOS ÁNGELES -- Contrastes de este Clausura 2019 que llega a su clausura en esa tolvanera de contradicciones.

1.- América exprimía las últimas gotas de ese licor sagrado de adrenalina para meterse a la Liguilla, y exánime confesar que las piernas están fatigadas según su técnico Miguel Herrera.

2.- Chivas puso en la cancha toda esa testosterona mezquinamente guardada durante todo el torneo, para poder, al menos, sacar la cara de la letrina del ridículo.

Inconsistente, como lo ha sido en el torneo, cobijándose angustiosamente bajo el amparo frágil de un penalti convertido por Emanuel Aguilera, El Nido firmó con caligrafía temblorosa su inminente Liguilla, pero con todo el maquillaje de campeón vigente seriamente demacrado.

Chivas, en cambio, en un acopio monumental de cinismo y arrepentimiento, juega su mejor partido del torneo. Les pagaron por seis meses, y sus jugadores creen que rescataron el pellejo por 90 minutos. Barateros en barata.

Cierto, Guadalajara domesticó al León, aunque en el torneo no haya podido domesticar su abulia, negligencia, displicencia e indisciplinas. Leones ante el León, hienas huidizas ante el resto.

"No habrá tolerancia a la incompetencia", había dicho Amaury Vergara, el incompetente presidencial. Sus jugadores demostraron ante el León que dejan de ser incompetentes cuando está en competencia su contrato. Jornaleros de la desfachatez.

Se anuncia que J. J. Macías se quedará en el León, o al menos en el Grupo Pachuca. Y que Erick Aguirre, refunfuñando, llega a Chivas, para intentar desazolvar desde el fondo de la Tabla de Porcentajes. Topos de sus propias ruinas.

América, en tanto, equilibrista de la aritmética, se ve en Liguilla. Jugará al parchís con dados ajenos, para saber dónde termina en la tabla. Su futuro está en ruletas de otros.

Una victoria sufrida. El Piojo explica circunstancias piojosas: lesiones, sobrecargas, fatiga, falta de ritmo. Lo cierto es que tiene diez días para la Liguilla. Para su fortuna, el calendario no lo maneja el VAR.

Ante el Santos sin alma de Almada, América no quiso, no pudo o no supo ser desalmado. En los primeros minutos borró a los Guerreros. Jonathan Orozco evitó el escándalo.

Después las Águilas se tomaron vacaciones en pleno juego, encendiendo veladoras a la estrechez del 1-0. Marchesin, un par de veces, arruinó la pujanza de Santos, que quiso aprovechar que América había apagado el motor y encendido el aire acondicionado.

Es mentira que las derrotas llegan a tiempo, en todo caso, hay victorias, que bien revisadas, por perturbadoras, llegan a tiempo. ¿Habrá suficiente tónico aún en los discursos de Miguel Herrera y Santiago Baños?

¿Debe preocuparse Miguel Herrera? Recordemos que antes de la Liguilla y en la Liguilla misma del torneo anterior, América despertaba más dudas que certezas. En el segundo juego ante Pumas y en la Final de Vuelta ante Cruz Azul, el equipo llegó pleno.

Por eso, mientras en América, El Piojo se queja de que el tanque se la vacía de combustible, en el Rebaño se dieron cuenta que tienen el tanque lleno, porque pasaron 15 jornadas sin usar combustible.

Y claro, uno está en la Liguilla y con trofeo de Copa MX, mientras que el otro espera la lista intolerante de recortar incompetentes, del hombre que acusó incompetencia contratando a todos los incompetentes que están debajo de él, en ese organigrama perfecto de incompetencia que es el Guadalajara.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Chivas no tiene clara la decisión. Hoy, Tomás es el entrenador. Mañana, quién sabe. Por un lado, creen que deben probar con otra fórmula para reconstruir al club, pero por otra, saben que han logrado atraer a un personaje de gran experiencia y conocimiento que bajo otra clase de circunstancias podría funcionarles. Nada nuevo: no saben qué hacer mientras aguardan, impacientes, el final de la temporada... En tanto deciden si es con Boy o sin Boy, hay dos nombres que se perfilan poderosamente como candidatos a la dirección técnica...

CIUDAD DE MÉXICO -- Veo a Tomás Boy resignado y a José Luis Higuera pensativo. Chivas quiere que se termine lo más rápido posible el torneo, debe pasar antes por la “aduana” del número 1 y número 2 de la tabla, para ponerse a trabajar en la meta que sigue.

Sigo pensando que lo mejor que la ha sucedido a Chivas en esta precaria época ha sido la incorporación de Tomás Boy, pero la pregunta es si Chivas cree o creerá lo mismo al término de la campaña. “Sí, nuestro acuerdo es por cuatro juego”, recalca Higuera quien no se atreve a adelantar nada sobre el futuro del club.

Boy no ha podido sacar a Chivas de su mala racha. Suma derrotas ante Morelia y Puebla y le quedan partidos ante dos de los mejores equipos del semestre: León y Tigres. ¿Depende totalmente Tomás Boy de los resultados? Todos los entrenadores tienen una valoración a partir de los juegos que ganan y pierden, pero en este caso en particular, hay que tomar en cuenta lo que la institución arrastra desde los últimos días de Matías Almeyda y hasta la reciente era de José Cardozo. Me parece que tanto Higuera, como Mariano Varela, el director deportivo y Marcelo Michel Leaño, el encargado de fuerzas básicas, podrían analizar algo más que resultados para emitir una recomendación al dueño del club, Amaury Vergara.

Hoy, casi lo puedo asegurar: la decisión es que Boy no tenga continuidad. Mañana, el tema puede cambiar.

Al mismo tiempo en que podemos descartar cualquier posibilidad sobre Antonio Mohamed, no quieren que se repita parte de la experiencia del final de la era Almeyda, puedo entender, después de escucharles, que hay dos nombres poderosos que revolotean la mente de los que toman decisiones en Chivas en caso de que la decisión sea no extender el trato con Boy. Uno es Juan Carlos Osorio, el ex entrenador de la selección mexicana y el otro Paco Jémez, el ex director técnico de Cruz Azul y actualmente con el Rayo Vallecano. Osorio llena todo el perfil de lo que busca Chivas. Es la “gran apuesta” de Mariano Varela. Lo considera un tipo trabajador, estudioso y respetuoso que puede sacar los mejores resultados de un grupo de futbolistas mexicanos. Y Jémez les convence por su personalidad. Higuera lo conoció en sus días con Cruz Azul y Marcelo Michel Leaño lo vio trabajar en Vallecas.

Tomás Boy es hoy el entrenador de Chivas y el club podría darse cuenta de que, a partir de él, pueden construir un futuro. Cuatro partidos con la inercia que tiene este plantel no parecen ser el termómetro adecuado para medir a Boy, pero el Guadalajara tiene mucha presión. Su estado futbolístico le ha conducido a un paraje en donde empiezan a notarse algunos síntomas de desesperación. ¿Boy o no Boy?

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Épocas diferentes. Primero el padre los etiquetó como "bola de niños caguengues". Ahora el hijo los estigmatiza como "incompetentes".

No es fácil jugar en Chivas. Peor: no es fácil fracasar en Chivas. Peor aún: no es fácil consumarse y consumirse como un fracasado en Chivas.

Y en este naufragio rojiblanco no hay a quien tirarle un salvavidas. Por el contrario, algunos merecen amarrarles lastre a sus pies para que se hundan más rápido.

"Es una camiseta de seda que pesa como plomo. No todos pueden vestirla", explicó alguna vez el legendario Guillermo El Tigre Sepúlveda, ese mismo que expulsado ante el América se quitó esa seda rojiblanca, la extendió en la cancha y les gritó a los entonces Canarios: "Con esta, con la pura camiseta, basta", y escupió al menos 73 palabras obscenas.

Sí. De esos ya no hay en Chivas. Ni como El Tigre ni como tantos otros. Hoy, se los espetó primero Jorge Vergara, hay una "bola de niños caguengues", y después Amaury Vergara los humilló en Twitter: "incompetentes".

Obvio: no hablo sólo de este plantel que afanosamente lucha para irse al descenso en junio de 2020, sino de tantos otros que le precedieron, con algunas excepciones -muy contadas--, claro.

Pero, hoy, hay algunos farsantes ahí. Ellos piensan que son personajes de novela o de un animé, pero de tan burdos y vulgares, no merecen ni un grafiti en los canales del desagüe.

Desde el que muestra un arrojo alucinante, como de "heroíno" de Avengers o de Game Of Thrones, para, con su rostro terso e intacto, y el copetazo quietecito, someter a una pandilla completa de malosos, inoportunos y abyectos secuestradores, solamente con sus peligrosas y recién manicuradas manos.

Si esas fantasías disparatadas que cocina en su cabecita, las hiciera con el balón y en la cancha, no sería el cacharro que en saldos y a mitad de precio trata de vender su equipo, para ahorrase ese sueldito millonario.

O el otro, personaje VIP, que rechonchamente es popular en centros de atención personalizada, porque, seguramente trabaja tanto y juega tanto, que necesita diario de masajes especiales, o si no relaja sus músculos con trenecitos en vaporoso y aromático jacuzzi.

Y como ellos, muchos otros. Hay muchos casos en que el jugador se transfigura en un espécimen de vicios privados y virtudes públicas. En Chivas, no es así: son tarambanas cuyos vicios son más públicos que privados.

Y mientras Amaury Vergara pasa del dicho al hecho, tras la juramentación pública hecha en su cuenta de Twitter, mientras eso ocurre, los jugadores de Chivas reciben esta semana a una fantástica y maravillosa bestia: el León, que se ha dedicado a despellejar vivos a sus adversarios.

Seguramente el Thanos Pulido espera ansioso este encuentro, como Hércules cuando enfrentó al temible cancerbero de tres cabezas a las puertas del Infierno. Qué es una caterva de secuestradores, una chusma de raptores, cuando tiene a un magnífico oponente cono el León.

Vaya Pulido, vaya, desóllelo y cuelgue la zalea esmeralda en el zócalo de sus alucinaciones, hágalo con esas poderosas manos, aunque se le escorie el esmalte, y se le desacomode el esculpido tupé.

O tal vez, si lo desea, pues finja que sufrió una lesión tan grave, como aquella en el Clásico ante América, esa misma que los médicos nunca pudieron encontrar, clasificar, identificar o reportar con uno de esos latinajos extraños.

Seguramente, luego de ser investidos y revestidos con el uniforme de la incompetencia, los jugadores de Chivas saldrán a jugar ante el León el partido de su vida. Ganarle al todopoderoso del torneo, creen ellos, les ungiría de perdón público.

Estarían equivocados, porque aun venciendo a León y a Tigres, ellos, estos jugadores de Chivas, en la clasificación zoológica de los felinos, no pueden ser catalogados por encima de tristes gatos bodegueros.

Y aunque en el futbol pueden ocurrir hasta milagros, pueden perpetrarse hasta absurdos, lo peor que le podría pasar al Guadalajara sería no ser masacrado por el León.

Un empate o una victoria sería una mentira aún más tóxica que las que cuenta el Julio Verne de enorme copete y poquita testosterona, y que usa la camiseta con el número nueve.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Amaury Vergara irrumpe a escena. Juramenta, de momento, en redes sociales, acciones depurativas y drásticas en Chivas.

Cuidado Amaury: un tuitazo, oportuno u oportunista, tiene efecto boomerang. El dicho, sin hecho, es cohecho.

Ante el silencio absoluto e irreprochable de Jorge Vergara, el tuit narcotiza de esperanza -nuevamente-- a la afición de Chivas. La anestesia del consuelo.

Amaury Vergara sella un compromiso: actuar, decidir, castigar, reaccionar, reconstruir. Es tarde, pero no demasiado tarde. Aún las ruinas, tienen cimientos.

¿Por qué no reaccionó antes? ¿Se lo impidió su propio padre, entregándole la Iglesia a Lutero (sí, a ese, #ElPelagatos2.0, según Ricardo Peláez)? Es como poner a un pillo a recoger las limosnas, se pierden hasta los cepos.

El riesgo de la cruzada, va implícito en el mismo trino en Twitter. "No habrá tolerancia a la incompetencia", subraya Amaury en esta transfiguración que promete en Chivas.

Omite u olvida, o tal vez revela y se rebela. Se lo recordamos vía Twitter al mismo aspirante a cineasta: él es parte de esa incompetencia que promete castigar sin tolerancia.

¿Y quién es más incompetente, el incompetente mismo o quien por incompetencia confió y contrató en tanto incompetente?

Si en Chivas hay que echar a los incompetentes, como promete Amaury Vergara, ¿quién demonios cerrará la puerta por dentro?

Aunque tiene todo el parloteo de un candidato a lidercillo de una zona rural, habrá que reconocerle a Amaury la audacia de su compromiso final, que, de entrada, debería ser el primero en su enunciado tuitero.

"Defenderé la tradición y nadie estará por encima de los valores de Chivas", ofrece en una expresión que cualquier tinterillo podría haber fabricado.

Amaury debe entender que la tradición de Chivas está por encima de él, y que no necesita un espontáneo aspirante a Quijote para defenderla. Ya se sabe, la fuerza de Chivas está en sus 30 millones de aficionados, no en verborrea advenediza.

Asevera Amaury que nadie estará por encima de los valores de Chivas. No se ha dado cuenta, pero hoy, José Luis Higuera se pitorrea de los valores históricos de Chivas, y echó a jugadores y entrenadores por el capricho de cualquier enano con poder, y lo mismo hizo para vender jugadores.

Los valores de Chivas, de nuevo, están en su historia, y no en manos de un personaje que ostenta como sus mayores satisfacciones personales haberle cargado y jalado los cables a Alfonso Cuarón en la cinta Y tu mamá también, y a Guillermo del Toro en El Laberinto del Fauno.

De cualquier manera, reaccionar y accionar por parte de Amaury Vergara, es alentador para la afición de Chivas. Demuestra que no todo es inercia, atrofia, anquilosamiento del conformismo.

Significa que alguien, aparentemente, ya se hartó de la labor depredadora, destructora, aniquiladora de ese personaje creado por la imaginación de Ricardo Peláez, ese mismo #ElPelagatos2.0.

Decía Giuseppe Mazzini que "las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo". Y Amaury, como príncipe en desgracia del reino de Chivas, no puede tener palabra de menesteroso.

Por eso, recuerda Amaury Vergara: el dicho, sin hecho, es cohecho... y de ahí, sólo hay un paso a la traición.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Néstor de la Torre soltó dos frases brutales este lunes en Raza Deportiva de ESPNDeportes: "Chivas es patrimonio de su afición".

Y: "Me siento más dueño (de Chivas) yo, que ellos (propietarios y directivos del Guadalajara)".

De cuna rojiblanca, ex jugador y ex directivo de Chivas, Néstor de la Torre lamentó el horizonte que se abate sobre el Guadalajara, en este naufragio absoluto del equipo, cuando aún debe enfrentarse a los dos equipos más poderosos del torneo: León y Tigres.

Sí: Chivas aún no toca fondo. Estará ahí, en la antesala del anfiteatro, cuando la fecha 17 lo condene al fondo de la Tabla por el no descenso.

¿Dispone el corporativo OmniLife de 120 millones de pesos para seguir la ruta cínica de supervivencia de Veracruz? Sin duda.

Incluso, esos seis millones de dólares para pagar el derecho a sobrevivir entre los muertos, son una miseria para la cirugía mayor que necesita el club. Con ese dinero, Chivas no puede contratar a ningún refuerzo.

Sin embargo, recordemos, en corto plazo, Chivas debe renegociar las transmisiones de sus partidos a nivel nacional e internacional y en todas las plataformas posibles. Claro, que no sea desde la Liga de Ascenso.

En la entrevista, Néstor de la Torre no menciona al nombre del responsable de la crisis de Chivas, pero da santo y seña del personaje más aborrecido por la afición rojiblanca: José Luis Higuera, a quien se colocó en letras rojas de la historia de la ignominia del Guadalajara, como #ElPelagatos2.0 por obra y gracia del ingenio de Ricardo Peláez.

En un enloquecimiento hormonal, dando rienda suelta a sus rencores, Higuera destazó a Chivas, casi con un fanatismo sospechoso dada su confesa y peligrosa raigambre americanista.

Hay quienes sospechan sobre si es un infiltrado del americanismo. De ser así, hace su trabajo de manera depredadoramente perfecta. Y ni quien detenga a este carnicero.

De haber obrado con una pizca de sentido común -ya no le reclamemos inteligencia--, habría ido reteniendo jugadores importantes, y no hostigaría a los entrenadores, para imponerles que alineen a su peor inversión: Alan Pulido.

Repase el cuadro del Guadalajara sin el #Chivocidio que está consumando Higuera: Rodolfo Cota, Chapito Sánchez o Dedos López, Oswaldo Alanís, la incorporación de Hiram Mier, Aris Hernández, Conejo Brizuela o Víctor Guzmán, Gallito Vázquez, Michael Pérez o Fernando Beltrán, Rodolfo Pizarro, J.J. Macías y Ángel Zaldívar.

Este equipo dirigido por Matías Almeyda, otro exiliado y vetado por Higuera en el futbol mexicano, mantendría un nivel altamente competitivo.

El error más grave ha sido, es y será, que se confíe a un equipo de futbol a un personaje desconectado emocional y pasionalmente del equipo, del futbol y de la necesidad de aprender, capacitarse y actualizarse.

Néstor de la Torre aceptó que su cordón umbilical con Chivas, pasionalmente, afectivamente, sigue intocable a pesar de dos procesos que terminaron en medio de caprichos al estilo de Jorge Vergara. Y reitera: "Nunca le diré no al Guadalajara".

El viernes pasado, Hans Westerhof, quien le diera un perfil holandés a la mejor época de los semilleros de Chivas, declinó volver al club, pero aportó un dato clave: "Cuando Efraín Flores manejó las fuerzas básicas de Chivas, eran las mejores de México; cuando se fue a Pachuca, hemos visto cuántos buenos jugadores han salido de ahí".

Lamentablemente, en esos devaneos de ira y explosividad, tanto Efraín Flores como José Luis Real terminaron hartos de los manoseos de que fueron víctimas en Chivas, pero, seguramente, con alguien que en verdad sepa de futbol, aceptarían regresar.

Pero, hoy, Néstor de la Torre confirma el diagnóstico reiterativo sobre Chivas: "Hoy no hay una figura de autoridad para tomar decisiones".

Ya es sabido, Jorge Vergara está alejado del club por enfermedad, y Amaury Vergara -"una excelente persona", explica Néstor-está más imbuido en la cinematografía.

¿Vender?, se le preguntó a Néstor. En la respuesta, eludió la pregunta. Tan peligrosos puede ser vender como no hacerlo. Emboscadas.

Porque, sin duda, parece el único camino de salvación de Chivas, pero, ciertamente, a Higuera no le importaría que terminara en manos del enemigo, y Amaury, tal vez, si le dejaran dirigir y producir una telenovela, o un programa de concursos, o de chistes en Televisa, aceptaría ciegamente.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los dos clubes llamados "grandes" por el "viejo testamento" del futbol mexicano están eliminados a tres fechas del final, lo cual resulta realmente vergonzoso para su rica y pasional historia. El fracaso de ambos también supone una debacle de las fuerzas básicas del futbol mexicano, Dos equipos que tradicionalmente se alimentan de ellas. Chivas por una necesidad propia y Pumas por un tema de escuela y de raíces. Los dos no tienen derecho a hacer cuentas, cruzar los dedos y a esperar una combinación milagrosa. Están eliminados, por malos, por mediocres. Punto.

 

CIUDAD DE MÉXICO - Nadie le ha avisado a Chivas y a Pumas que sus malogradas campañas se han terminado, con mucha más pena que gloria y que, ambos, alguna vez protagonistas del futbol mexicano, observarán la Liguilla por televisión.

El "viejo testamento" del futbol mexicano reconoce a Chivas y a Pumas como "grandes", pero evidentemente han sufrido más de lo necesario en esa transformación que el futbol de México propuso y estableció sobre la mayor presencia de jugadores extranjeros en las nóminas de los equipos. Chivas, porque depende únicamente del talento mexicano y Pumas, porque siempre tiene problemas económicos, pretextos, siempre sobrarán. La realidad es que han llegado a la recta final del torneo con un paso que supone más que vergonzoso: no pelean por nada. Están lejos de una clasificación y dependen de una combinación matemática extraordinaria, atípica, irreal para alcanzar un sitio en la Liguilla, cosa que, definitivamente, no merecen.

La debacle de Chivas y Pumas también es un "golpe" directo al "corazón" del futbol mexicano. Son dos organizaciones que generalmente dependen en gran medida de su trabajo en la cantera, en las fuerzas básicas. Es ahí donde se fortalecen o debilitan sus sueños competitivos. Algo no están haciendo bien en ese rubro y obviamente en otros, que al final dan como resultado un escenario desastroso.

Chivas se ausentará por cuarta ocasión consecutiva de una Liguilla, algo impensable, terrible, dantesco para su maravillosa historia de prosapia y gloria en el futbol mexicano. Y el problema es que la ausencia de una faceta competitiva del Guadalajara empieza a verse con cierta resignación como si fuese algo natural -y no sobrenatural-. Una pena.

Pumas hizo un cambio de entrenador que al final no le ha resultado. Este mismo equipo, terminó tercero de la general y fue semifinalista en el semestre anterior. Bruno Marioni y sus Pumas fueron eliminados en las semifinales de la Copa por un equipo del ascenso como Ciudad Juárez y está lejos de los ocho mejores del campeonato. Fracaso indudable.

Que Chivas y Pumas no vendan falsas ilusiones. Están fuera de la Liguilla. Han llegado a la recta final, a los últimos tres partidos, nueve puntos en disputa, con una miserable producción en la temporada. No merecen ni tendrán la Liguilla.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Saturnino es un veneno devastador. Letal. Acabó con el Imperio Romano. Casi acaba con el Imperio Rebaño.

José Saturnino Cardozo fue separado de Chivas, que esperaba, milagrosamente, con una directiva #Pelagatos2.0 (según Ricardo Peláez), un técnico de vitrinas vacías, y un equipo con la chequera llena y el espíritu vacío, esperaba, pues, Liguilla, títulos, desfile, confeti, pero el único Tsunami ha sido de mentadas de madre de su afición en redes sociales.

La aritmética y la lógica se confabularon. Habíamos relatado el facilísimo #PlanA (sacra 10 de 12 puntos ante Pumas, Morelia, Lobos y Puebla). Se brincaron el #PlanB (chiripazos ante León y Tigres), y desesperados se abalanzaron sobre el #PlanC, el ''Cese de Cardozo''.

La derrota ante Pumas precipitó el desenlace. Chivas necesita ahora 11 de los 15 puntos restantes para aspirar a Liguilla. Pero, las garitas desalmadas se relamen los bigotes. Morelia, Lobos, Puebla, León y Tigres harán de chivo los tamales al iluso de José Luis Higuera, mejor conocido en el barrio futbolero como el #Pelagatos2.0.

El problema comenzó en Chivas cuando Jorge Vergara, desde su convalecencia, creyó en un devoto americanista y le entregó las llaves del deteriorado reino a Higuera, quien no sólo desmanteló al equipo, sino que en su filosofía de regatear como tianguero, decidió vender sus perros de 10 pesos para comprar gatitos de cinco.

Cardozo es apóstol del Principio de Peter. ''Cada hombre asciende hasta su propio nivel de incompetencia''. Y hasta ahí llegó Saturnino (veneno generado por el plomo).

Culpabilidad es una horca demasiada amplia para sólo poner un pescuezo, el de Cardozo en este caso. Caben más. Muchos más. Todos, incluyendo el del recaído y decaído Jorge Vergara por no atreverse a vender el equipo a tiempo, en tiempo, con tiempo.

Más allá de Cardozo e Higuera, Amaury debe ponerse de corbata esa misma soga en el cadalso público. Si uno le pregunta el equipo ideal en la historia de Chivas, empieza con Guillermo del Toro en la portería y termina con Alfonso Cuarón como extremo por izquierda.

Y claro, los jugadores. Se salvan algunos. Pocos. Quizá sólo el Conejo Brizuela pueda accionar la palanca del patíbulo de la vergüenza en Chivas.

Reitero mi sentencia en este mismo espacio tras la primera derrota ante el América, en la Copa MX. Si Jorge Vergara pudiera, el Jorge Vergara de otros tiempos, si pudiera, los habría corrido a todos tras la promiscua y traicionera actuación ante El Nido.

Llega Alberto Coyote al relevo. Marcelo Michel Leaño, según versiones, ha pedido esperar hasta el fin del torneo para asumir en el Guadalajara.

Figura del león, pero convertido en símbolo con Chivas, Coyote seguramente impactará, como suele ocurrir en las primeras semanas, en el futbolista, que tal vez recuerde que hasta el momento ha cobrado puntualmente cada centavo.

Tal vez Coyote debería ser drástico: ''El que rinda menos del 95 por ciento, lo regalamos al Veracruz''. Seguramente los sinvergüenzas, si los hay, se acordarían que, algunos de ellos, ganan tres mil dólares al día.

El problema de Chivas se agrava. Con Jorge Vergara convaleciente, ¿quién puede tomar decisiones?

1.- Es evidente que Higuera no tiene soluciones inteligentes ni correctas. Enlodar a Almeyda y echar a jugadores clave en los cinco trofeos levantados, es una muestra. Si Facundo Cabarl tenía razón y ''los gerentes sólo cometen gerenteces'', entonces, los #Pelagatos2.0, según Ricardo Peláez, ¿qué cometen?

2.- Amaury Vergara seguramente busca soluciones. Ya debe haber revisado desde los Hijos de Don Venancio y Los Nietos de Don Venancio de Joaquín Pardavé, hasta El Chanfle, en su generosa videoteca para encontrar un mensaje cifrado.

Juan Rulfo, en Pedro Páramo, embelesa con una cita que es un exacto diagnóstico de Chivas: ''Es algo difícil crecer sabiendo que la cosa de donde podemos agarrarnos para enraizar está muerta. Con nosotros, eso pasó''.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ni siquiera un entrenador como Gerardo Martino, con la mayor hoja curricular que jamás ha tenido un director técnico de una selección mexicana. El futbol lo ponen los futbolistas y Martino sabe que, si los jugadores logran elevar su nivel en los clubes, su tarea se simplificará y será posible. Elementos como Jiménez, Lozano, "Tecatito" y Herrera pueden jugar en niveles de elite del juego y jóvenes como Lainez, Guzmán, Gutiérrez, Gudiño y Edson Álvarez deben continuar con su proceso de crecimiento. Con mejores futbolistas habrá más posibilidades, sin duda, de que México escale a la dimensión que tanto añoran sus aficionados.

Por David Faitelson

SAN DIEGO, California -- A la búsqueda del "eslabón perdido", el futbol mexicano insiste en que, si el nivel donde el futbolista juega es mayor, lo será también el nivel que le otorgue a una selección mexicana.

Raúl Jiménez está en gran forma en la poderosa liga inglesa. Hirving Lozano sigue en un plano espectacular en el futbol holandés mientras que Héctor Herrera y Jesús "El Tecatito" Corona están en un equipo que pertenece a los cuartos de final de la Champions League, es decir, uno de los 8 mejores clubes del mundo. Alguno de ellos debe, en un futuro no muy lejano, pisar territorio de las llamadas "grandes ligas" europeas, sitio al que sólo tres mexicanos han podido llegar: Hugo Sánchez, Rafael Márquez y Javier "El Chicharito" Hernández.

Jiménez, Lozano, Herrera, "Tecatito", más otros jóvenes que empujan fuerte --Diego Lainez, Erik Gutiérrez, Raúl Gudiño, Carlos Rodríguez, Edson Álvarez, Erik Gutiérrez, Rodolfo Pizarro, Roberto Alvarado y Víctor Guzmán deben ser la inspiración del "Tata" en este enésimo "reinicio" de un ciclo en selecciones mexicanas.

Nada nuevo apara Martino en cuanto a la gestión de futbolistas que actúan en dimensiones mayores del juego. Con Argentina, tuvo a su mando futbolistas como Messi, Agüero, Higuain, Di María e Icardi, entre otros. Y lo mismo en la gestión que hizo del vestidor del Barcelona. Su misión en México sería potencializar a ese talento y lograr que siga creciendo a nivel clubes para aprovecharlo en la selección.

Herrera, quien se ha ausentado de esta convocatoria para el tramite final de su pasaporte portugués, estaría cerca de saltar al futbol español con un equipo de la jerarquía del Atlético de Madrid. Creo que es lo mejor que le podría suceder a su carrera. Lozano sabe que la liga holandesa empieza a empequeñecer de acuerdo a su rendimiento y que necesita una salida hacía nuevos aires competitivos. Jiménez ha cuadruplicado su valor con la gran temporada en el modesto Wolverhampton. Hoy en día, es el delantero mexicano más cotizado en el mundo futbolístico. Y al "Tecatito" se le ha hecho tarde en el Porto, aunque tendrá una eliminatoria de cuartos de final en Champions altamente atractiva ante el Liverpool para lucir sus bondades futbolísticas.

Quizá el primer fracaso --por llamarle de alguna manera-- del "Tata" Martino en su gestión ha quedado marcada en no poder convencer a Carlos Vela de asistir a este primer llamado. Vela sigue teniendo una calidad que no sobra en el futbolista mexicano y está en un nivel importante en la MLS de los Estados Unidos, pero su historial está lleno de desencuentros con la selección mexicana que incluyo la negativa de jugar el Mundial del 2014 en Brasil.

Comienza la era del "Tata" y con ello debe alcanzarle para parar una selección competitiva y seria en su área, que gane la Copa Oro, que se clasifique sin contratiempos al Mundial y que ya en el Mundial, se fortalezca para tratar de alcanzar una meta largamente añorada por los aficionados de este futbol. Un equipo que pueda enfrentarse ante las grandes potencias del juego con personalidad, orden, idea y capacidad para competir. Pero, como siempre los entrenadores dependen del futbolista. Nada ser más importante que ellos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ese es el verdadero valor del Clásico y por ello América y Chivas se juegan exactamente lo mismo durante la semana. La necesidad emocional de vencer al acérrimo rival deportivo. Dicen que el Guadalajara está más en riesgo debido a la situación que ha padecido en los últimos tiempos, pero... ¿Usted se imagina al América eliminado de la Copa el miércoles en su propia casa? Yo, no. Creo que el partido se juega en una dimensión distinta donde más que tres puntos, más que la posibilidad de meterse a las 'zonas rojas' de la Copa o más que aproximarse a una clasificación cuando el torneo se vuelve adulto, está el orgullo, qué a la vez, se traduce en un premio moral que no tiene precio para ninguno...

Por David Faitelson

SAN DIEGO, California -- Se juegan lo mismo, exactamente lo mismo, porqué cuando hay una cuota principal de orgullo, el 'precio' que se paga por perder es proporcional para cada uno de los bandos. José Cardozo ha dicho que Chivas se juega gran parte de la temporada en la semana de los Clásicos. Miguel Herrera, en el fondo, sabe que tiene una exigencia y una presión similar.

Yo no me imagino al América perdiendo la noche del miércoles y afirmando que la Copa no se encontraba entre sus prioridades del campeonato. Con la inversión y el equipo que ha formado el Campeón vigente del futbol mexicano, todo es prioritario y ganarlo todo es urgente.

Puede que la necesidad de Chivas este más enfocada a lo que suceda el sábado por su intención de romper la terrible racha de tres torneos sin liguilla, lo cual es impensable al tratarse de un club de los tamaños del Guadalajara, pero si fracasa estrepitosamente a media semana (deben contar siempre las formas de ganar o de perder), lo más seguro es que llegue al sábado destrozado moralmente.

América y Chivas están igualmente necesitados de los resultados de la semana. El primero no ha alcanzado un nivel y tampoco una regularidad en su juego, a pesar de las contrataciones que hicieron durante el receso invernal y que incluyo al delantero chileno Nico Castillo. Y Chivas ha mejorado sustancialmente, pero no sabe ganar los partidos. Esta al filo de los 8 mejores en la tabla en un momento fundamental de la temporada donde debe responder si se mantiene o se cae.

Los Clásicos no se miden por puntos, ni por goles, ni por actuaciones. Los Clásicos se valoran por el orgullo que el juego significa. De ahí que el valor de ganar es parejo en las ambiciones del América y de las Chivas.

Hay un premio moral que puede resultar en oxígeno puro para el ganador del Clásico justo cuando la temporada se interna a su parte más delicada. Lo huele Cardozo que lo trata de transmitir a cada uno de sus futbolistas y lo entiende Herrera que viene de perder, finalmente, un Clásico ante Pumas, donde su dolor se refleja porque sigue reclamando errores arbitrales. El valor del Clásico no tiene comparativo alguno con la mayor parte de los juegos del calendario regular. Herrera y el América se han convertido en un 'binomio de miedo' en esta clase de juegos y Chivas, desde los días afortunados de Matías Almeyda, encontró la forma de sobrevivir y competir en la cancha.

El manejo de las emociones promete ser fundamental a la larga semana que proponen Chivas y América. Por un lado, la experiencia es fundamental. Por el otro, la cercanía con los colores y la identidad del club. Los futbolistas que nacieron en las fuerzas básicas de América o de Chivas conocen, desde su nacimiento y desarrollo como jugadores, la responsabilidad y la pasión que alimenta esta clase de juegos.

Puede que haya una diferencia importante entre un plantel y otro o que la realidad del América sea diferente a la de Chivas, pero este es un Clásico, se juega en una dimensión diferente, paralela a lo que significa la Liga, pero lejana en cuanto al valor emocional que está depositada en cada jugada. Chivas y América entran a la semana con el mismo grado de compromiso. Se juegan exactamente lo mismo, un orgullo y un precio que va más allá de los tres puntos, de una Copa o de una clasificación a la liguilla. Esta el orgullo de por medio...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La urgencia del urgido. El Guadalajara no puede permitirse otra temporada en el desamparo y la miseria futbolística. Necesita, al menos, insinuar que va a pelear por el título, que estará entre los 8 candidatos. Su grandeza, su historia, su prosapia no le permite transitar por el mismo escenario de las últimas tres campañas. Es el más apurado en el torneo que arranca en el futbol mexicano. Chivas está contra la pared...

SAN DIEGO, California -- Vuelve el futbol mexicano y vuelve tan pronto que no tuvimos ni siquiera tiempo y espacio para extrañarlo. Los reflectores parecen puestos otra vez sobre la posibilidad de que el América comience una hegemonía, de que Tigres y Rayados respondan a su poderosa inversión y de que Cruz Azul rompa, finalmente, el largo ayuno que en cuanto a títulos le acompaña. Pero la 'urgencia más urgente' es sólo de uno: de Chivas, sólo de Chivas.

Tres temporadas consecutivas sin liguilla, un infame Mundial de Clubes y un desorden administrativo en el que nadie conoce la verdad, porque si el problema no es económico --como lo reiteran sus dirigentes una y otra vez-- entonces es un tema de ineptitud, de torpeza y hasta de una traición. ¿Qué le pasa a Chivas? Quizá sea una combinación casi 'perfecta' de todo. Una institución en aprietos financieros y con las personas menos adecuadas el frente para solventar la situación.

Sea como sea, Chivas comienza el torneo contra la pared. Necesita regresar a una escena competitiva que, aunque no le garantice el campeonato, sí le avale con un equipo que, al menos, insinúe competir por ese campeonato.

Sigo pensando que tiene en José Cardozo al entrenador apropiado. Que puede hacer el trabajo. Las contrataciones que ha hecho durante el receso invernal no son malas --tampoco extraordinarias. Resalta el mediocampista de contención, Jesús Molina, que, en algún momento, llegó a tener un nivel que suponía la exportación a otros niveles del juego. Junto a él, el defensor central Hiram Mier --alguna vez, también, material del más alto nivel-- y otros nombres como el de Dieter Villalpando y Luis Madrigal que deberán demostrar que están por encima de los jugadores que puede y debe producir la propia cantera del Guadalajara. Chivas sacrificó algunos nombres de sus fuerzas básicas para traer a estos futbolistas: José Macías ha sido prestado al León y Ángel Zaldívar termino en Rayados; Orbelín Pineda, considerado como una pieza esencial de los últimos títulos (liga y copa) que consiguió Chivas durante la era de Matías Almeyda, fue vendido a Cruz Azul.

No será nada sencillo para Chivas, pero debe, como menos, meterse en la lucha de los ocho mejores del torneo. Ya si es campeón es otra historia, porque parece muy lejos de las nóminas de América, Cruz Azul, Monterrey, Tigres, Pachuca, Toluca e incluso Pumas. Pero, con lo que tiene, debe pelear.

Chivas es el más presionado de todos, porque su historia, su abolengo, su grandeza no soporta otro torneo en el desamparo y la miseria futbolística. Chivas, con sus virtudes y aún con sus carencias, necesita competir por el campeonato.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO