MOSCÚ -- México ya se refugió en su búnker. Tufo a azufre lo acompaña. El escándalo lo escolta tenazmente, y debajo de esa costra aparecen malos resultados, y la jaqueca que dejó Dinamarca.

La hégira de Héctor Herrera, el mea culpa de Juan Carlos Osorio, y el "sí y qué" de Andrés Guardado, contrastan con el "no lo hicimos, pero ya no lo volveremos a hacer" de Javier Hernández, entre los desencuentros de contradicciones y disparates de esta selección mexicana.

El cambio de aires es una bendición para el Tri. Lejos queda la casona del pecado en Las Lomas y también la tristona experiencia ante Copenhague, en una desesperada maniobra de terapia intensiva para desazolvar esas cabecitas llenas de contrición, fotos, videos, memes y redes sociales.

Concentrarse en Alemania, en esa especie de cuarentena emocional y mediática, ahora la selección mexicana tiene el paraíso del Dynamo de Moscú como retiro espiritual para poner en paz las conciencias y en guerra sus urgencias de trabajo para ser competitivo.

Aunque se ha convertido en la retahíla habitual de Juan Carlos Osorio, "detectar deficiencias y ponerle soluciones con el trabajo diario", es el momento de que las crudas reflexiones de los últimos encuentros, encuentren repercusión genuina en los entrenamientos, y especialmente, ante Alemania.

Queda claro que a partir de este martes, empiezan a trabajarse horas extras al interior del Tri. La cita fatal conocida el primero de diciembre, está ya a sólo unos días: Alemania, de cuerpo entero.

Es momento de que en cancha, los curanderos con la libreta en apuntes bicolor reajusten todos esos movimientos que Osorio lamenta que no se realizan y que por otro lado, según Guillermo Ochoa, son deficiencias intencionadas para "no mostrarle las armas al enemigo".

Afuera de ella, la asignación no es menos descomunal. Hay que hurgar en las cabecitas lastimadas y reparar el daño hecho por lo que parece Sodoma y Gomorra para unos, y una kermesse de santo patrono para otros.

Será determinante el liderazgo, ese mismo que ya reconoció no tiene en su poder Osorio, y que en lo personal aumento las dudas respecto a la eficiencia y efectividad de Imanol Ibarrondo, y que estaría delegada estrictamente a que Rafa Márquez compruebe el ejercicio de poder en el vestuario, un privilegio ganado con el esfuerzo de una carrera con una pentacapitanía en copas del mundo.

Determinante es sin duda el solucionar los problemas de creación de futbol. Sus mejores momentos son creaciones personales, explosiones individuales, especialmente de Chucky Lozano y Tecatito Corona, a los cuales además, es evidente, Osorio parece reacio a reclutarlos simultáneamente para diversificar el poderío ofensivo.

Sin embargo, insistimos, en una generación de futbolistas marcada por profundas cicatrices, por fracasos recurrentes, por decepciones cíclicas, necesariamente deberá haber encontrado el milagroso maná que los cure con la resignación entre tantas afrentas acumuladas.

Si han aprendido la penitencia sublime de los pecados y los tropezones, hoy la selección mexicana asume perfectamente el escenario desafiante que se le presenta.

Ojo: si en el vestidor hay las palabras adecuados, la sacudida correcta, es muy probable que veamos la mejor versión de estos jugadores mexicanos y no necesariamente la mejor versión de Juan Carlos Osorio, caso concreto, lo que ocurrió en Columbus ante Estados Unidos.

Los futbolistas necesitan el mapa de Osorio, porque es mejor una ruta de futbol que salir a ciegas.

Pero necesitan que una voz, que el mismo técnico sabe que no tiene, desentierre el hacha de guerra en nombre de un equipo que ya sólo busca paz mediática.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
El Tri llega a su lugar de concentración
VIDEOS RELACIONADOS video

MOSCÚ -- Es grato saber que nuestro compañero en ESPN, Jared Borgetti, es considerado por la FIFA como una de las 518 leyendas en toda la historia del organismo. El exatacante mantiene esa sencillez que lo caracteriza, por supuesto, asegura sentirse orgulloso de ser parte de la élite mundial, sobretodo porque jamás creyó que en su natal Culiacancito, Sinaloa, saldria a conquistar al mundo. Borgetti es reconocido entre funcionarios de la FIFA, algo que le ha sorprendido. El tema pasa también porque dejó onda huella con su hermosa anotación de cabeza contra los italianos.

Diversos reporteros ya siguen al Tri

 
Cada vez se suman más los periodistas asignados para la cobertura de México en la Copa del Mundo. Es normal que los reporteros del país rival estén pendientes del accionar del equipo adversario al de su país, sin embargo, llama la atención escuchar reporteros de argentinos, brasileños, peruanos y hasta estadounidenses que siguen el día a día del equipo Tricolor. Tristemente, en algunos casos, se debe al escándalo de la fiesta mexicana. Algunos confiesan que en sus redacciones ese tema les hizo voltear a ver a los ‘Aztecas’.

Se rumoran bombas, pero no truena nada en el Tri

Ha corrido fuerte el rumor hasta Moscú que nuevamente se ventilará información poco propicia para la Selección Nacional.

Gente al interior del equipo me asegura desconocer esa versión, llegada desde México, pero entienden que lamentablemente no van a controlar jamás que se especulen este tipo de situaciones. De todos es sabido que en el conjunto nacional hay un ‘pendiente’ que hasta el momento no ha sido sacado a la luz. Digamos que es un ‘secreto a voces’ del que todos conocen y nadie habla. Me parece correcto que no salga, mientras no haya pruebas que señalen a alguien todo queda en mero rumor y desgraciadamente para el equipo mexicano es el pan nuestro de cada cuatro años. Por lo pronto, el Tri no hablará temas extra cancha. Hacen bien, deben concentrarse en tener una buena actuación frente a Alemania, porque en caso contrario los problemas extracancha pueden pasarles factura.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MOSCÚ -- El estar en tierra mundialista renueva todo el ánimo. Es muy posible que la Selección Nacional tenga ese sentimiento de borrón y cuenta nueva para comenzar la ilusión de hacer historia en los mundiales.

El representativo llegará mañana por la noche a Moscú para de inmediato irse a su centro de concentración y preparar el juego contra Alemania, primero en su participación en Rusia. Hoy no hubo entrenamiento y se quedaron a descansar en el hotel sede en Dinamarca, donde algunos jugadores usaron sus redes sociales para distraerse.

Huele a mundial

 

Apenas llegamos a Moscú y ya se siente un ambiente mundialista. Ciudadanos de diferentes países ya se reúnen en el Aeropuerto de Moscú con las playeras de sus respectivos equipos.

Los ticos comenzaron a realizar cánticos en los pasillos de la terminal aérea. Algunos transeúntes los observaban con mucha curiosidad. Como era de esperarse también ya se observan mexicanos con sombreros de charro y playeras en verde tomando los diversos transportes para llegar a sus respectivos hoteles.

Zlatan Ibrahimovic “sí está en Rusia” 

Bien anticipó el sueco Zlatan Ibrahimovic que estaría en el Mundial de Rusia. Minutos después de pasar por migración y recoger las maletas, el atacante sueco aparece en un enorme cartel de unos de los patrocinadores de la justa.

Desde la llegada a Moscú hay pocos carteles que anuncian la competencia, pero lo que sí se puede observar es el distinguido trato a los miembros de la FIFA. Casi a la salida del avión jovencitos están apostados con carteles preguntando si uno es miembro de la FIFA. El trato para los ejecutivos es de primera porque disponen de una línea rápida para hacer trámites migratorios y llegar pronto a su destino.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


COPENHAGUE - Hasta Dinamarca llegó como bomba la versión de que Héctor Herrera no está a gusto con la Selección Nacional y estaría a nada de irse. La noticia no tiene fundamento porque la situación que se vive al interior de la Selección Nacional es de unión, no obstante que se diga todo lo contrario.

Sin duda, el equipo sufrió un duro revés con la revelación de la fiesta, pero de ahí a que haya divisiones y hasta posibles deserciones es absolutamente falso. ¿Ustedes creen que hubiera sido titular Herrera en caso de que no estuviera a gusto? No, el tema es que mientras en nuestro país corre como pólvora esa desinformación, acá los seleccionados se enteran de noticias falsas que hasta les sacan sonrisas.

La única realidad es que seguirá saliendo más noticias de la dichosa reunión y todo terminará en lo mismo, una reunión de todos los jugadores que gradualmente se transformó hasta la madrugada casi en una fiesta particular de algunos seleccionados que invitaron a sus amigas y nada más.

Una mala costumbre cada año mundialista

Bien lo dijo Andrés Guardado, cada cuatro años es lo mismo, jugadores que no hablan con los medios de comunicación porque creen que son sus enemigos. Varios futbolistas del representativo mexicano se pasaron de largo por la zona mixta sin mediar palabras con los periodistas. Algunos en forma amable y otros groseros rechazaban mediar palabra. Sólo Guillermo Ochoa y Andrés Guardado decidieron dar la cara. Eso es plausible, lo que es reprobable es que los seleccionados piensen que la prensa es la culpable de todos sus males.

No creo que ninguno de los que cubrimos al equipo haya organizado la fiesta o llevado a su amigas. No. Hubo una equivocación y deben dar la cara para hablar de lo importante que es lo deportivo, si quieren no del tema personal, pero sí declarar de lo sucedido esta noche en Dinamarca. Desgraciadamente cada ciclo es lo mismo y los más perjudicados son los aficionados, quienes desean saber el día a día y opiniones de los futbolistas.

Aficionados de primera

Ver a miles de mexicanos en las tribunas del Brondby Stadion es un gusto. Varios connacionales gastan miles para venir a ver al combinado nacional aunque sea un partido. He escuchado desde historias de mujeres que viene solas desde México con tal de observar un partido del equipo mexicano en el Mundial. Han llegado a pagar hasta 20 mil pesos, por ejemplo, para presenciar el primer juego en Rusia entre México-Alemania.

Otros vuelan de países aledaños para estar cerca de los suyos, pero es un hecho que el Tri siempre va a tener apoyo de su gente.

Lamentablemente los resultados dan al traste con lo que invierten los compatriotas, pero bueno, dirían que en el futbol se gana y se pierde.

Seguramente el Mundial nos deparará sorpresas, como la que vivimos en Dinamarca de diez personas que llevaron serenata al equipo mexicano, tradición que ya es costumbre desde el Mundial de Brasil 2014. Ojalá y se midan, porque lo que se vivió en Brasil seguramente no se volverá a ver en Rusia por temas de seguridad.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO