Get ADOBE® FLASH® PLAYER
México pierde pero avanza

EKATERIMBURGO -- ¿Y ahora qué? ¿Y ahora para qué? ¿Y ahora con qué y con quiénes? La selección mexicana fue sacudida violentamente por Suecia: 3-0.

Súbitamente, tras la exhibición de México ante Suecia, la frase ¿matona? de Javier Hernández se convirtió en una frase impresa en papel y oculta dentro del vientre de una galletita china de la fortuna: "¡Imaginémonos cosas chingonas, carajo!".

¿Fue ante Suecia el peor partido de México en una fase de grupos en un Mundial desde Argentina 78? Sin duda. Notable ante Alemania, eficiente ante Corea del Sur, pero avasallado por Suecia.

Tal vez este papelón es sólo comparable con los desatinos del Tri de Ricardo Lavolpe en el Mundial de Alemania. Esa vez, México clasificó igual, por la misericordia de la aritmética, aunque con menos puntos: sólo cuatro.

En la conferencia de prensa, Osorio dejó una estela de preocupación. Casi calificó de penosa pero respetable la forma de jugar de Suecia a pregunta de un reportero de ese país. Éste se asombró, pero sonrió con sarcasmo: "Más vergonzoso debe ser perder 3-0".

Y en esa crisis de autocrítica, Osorio puntualizó que México no tiene deudas con nadie por estar en Octavos de Final, porque "le ganamos a Alemania y a Corea del Sur".

Se perdió del espectáculo fascinante de cómo en los diez minutos finales, los mexicanos se olvidaron del juego entre México y Suecia, para revisar en sus celulares el desenlace de Alemania contra Corea del Sur.

Y seguramente Osorio no escuchó a 30 mil mexicanos cantar "Coreeeea, Coreeeea, Coreeeea", porque era la forma, inútil de empujar a los asiáticos, pero noble, al final, de agradecerles que le regalaran al Tri el pasaporte a Octavos de Final.

"No estoy de acuerdo". "Está usted equivocado". Esos los estribillos de Osorio ante las interrogantes sobre qué había causado el desplome ante Suecia, de aquel equipo con personalidad ante teutones y coreanos.

Ciertamente Osorio llegó a la conferencia de prensa sin haber estado preparado para ella. Llegó caliente de resultado, de derrota, de decepción, de preocupación, de incertidumbre... y sin tiempo para cavilar del tsunami sueco que devastó las huestes timoratas, esta vez, del Tri.

Aunque confesó su pecado al plantear el partido "por ser purista en el futbol", asegura que hay una lección, aunque, supuestamente, ante Gales, Dinamarca y Escocia, pretendió hacer ensayos para encarar a Alemania y a Suecia, y no llevarse sorpresas. "Espero demostrar en el futuro que aprendí de esta lección".

La realidad es que, en su papel, más allá de lamentos y pretender que no pasó nada, cuando recibe un 3-0, y bien pudieron ser varios más, pero afortunadamente estaba ahí, otra vez, Guillermo Ochoa, sólo queda confrontar la fase siguiente.

Porque preocupaciones tiene por delante. Debe poner de pie a un equipo fatuo, arrogante, tras vencer a Alemania y Corea del Sur, para desmoronarse en todos sentidos ante Suecia, con escasa capacidad de respuesta.

1.- Para empezar, ante Suecia presentó a su mejor alineación posible. A los que considera "influyentes". No tiene mejor opción que lo que paró en la cancha.

2.- Las pruebas médicas, a las que siempre ha hecho referencia y se ha apegado, deberán revelarle quién o quiénes están al 100 por ciento para Octavos de Final. ¿Cambiará de opinión?

3.- México nunca fue un oponente serio para Suecia. El más cercano al gol fue Carlos Vela y falló las que siempre mete, claro, en la MLS. La cantidad de llegadas, que siempre presume Osorio, esta vez no aparecieron.

4.- "Jugar el juego por el juego". Esa dinámica de Osorio que se hizo evidente ante Alemania, se redujo ante Corea del Sur y desapareció ante Suecia, necesitan recuperarla los jugadores, e imbuírselas de nuevo el cuerpo técnico. Sí, el equipo dejó de, en término de Chicharito, imaginarse muchas cosas.

5.- Las equivocaciones son entendibles. Los pecados son tolerables. El error juega siempre. Si Osorio se equivocó al plantear el partido ante Suecia, como lo aceptó públicamente, deberá entender que pretender, si él lo cree así, ser purista, ante otros impuros, puede ser un acto suicida.

Queda claro que nada ha cambiado para México, aunque todo ha cambiado en su escenario en esta Copa del Mundo.

¿Qué tan complicado será rescatar a la versión mexicana que se vio ante Alemania y Corea del Sur? Eso sólo lo sabe Osorio, su cuerpo técnico y los jugadores.

A menos claro, que aquel Tri de aquella noche del 17 de junio haya sido un espejismo contra la realidad devaluada de una selección de Alemania, que en un bochorno histórico, como campeona vigente, quedó eliminada en la fase de grupos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


EKATERIMBURGO -- En los últimos días, Javier Hernández a secas, porque parece haber renunciado en redes sociales al legado bautismal y sanguíneo de "Chicharito", entregó dos machetes a la afición mexicana: uno para imaginar y otro para no dejar de hacerlo.

Desesperado, con ojos desorbitados, como si tuviera un corto circuito entre la lengua y -citando a Juan Carlos Osorio-, su cerebro reptiliano, a "Chicharito" se le cae la máscara del "very nice" y suelta su genuino "very noisy" ante David Faitelson en ESPN.

"¡Imaginémonos cosas chingonas, carajo!" y en el rostro de Hernández hay un alivio. Era el parto de su conciencia. La emancipación de su sinceridad.

No sólo dijo lo que quería decir sino cómo lo quería decir y dónde lo quería decir. La ecuación perfecta de un mensaje.

La segunda bayoneta para que la afición mexicana embista los payasos aterradores de sus cíclicas pesadillas mundialistas fue el gol ante Corea del Sur ("Imagínate que ya no tengas que imaginarte").

Y el gol despedazó cualquier muro: de imaginar a alucinar.

Los recatados sueños en blanco y negro ahora tenían tonos pasteles, hasta ese rosa mexicano, evolución bugambilia que aparece en todos los ornatos del folklore mexicano, desde las kermeses hasta los obituarios festivos del 2 de noviembre.

¿Hay alucinógeno más poderoso que un gol mundialista? Es la potestad para continuar en el desmadre vertiginoso de la utopía. Ese ensueño que comenzó cuando el mismo Hernández le dio aquél balón a "Chucky" Lozano ante Alemania.

Vamos, ambos machetes entregados por el ex "Chicharito", en la febril concepción de ambos momentos, implica el mensaje: imagínate que ya no tengas que imaginarte cosas chingonas.

"¡Imaginémonos cosas chingonas, carajo!", exclama Javier Hernández. Y lo dijo en su idioma genuino, con todos esos genes paternos que crecieron en ese barrio bravo y casi segregado de Polanquito, donde su padre tuvo los primeros escarceos con la pelota, sin imaginarse, ni aún en el acto más inconsciente, esas cosas que hoy su hijo llama chingonas.

En lo personal, defiendo el candor del término. Es el mellizo bueno del alumbramiento de la palabra prohibida.

Precisemos: chingón y/o chingona no es insulto, no es un ataque ofensivo, ni siquiera despectivo. Es el lado bueno de la fuerza de una palabra, de un verbo y en México, hasta de una forma de vida que oscila entre la divinidad y el cochambre, entre la exaltación y la humillación, entre el amor al éxito y el amor al fracaso.

Por eso, insisto, "chingona" no es una palabra que deba vetarse, porque no es una vejación, menos ahora que se ha convertido en un estribillo de guerra que ha sido exaltado a la fama como el himno de esa tierra etérea, peregrina y cuatrienal de los mexicanos en la fiesta ajena de los mundiales.

Claro, todo sin excesos.

No significa que por ser el nuevo evangelio del mundo populachero del balompié, según San Chicha, debe convertirse en el maná futbolero. Aunque en la intimidad del juego, se sabe, todo se vale.

Pero, ¿sonaría mal que el maestro, en lugar de una aburrida A+ calificara los exámenes con una "Ch+", de eso que dice Javier Hernández?

En el mundo surrealista del mexicano, más que un pomadoso diploma en latín, preferiría titularse con un "es usted el más chingón de los plomeros".

Es más, que la FIFA entregue a partir de hoy el "MChP" en lugar del MVP y que en la Final, Infantino no plagie el discurso desde la época de Joao Havelange: "Este ha sido el mejor mundial de la historia".

Cierto, sonará raro en inglés, francés o ruso, pero Infantino puede declarar el de 2018 "el mundial más -usted ya sabe- de la historia".

Recuperando el tema de la doble ofrenda del "Chicharito", él mismo lo convirtió en una especie de cofradía o de hermandad en la conferencia de prensa del martes.

"Lo mejor (de imaginar cosas así) es conseguirlas con gente chingona", afirmó, e incluyó al plantel, al cuerpo técnico y al staff, aunque, a menos que este reportero haya escuchado mal -o demasiado bien- parece que excluyó de la condecoración a los directivos.

Insisto, Javier Hernández, finalmente, ha pasado de la hipocresía del "very nice" al "very noisy".

Ayer, su verborragia casi incomodó a Juan Carlos Osorio, mientras el jugador seguía en el tobogán festivo y, a veces rebuscado, de su homilía.

Pero, sin duda, hace falta ya que el seleccionado mexicano salga de esa apoplejía anímica y de personalidad en la que elige vivir, renunciando, en esa comodidad, a la licencia inherente de líder que le confiere ser un predestinado.

Y al final, ante Suecia, quedará claro el valor del mensaje implícito en la ocurrencia de Javier Hernández, ese, el de "Imagínate que ya no tengas que imaginarte", porque entonces el barro de la creación, también le pertenecería ya al futbolista y al aficionado mexicano.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


EKATERIMBURGO -- En Eneida, en el año 19 A.C., Virgilio publicaba: "La única salvación para los vencidos es no esperar salvación alguna".

Inmejorable diagnóstico para la Copa del Mundo Rusia 2018. Gesta y justa en la que los insalvables, hacen peligrar la salvación de los favoritos.

Porque Alemania sufre, con todo y sus honores y blasones de campeón mundial y de la Confederaciones, y hoy sobrevive porque la bazuka de Kroos evitó otro Día D para la armada alemana.

Y porque Argentina sufre, mientras el mejor futbolista del mundo se refugia como armadillo, hasta en la arenga suprema del atleta: su himno nacional. Messi se consume de pánico interno. El miedo a cargar con el miedo de 30 millones de temblorosos.

Y porque España sufre, tratando de jugar sin Lopetegui a lo Lopetegui, y con un exitoso hombre de escritorio, como Hierro, tratando de explicar con balances y hojas contables, la estrategia para no sucumbir sin tener una estrategia.

Y porque Portugal sufre, tratando de repetir la hazaña de la Eurocopa, ganando con lo justo y hasta veces de la mano de lo injusto, pero cobijado por el lugarteniente Cristiano Ronaldo. Portugal celebra a lo grande, un paso pequeño que contrasta con su amenazante llegada.

Y porque Brasil sufre, innecesariamente, porque se conforma con espantar al vecindario y después quiere juguetear, para convivir con la angustia.

Los favoritos en el papel, tienen hoy una entereza de papel en la cancha. España y Portugal se clasifican, pero dejando la duda sobre si manipularon el juego, si evitaron riesgos, o simplemente es su realidad, porque irónicamente, el enfrentamiento entre ellos fue como la gema del Mundial, pero después la engarzaron en cobre.

Ciertamente, cuando los poderosos se ven zarandeados irrespetuosamente, y quedan expuestos de manera indecorosa, como Alemania ante México o como Argentina en sus dos compromisos, la competencia estremece esa devoción materna por acurrucar al más débil.

Y ciertamente, en todos los equipos, a notables jugadores, deberá agregarles solidez gremial el paso de los juegos y de los entrenamientos. O al menos debería ocurrir, pero es tan dramáticamente frágil su oportunidad, que ya sólo disponen del desenlace histérico de los 90 minutos.

Bajo esos escenarios, se da el asalto de los polizontes. De los que se esperaba apenas que ejercieran su condición de chambelanes, como invitados al banquete por cuestión de cupos y no de pujantes antecedentes.

Por eso, el cierre de esta última jornada de la fase de grupos, con tambores de tragedia, pone a bailar a varios grupos.

México caminará pomposo por la forma en que superó a Alemania 45 minutos, y también la forma en que controló el juego ante Corea del Sur, pero si no es capaz de vencer o empatar a Suecia, su futuro quedaría prendido de aritméticas ajenas.

Lo cierto es que hoy, los animadores de la Final en Brasil 2018, tienen ilusiones abiertas de clasificar, pero Argentina más que preocuparse por Nigeria, se preocupa por saber si Messi sigue mirando el Mundial por el ojo de la cerradura, sin atreverse a participar.

Hoy, entonces, aplicando la reflexión de Virgilio, "la única salvación para los vencidos sigue siendo no esperar salvación alguna".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Hoy la frase de Javier "Chicharito" Hernández comienza a darle la vuelta a México. El "Imaginemos cosas chingonas" ni siquiera estaba en la mente de miles de aficionados mexicanos que se desplazaron hasta Rusia para seguir a la Selección Nacional. La forma más fácil de darse cuenta fue a través de los comentarios que he escuchado de muchos mexicanos que tiene un temor: "México no quede en el primer lugar".

No es que los paisanos deseen lo peor al Tri, lo que pasa es que bastantes compraron boletos para la siguiente ronda, pero con la idea de que México quedaría en la segunda posición del Grupo F y no en el primer sitio, lo que hace suponer --era normal-- que todos pensaron que el representativo nacional no daría lo que hasta hoy ha demostrado en el arranque de la Copa del Mundo en Rusia.

En aeropuertos y lugares donde están los mexicanos, el comentario es el mismo "¿Conoces a alguien que quiera cambiar el boleto en caso de que México avance como primero?". Muchos empiezan a guiñar el ojo a los alemanes que podrían colarse en la segunda posición de la llave. El tema es saber cómo va a estar el intercambio. Por lo pronto varios connacionales rezan que les toque la suerte y hayan comprado el boleto bueno; sin embargo, hoy muchos que no pueden presumir de haber imaginado cosas "chingonas" antes de que viajaran a su aventura por Rusia.

EN ESPAÑA AGRADA LA PROPUESTA DEL TRI


Diego Acedo, del Diario Marca, periodista asignado a seguir a la Selección Nacional me expresó su agrado de ver a México como un protagonista. El reportero asegura que sigue al Tri desde su primer partido contra Dinamarca. Si duda, le sedujo el primer partido del representativo nacional ante Alemania, en el que el representativo le jugó de tú a tú a los alemanes y le sacó la lengua a lo lógica.

Obviamente uno de los elementos que más destaca es la participación de Hirving "Chucky" Lozano, quien ha sido la figura del equipo en los dos primeros capítulos rusos. El escritor asevera que tiene mucha calidad, pero seguramente el PSV Eindhoven lo pondrá con números muy altos, en caso que quiera desprenderse del futbolista canterano del Pachuca. Lo que sé es que la salida del joven seleccionado estaría basada en su participación en la cita mundialista. Si no pasaba nada con él, era muy probable que su próximo equipo sería el Everton de la Liga Premier de Inglaterra, pero uno buena actuación lo colocaría hasta en el Arsenal. Seguramente los ‘Gunners’ han de haber acelerado la posible compra; sin embargo, después de los visto en Moscú y Rostov, a Hirving le salieron varios enamorados más de gran jerarquía.

En España también hay horas clave. Miguel Layún concluye este sábado su contrato con el Sevilla y las cosas se han complicado para su continuidad. Sin embargo, llegarán dos embajadores más: Los centrales Néstor Araujo (Celta de Vigo) y Oswaldo Alanís con el Getafe. Estoy seguro que este Mundial deparará nuevos horizontes a seleccionados nacionales, porque lo que han hecho en este país marca honda huella a nivel internacional.

PRECIOSO ESCENARIO LA ARENA DE EKATERIMBURGO


Pocas veces hago comentarios sobre los estadios, pero sin duda me enamoró la Arena Ekaterimburgo por la originalidad de su construcción --dos tribunas están desplazadas-- y los bonito de su arquitectura. Me llama la atención que los uruguayos hayan bautizado estas sectores (cabeceras) como ‘Alexis Sánchez y Arturo Vidal', ¿por qué? porque son rojas y están afuera. Bueno o malo el chiste, la realidad del escenario es que está ubicado cerca del corazón de la ciudad donde habitan 2 millones de personas.

El problema de construcciones es que se hizo de esta forma por las demoras para finalizar las obras en tiempo y forma previo al arranque del Mundial. Los arquitectos de esta localidad, asegura nuestro acompañante ruso con ESPN, de nombre Anthon, es que la solución fue la edificación de las plataformas, lo cual a la hora de observar el inmueble luce curioso.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ROSTOV -- El apoyo incondicional de los mexicanos a la selección es un combustible -diría Miguel Layún- muy importante para los resultados que ha obtenido en Rusia. Las victorias del Tri generan una gran alegría a miles de connacionales desplazados a este país para seguir muy de cerca al equipo de Juan Carlos Osorio. En los aeropuertos y en los aviones el ambiente mexicano le da un toque especial a la Copa del Mundo.

El tema será saber si sólo será para la primera ronda o todo el trayecto del equipo, hasta donde llegue. La duda salta porque hace cuatro años, en Brasil, en el juego de Octavos de Final frente a Holanda, los paisanos ya no fueron en gran número, porque regularmente los paquetes incluyen los tres primeros partidos, pero en algunos casos ya no pueden mantener el seguimiento al equipo y a partir de la siguiente fase comienza a mermar el público mexicano. Ojalá y el jugador número 12 se mantenga hasta el final de la participación de México en el torneo y sigan cantando alegremente “Y ya ya lo veeesss y ya los veeesss somos locales otra vez”. La fanaticada mexicana debe ser una de las más grandes que se encuentra en Rusia. En el aeropuerto y al interior de los aviones no cesa el grito de “México... México... México...” Que siga la felicidad y el buen comportamiento de la gente.

 La familia, un soporte inigualable

Excelente que los jugadores, después de dos arduas batallas, hayan recibido la visita de sus familiares. Por vez primera vi una etapa diferente de los seleccionados que con gran amor atendían a sus consanguíneos. Sin duda, eso fortalecerá el ánimo de todo el equipo. Sé que las familias no desean salir en lo más mínimo a los medios de comunicación y para algunos les costó trabajo acceder a una entrevista. Desde acá mi agradecimiento a todos y cada uno porque en algunos casos respetuosamente -entendible- pedían no ser abordados.

La familia lo único que desea es que más allá de ser el representativo de México en el deporte más popular de nuestro país, sus cercanos disfruten el sueño que desde muy niños tuvieron. Así que enhorabuena y que siga la fuerza para los elementos del Tri que en verdad como niños chiquitos se veían apapachando a los suyos. Fue curioso ver el amor de Jesús Gallardo detrás de la reja besando a su padre y luego salir corriendo -como en la escuela, cuando un hijo dice adiós para ir al salón- hacia la concentración. Un abrazo a todos ellos.

 ¿Debería suceder en México

Es de aplaudirse lo sucedido el sábado en la Arena Rostov. Más de 30 mil mexicanos evitaron el grito ‘discriminatorio’, porque se pusieron de acuerdo, pero también por la advertencia abierta de que el aficionado que fuera sorprendido con esa exclamación, sería sacado de inmediato del estadio. En Rusia, como ya lo he dicho, el tema de seguridad no es un juego. Aquí la Ley se hace respetar de inmediato. En los aeropuertos los procesos para los viajantes son muy rigurosos y nada que no esté controlado puede suceder en este país. Un ejemplo es lo que vi esta mañana en la terminal aérea de Rostov donde varios connacionales se acostaban en el piso, mientras esperaban sus vuelos (sucede comúnmente en México), sin embargo, apenas lo hacían y las autoridades aeroportuarias, en grupo, pedían que se levantarán y preguntaban a qué hora era su vuelo. Si no era cercano, les solicitaban no reposar en el piso, con lo que los nuestros de inmediato se levantaban y a caminar. El respeto a la autoridad y las leyes acá no es una vacilada, ojalá que en México se hiciera respetar de igual manera... Seguramente sería otro país. Lo lamento, pero es real.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ROSTOV ON DON -- En cancha y fuera de ella, había motivos para dudar entonces, como hay motivos para creer hoy.

Soslayando el 7-0, el 4-1 y el descalabro ante Jamaica, llegó un momento en que México perdió la brújula: jugaba mal, jugaba feo... y a veces, ni jugaba.

Había, hubo, insisto, motivos para dudar, así como hoy, los hay para creer.

Y resulta que hoy, ya en pleno mundial, las cartas ocultas de Juan Carlos "El Tahúr" Osorio, eran, finalmente, cartas marcadas. Fascinante.

Y mientras, las dudas germinaban, generalizando escepticismo e incertidumbre en todos, especialmente con los juegos finales ante Gales, Escocia y Dinamarca.

Claro, suspicacia en todos, excepto, por supuesto, en los sabihondos advenedizos que con la velocidad del oportunismo, hoy aseguran que ya sabían que las notables exposiciones ante Alemania y Corea del Sur, ya las veían venir.

Esas pitonisas chaqueteras gozan, siempre, de la cabal salud de las palomas: siempre vuelan donde hay pan. Ser arribista es la supervivencia de los camaleones.

Y así, en un escenario en el que ya Juan Carlos Osorio, en dos conferencias de prensa consecutivas, ha sacudido el pañuelo blanco de hasta nunca jamás, como adioses inconfundibles, el juicio precipitad iba a terminar yéndose, como las bestias, de hocico.

En estos días, se desnudan detalles de logística, de trabajo desconocido o en apariencia irrelevante, como parte de una estrategia del cuerpo técnico, más de ocultamiento que de ocultismo. Y se siente como tomadura de pelo, claro en los que aplique esta exclamación.

Juan Carlos Osorio ha hablado del "médico del sueño", como un agregado del plan maestro, en un staff de casi 60 personas, en las que aparentemente hay labores necesarias.

En artículo aparte, se hace referencia a otra de las pistas que desliza Osorio: el proceso regenerativo de los jugadores en el mismo vuelo de dos horas de Rostov a Moscú, aplicando el procedimiento de Australia, después del juego de ida en el repechaje ante Honduras.

Los especialistas australianos explican en un reportaje con ABC que si esa estrategia les daba el uno por ciento de ventaja sobre el adversario, valía la inversión hecha por 1.25 mdd.

Y tras el médico del sueño y este recurso regenerativo, se sabe ahora que Imanol Ibarrondo no había fracasado, como era de suponerse, insisto, porque había motivos para dudar, así como hoy, los hay para creer.

Falta aún discernir si ese razonamiento explosivo de "imaginémonos cosas chingonas" de Chicharito con David Faitelson es de su propia cuña, o como lo deja entrever el mismo Ibarrondo en su cuenta de Twitter, él mismo mexicanizó sus arengas.

Por ejemplo, aquel tema ya expuesto del secreto del juego, de jugar por el jugo, charlado con Juan Carlos Osorio, lo refresca Javier Hernández en otro mensaje en redes sociales.

Evidentemente la culturización del competidor en el jugador mexicano, parece haber llegado al clímax.

Y mientras, de manera saludable, porque, hoy, es entendible haber mantenido todo eso confidencialmente, resulta que Guillermo Ochoa no mentía cuando uno pensaba que era un discurso bobalicón: "Lo que pasa es que no queremos mostrarle las armas al enemigo, no queremos darles pistas a nuestros rivales".

Por eso, insisto, saludablemente, Juan Carlos Osorio timó a todo México en un proceso largo de preparación, de ir sumando desde logísticas complejas hasta acumular información simplona. Todo suma.

Por ello, lo que parecía un bluf, un amague, de novato y parlanchín jugador de Póker, resultó contundentemente cierto: desde hace seis meses, Osorio tenía la ratonera lista para cazar al gato alemán.

Y cuando se sentó, sin explicarlo detalladamente, con Guus Hiddink, para que le relatara esa semilla de la evolución y sello del futbol coreano, Osorio empezó a conocer los trucos del cuerpo técnico adversario.

Osorio hasta se gastó una broma, tras la victoria: "Ustedes -dijo a un reportero--, se cambian las camisetas para que no los identifiquemos... nosotros no hacemos eso".

Y deja en claro que en ese intento de mantener coloquialmente la armonía familiar del grupo, juega a la Ruleta Rusa. Quiere que todos se sienten a la mesa a comer.

Prueba de ello el gol de Corea del Sur: con tres años menos, Rafa Márquez no pierde la distancia, ni la velocidad, ni permite que el coreano que se planta de poste, lo contenga, para dejar terreno limpio al cañonazo de Son.

Ahora que el Mundial está en curso, y el Houdini colombiano saca los trucos de la chistera, quedan aún más detalles por conocer.

Mientras tanto, bienintencionadamente, pero Juan Carlos Osorio timó a todo México, pero, qué bien se siente.

Y así, del escenario voluble del "fuera Osorio" en Pasadena y en el Azteca, al "eeeeel profe Osoooooorio", del juego ante Corea.

Claro, aún México no ha ganado el pase a Octavos de Final. Tiene el trámite riesgoso ante Suecia, pero, en términos de García Márquez, lo importante será vivir para contarlo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ROSTOV -- Muchas personas inmersas en el futbol pueden creer que lo sucedido en los últimos minutos del partido frente a Corea del Sur es ‘normal’, porque los entrenadores son hijos de los resultados; sin embargo escuchar a más de 30 mil personas con el grito del “El profe Osorio”, se ve mal, desnuda nuestra falta de conocimiento.

Ahora resulta que después de dos partidos en los que México se adjudicó el traje de protagonista de repente la gente cree que el colombiano era el bueno, sólo falta que lo agarremos de los pies y le gritemos ¡no te vayas! ¡No me dejes!

Tantita congruencia. En dos juegos Osorio cambió lo que no pudo en tres años. Incluso ahora hasta los colombianos se sienten orgullosos del ‘Profe’ y presumen que un cafetalero hace historia con el Tri. ¿Y por qué si lo sabían siguieron con Pekerman? Hay cosas inentendibles, pero pasan en el futbol. Ahora, cuidado, México no ha clasificado y podría suceder una catástrofe. Espero que no vayan a salir con el #FueraOsorio porque dejaría muy claro que somos muy ignorantes en temas de futbol.

 La selección y el Cruz Azul

Se les ve en los ojos y en la forma de expresarse. La Selección Nacional la veo muy convencida de que puede hacer historia. Cada uno de los jugadores habla de ir paso a paso porque no han logrado nada. Es verdad. No deja de ser histórico que el equipo, en sus dos juegos, tenga un saldo convincente, pero con todo respeto esto es como el Cruz Azul, podrá cambiar todo el plantel, ser líder general, golear en Liguilla, pero si pierde la Final, el resto no sirve o sólo permite utilizarlo para la historia. Es lo mismo con el Tri, derrotó a Alemania, superó a Corea del Sur, podría pasar como primer lugar del Grupo F, pero si no alcanza el quinto partido, muy difícilmente pasará a la historia. Sólo quedará asentado en los libros del Mundial, pero nada más.

 ¿Kikín Fonseca andaba tomado?

Me encontré al buen Francisco ‘Kikín’ Fonseca en la zona de prensa sonriente y amable. El ‘Figura’, término que utiliza mucho con sus conocidos, estaba contento y muy entrado con su trabajo; sin embargo me comentan que el famoso exjugador causó revuelo en redes sociales porque creyeron que estaba tomado a la hora de la transmisión, cuando le comenté lo que había pasado soltó una sonora carcajada y de inmediato aclaró que echó relajo, pero de ninguna manera estaba con alcohol en la sangre. Incluso, hasta para hacerlo más chistoso me recomendó una lata de cerveza —sin alcohol— con la cual incluso se tomó una foto diciéndome en broma “ahí está para que la gente sepa la realidad”, entre risas. No, la realidad es que conozco de años al ‘Kikín’ y es un tipo que vive la vida al cien. Eso de que andaba subidón de tono es una mentira, pero eso sí, sirvió para que el tema lo comentaran en redes sociales y él como si nada. Paco sólo quiere divertirse y lo hizo en forma extraordinaria en la Arena Rostov.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ROSTOV -- México hizo historia en Rusia al ganarle al actual Campeón del mundo, Alemania, pero aun y cuando el primer capítulo mundialista deja un buen sabor de boca, difícilmente habrá continuidad en el equipo. El propio Juan Carlos Osorio lo vuelve a dar a entender, como ha sido desde hace tiempo, en sus palabras y declaraciones. El haber mencionado que el dirigir a México lo prepara para otros retos, deja en claro que no se ve otro ciclo mundialista con la Selección Nacional.

Otro punto es que la victoria frente a los alemanes le han permitido, incluso, ‘infringir’ reglas de Selección Nacional que de no ser porque el Tri dio la gran sorpresa del Mundial estoy seguro que hubiera recibido una fuerte llamada de atención. El colombiano se ve dirigiendo un club y quizá en el futuro el representativo de su país, un sueño que está a la mano, ya que sus paisanos voltearon a ver lo que hace con México que ya resonó en forma internacional. Donde sí no estoy de acuerdo es que insiste en un proceso de ocho jugadores del representativo nacional, pero sólo recuerdo dos, Néstor Araujo, Jesús Gallardo y quizá Erick Gutiérrez. De ahí me parece que el resto ha llevado un desarrollo de clubes y de selecciones menores. Nada más.

 Momento de consolidar los sueños

La historia de México dicta que frente a los grandes se crece y ante los débiles decrece su nivel. Bien lo dijo Andrés Guardado el peor rival del equipo mexicano hoy en Rostov son ellos mismos. El juego de hoy será muy importante ver el desempeño del equipo mexicano, porque será el duelo donde el representativo tendrá que tomar el protagonismo. El propio Osorio lo mencionó, aquí el rol debe cambiar. La ventaja de los ‘verdes’ es que jugará con la necesidad de unos coreanos que buscarán todo frente a los mexicanos. Es ‘imposible’ pensar que los asiáticos venzan a unos heridos alemanes que buscarán cerrar con todo y adjudicarse la primera posición del Grupo F en el último partido del grupo. Suecia difícilmente le sacará hoy un punto a sus rivales por lo que se espera que mañana se aclare más en el panorama en la llave. Es tiempo de que los nuestros demuestren que se dio ese salto de calidad y ya no hay marcha atrás.

¿No habrá grito?

Todo parece indicar que no habrá grito ‘discriminatorio’ en Rusia. Muchos de los aficionados que se encuentran en Rostov, con los cuales he platicado, me aseguran que entre los paisanos hay un acuerdo de no lanzar la exclamación hoy frente a los coreanos.

La idea es modificar el apoyo, porque saben que les podría costar su boleto en el estadio. La Federación Mexicana de Futbol suma 15 sanciones de la FIFA y el acuerdo al que se ha llegado de una vez por todas es que, persona que sea escuchada pegando el grito de inmediato será desalojada. Ojalá y la gente entienda que esta medida no es la mejor, pero sí la más enérgica, ya que hasta hoy, otra manera de que los mexicanos entiendan que no debe seguir esos gritos homofóbicos.

Se incrementó la seguridad del estadio y observadores. Mañana será importante ver si los rivales de México están en la cancha o también en la tribuna, porque eso de pagar y pagar multas no debe de ser agradable para la Federación Mexicana de Futbol.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ROSTOV ON DON -- Argentina agoniza. 0-3, escribió con impecable caligrafía Croacia en su Acta de Defunción anticipada. ¿Causal de muerte? "No aparece Lionel Messi".

No se lee, por ningún lado, tras la preventiva autopsia, el acuse incriminatorio de los otros 22. Ni del cuerpo técnico. Curioso: resulta que Argentina fenece de su único anticuerpo visible contra el cáncer.

Jorge Sampaoli se burla: "Aún hay esperanza", dice, bajo el frugal horizonte de combinaciones piadosas. ¿Cuándo Argentina necesitó de voluble caridad?

"Lionel Messi está deprimido", se filtró antes del Apocalipsis ante Croacia. Irónico que mientras 7 mil millones de personas encuentran el Mundial como el mejor antidepresivo, la presunta divinidad de Rusia 2018, se deprima porque debe ser su protagonista.

Lionel Messi falla el penalti ante Islandia. Las imágenes relatan abandono. No hay palabras solidarias de parte de sus diez cortesanos. El capitán se ha quedado sin barco... y sin tripulación.

La señora madre de Messi implora que le quiten de sus hombros el tonelaje emocional de 30 millones de argentinos... y de un centenar de millones de fans madridistas que le clavan agujas a su muñeco vudú.

Y al hombre que renunció una vez a la albiceleste, la etiqueta de "Pecho Frío" se le tatúa como indeleble código de barras. Un hincha despliega una rústica manta: "Prefiero perder contigo que vivir sin ti". El adulterio de la catástrofe.

Y la crueldad tiene un recurso. Y un nombre: Cristiano Ronaldo. El aspirante a otro Balón de Oro enfila la proa de Portugal, porque su Némesis, es, también, el Némesis de Argentina.

Médicos, y hasta el dentista de Messi, buscan actas absolutorias con diagnósticos neurológicos en este tipo con el instinto de guerra mejor desarrollado del universo. Messi no razona, no piensa, inventa.

Pero lo hace sólo en la comodidad uterina del Barcelona, donde se convierte en el justiciero feliz. Ahí, el Flautista se inventa su propio Hamelín.

¿Con Argentina? Ahí, le piden que sea el masculinamente serio Leónidas, que hace de matar y morir, un placer clandestinamente burocrático, cuando lo suyo, lo del otro Leo, Messi, es jugar ligero, vivir ligero, como el futbol debe ser para él. Un lúdico Dragon Ball sin patrioterismos a cuestas.

Los hinchas lloriquean: "Dejamos a nuestros hijos, nuestras familias (en Argentina) y (la albiceleste) no nos da nada". ¿Cuándo pasó a ser un equipo de futbol más importante que un hijo? Baratija de chantaje. Lionel dejó a Messi en Barcelona, y no gime, aún, por él.

Cierto: ha habido genios que definieron campeonatos del mundo rodeados de jugadores menos calificados que acompañan a Messi: Pelé, Maradona, y agreguemos hasta el Garrincha en Chile 62.

Queda claro: no todos los Titanic se hicieron para todos los lomos, para todas las espaldas. Los guerreros se reclutan, los almirantes son predestinados. Lionel no es de ellos.

A esperar si los tahúres del juego en Rusia 2018 rescatan esa mariposa ilusionada de Sampaoli en medio del tsunami, esa llamada de "no todo está perdido".

Si no, afortunadamente para el futbol, el Mario Bros del futbol regresará a la estepa privilegiada de la Liga de España, donde lo aguardan el Logroñés, el Alcorcón, el Eibar, y acaso sólo deberá apretar los dientes, por 90 minutos, por 90 suspiros, ante las incursiones de los equipos de Madrid.

Volverá entonces a la comodidad del ermitaño en el Paraíso. Lionel Messi se despojará de la ostentosa armadura albiceleste y se pondrá las ligeras galas del recreo: pijama y pantuflas azulgranas.

Para él, ya debería entenderse, su vida es la libertad del futbol, pero el futbol no es la esclavitud de su vida.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MOSCÚ -- Puede ser una tertulia desenfrenada de los promotores. O puede ser un desenfrenado glamour por reclutar a los verdugos de Alemania.

O, claro, puede ser, que ver a Alemania vencida, alcanzó para colocar en el aparador de los colosos a los jugadores mexicanos.

1.- Guillermo Ochoa al Nápoles. Pepe Reyna iría al Milan, porque Donnaruma empaca. Y el arquero mexicano, con nueve atajadas con insinuación de gol, dejó como eunucos a los alemanes.

2.- Héctor Herrera al Real Madrid, según Sancadilla. ¿En qué se basa esta versión que hace cosquillas al más adusto? El Zorrillo fue dirigido por Lopetegui en el Porto, y jugó al lado de Casemiro. Luka Modric tiene ofertas del futbol inglés.

3.- Chucky Lozano a la Juve o al Barcelona, cuchichean en la desesperación de inquietar el mercado europeo, mientras el PSV Eindhoven saca el ábaco de cálculos estratosféricos.

4.- Miguel Layún al Milan. Aseguran medios en Italia que si el Sevilla, en el que no ha tenido continuidad el versátil mexicano, entonces el club italiano soltaría los dineros.

Sería muy fácil recurrir a esa expresión tan viral de Javier Hernández en charla con David Faitelson: "Hay que soñar cosas chingonas... ¿por qué no?".

A final de cuentas en esa constelación etérea que reclama Chicharito, encaja perfectamente la percepción de la victoria de México sobre Alemania en el debut de ambos en esta Copa del Mundo Rusia 2018.

¿Bastaron 45 minutos de control mexicano y descontrol alemán, en una pureza futbolística que salvo la patada de Chucky a Kroos, pudo haber sido un juego de la Liga del Vaticano, donde el balón y el futbol fueron prioridad?

¿Bastaron esos 45 minutos para que Lozano, Herrera y Layún multiplicaran bonos e interés en el complicadísimo mercado europeo?

¿Y bastaron esos segundos 45 minutos de resistencia espartana con cabriolas dramáticas de Guillermo Ochoa para que se reinstale en esa admiración que ya despertó en Brasil 2014?

Lo sabe usted, y lo hemos insistido: un hábil representante de jugadores aprovecha jornadas apoteósicas como estas del Tri ante Alemania para repartir volantes cibernéticos a través de WhatsApp, con el agregado de imágenes y videos consumibles al instante, para tratar de conseguir un mejor contrato para su representado, y un bono poderoso para su propio fondo de retiro.

Sin embargo, es también inobjetable que el rendimiento de Héctor Herrera fue sobresaliente, y precisamente ante la mejor media cancha del futbol mundial, y en una posición además que terminó siendo un híbrido entre la que no le gusta y la que lo obsesiona.

Por eso, a pesar de que el enjambre de rumores involucra a equipos importantes de las ligas importantes, y que parecen buscapiés descabellados, tal vez, en este escenario de incredulidades, el único cuerdo de todos sea Chicharito y esa frase expresada de manera tan melodramática: "Hay que soñar cosas chingonas".

Sí, es cierto, el riesgo, es que el despertar puede ser aún más cruento.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO