Esa es la cuestión en el futuro del futbol profesional en Veracruz. ESPN tuvo acceso a documentos del contrato de comodato firmado en el 2013 entre el empresario Fidel Kuri y el gobierno del Estado, en ese entonces encabezado por el gobernador Javier Duarte. En ellos se establece que si el club pierde la categoría -si desciende- el gobierno recupera el nombre, el escudo, el estadio y el centro de formación. ¿Hay entonces una ventana jurídica en la que la FMF y el gobierno estatal pueden hacerse del club y “desaparecer” del panorama al empresario?

SAN DIEGO, California -- Una ventana jurídica se abre tanto para el Gobierno del Estado de Veracruz como para la propia Federación Mexicana de Futbol. La disyuntiva es: Alejar definitivamente del panorama futbolístico al señor Fidel Kuri.

Documentos en poder de ESPN destacan que en el contrato de comodato que firmó el gobierno estatal de Veracruz con el empresario Fidel Kuri se establece que si el club pierde la categoría -es decir que desciende- el gobierno recuperará automáticamente el nombre, el escudo, el estadio y el centro de formación de los Tiburones Rojos. Una vez destapados estos documentos, Kuri se apresuró a emitir un boletín en las redes sociales donde da a entender que aprovechará la coyuntura de la Federación para pagar los 120 millones de pesos y permanecer como club de la primera división.

Lo que no está claro es que sucederá en el intervalo donde los Tiburones Rojos perderán la categoría y de acuerdo con el comodato -firmado por el entonces gobernador Javier Duarte, hoy en prisión- el señor Kuri no cumplirá con el cuaderno de cargos de la FMF para pagar “la multa” y quedarse en la primera división. Jurídicamente, el gobierno veracruzano habrá recuperado al club en su integridad porque se habrá consumado el descenso.

Si la FMF no quiere que Kuri continúe como un “socio” activo del futbol mexicano, tendrá una salida jurídica para no aceptar el pago y entenderse directamente con el gobierno de Veracruz. Habrá que ver si la entidad estatal quiere mantener al club pagando, si decide quedarse en la división de ascenso o de plano desparecer al futbol profesional del estado.

En el 2017, el gobierno decidió no seguir apoyando al béisbol profesional y retiró el apoyo a la franquicia de los Rojos del Águila, una de las más antiguas (115 años) en la historia del béisbol mexicano.

Los antecedentes de Kuri no ayudan demasiado a su imagen dentro dentro de futbol mexicano. Su agresión a un entonces miembro de la Comisión de Arbitraje -Edgardo Codesal-, su suspensión de funciones y el último lío que ligó al Veracruz y al futbol mexicano en irregularidades administrativas (los 'dobles contratos', denunciados públicamente por el entrenador Guillermo Vázquez) y que originó una intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico.

Kuri quiere seguir al mando del Veracruz. Se sabe que muchos de los directivos del futbol mexicano -extraoficialmente- quieren que desaparezca del panorama. El gobierno de Veracruz tiene hoy afiliaciones políticas diferentes a la que existía cuando se firmó el comodato. ¿No es esta una oportunidad “divina” para hacerlo?

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


“Saltar” de la mesa de Futbol Picante a la banca del Real Madrid me parece que además de ser un “salto” espectacular, es también inusitado, peligroso y poco probable. No tengo nada contra Hugo Sánchez. Es uno de los grandes ejemplos que el futbol mexicano debe tener cuando se trata de perseguir un anhelo, pero está equivocando el camino para llegar al Real Madrid. Si él, en realidad, se decidiera a hacer las cosas como deben hacerse, ese sueño sería posible...

SAN DIEGO, California -- No tengo nada contra los “sueños” de Hugo Sánchez. Todo lo contrario, reconozco en él a un ejemplo de lucha, de sacrificio, de superación, de éxito, de gloria. Si él quiere dirigir al Real Madrid, está en todo su derecho. Si está preparado o no, si ha elegido el camino adecuado, si está en la posición correcta para hacerlo, esa ya es otra historia.

En los últimos seis años, Hugo Sánchez ha cumplido con una muy buena tarea en la mesa de debate y análisis futbolístico de ESPN (Futbol Picante). Cada noche en la que trabaja muestra su gran conocimiento y experiencia en el futbol. De eso no tenemos duda, pero también hay que apuntar que se han acumulado casi 7 años desde la última a vez que dirigió a un equipo (el Pachuca de la temporada del 2012). Esa larga ausencia del futbol competitivo no juega a favor en sus deseos de dirigir a un equipo del futbol europeo.

Pero, antes que nada, debemos entender que no se trata de un “simple” equipo de futbol europeo. Se trata del Real Madrid, quizá el club de mayor condición mediática en el futbol mundial y declarado por la FIFA como el mejor del siglo pasado. El Real Madrid es un patrimonio mismo del futbol y de la industria de este juego. El proceso para ser el entrenador del Real Madrid debe obedecer, como ha sucedido generalmente, al nombre de un entrenador con resultados probados y comprobados en la escala europea del juego o quizá, como sucedió más recientemente con Zinedine Zidane y también con Santiago Solari, procedentes del trabajo de sus canteras o equipos menores. Nadie duda de que Hugo fue una gran figura del madridismo, pero el lugar, el sitio desde donde pretende alcanzar la posición, no parece la ideal.

Entendería que, al tratar de perseguir su sueño, Hugo hubiese sacrificado algunas cosas en los últimos años y que habría insistido en trabajar en los sistemas del Madrid o en algún club de mediano tamaño en España o tal vez en la muy competitiva división de ascenso. Desde ahí, Hugo habría logrado una campaña muy buena que, estoy seguro, tarde que temprano, hubiese forzado la oportunidad que tanto anhela.

No veo a Hugo dirigiendo al Real Madrid. No lo veo hoy, ni metido, ni empapado, ni actualizado en el mundo europeo del futbol. Creo que lo que pretende, “saltar” de la mesa de Futbol Picante a la banca del Real Madrid, es, prácticamente, imposible...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Miguel Herrera ha cumplido 200 partidos al frente del América y nadie puede negar se ha arraigado a los sentidos más tradicionales del club. Herrera ha entendido perfectamente lo que busca el siempre exigente aficionado del América. Lo ha hecho de tal forma que se ha encaramado en la historia del equipo en muy poco tiempo, provocando el recelo de aquellos que nacieron en el club y que se sienten con derechos naturales sobre él. Herrera ha hecho del América un vendaval, en el campo y fuera de él. Ha ganado campeonatos, ha montado equipos que no se rinden nunca y ha ganado los partidos  Clásicos que están llenos de orgullo y de juegos pirotécnicos, el alimento ideal para el americanista.

SAN DIEGO, California -- Nadie mejor que él para entender donde está sentado y que se espera de sus decisiones y reacciones.

Muchas veces, una imagen suya -elegantemente vestido- parece enviar un mensaje directo del “ódiame más”, el famoso slogan del club.

Miguel Herrera cumple 200 partidos dirigidos con el América esta noche. Ya es el entrenador mexicano con más títulos logrados en la historia, pero se debe contar algo más trascendente en su haber, un reencuentro maravilloso con el americanismo. Herrera ha sido el vínculo perfecto con los exigentes aficionados amarillos. El equipo ha logrado jugar y ganar de acuerdo con los parámetros históricos del club.

Entre los más destacado de estos 200 partidos, además de los campeonatos -sobre todo la recordada noche del 26 de mayo del 2013 en aquella épica final ante Cruz Azul- está el hecho de que Herrera ha logrado resultados extraordinarios en cada uno de los tres grandes Clásicos que el América tiene en el calendario: El Cruz Azul, a quien le ha ganado dos finales, los Pumas, sobre quienes sostiene una hegemonía impresionante y las propias Chivas, que no han vivido sus mejores tiempos. El 'Piojo' ha entendido muy bien lo que esta clase de juegos significan para el americanismo y los ha ganado, a fuerza, a orgullo, a ley. El estilo de juego de nunca rendirse y la manera en la cual ha hecho comprender a los jugadores que no “nacen” en el América lo que significa esta camiseta y cómo hay que defenderla.

El América ha encontrado a su entrenador ideal, un tipo que entiende las necesidades del club y expresa el americanismo más allá de que 'su cuna' futbolística fue una totalmente opuesta -la atlantista-. Herrera ha logrado en el América lo que otros nunca plasmaron y lo que su propia trayectoria tampoco había establecido en otros clubes. El nombre de Miguel Herrera se ha mezclado con el de José Antonio Roca, Raúl Cárdenas, Miguel Ángel López, Jorge Vieira y Carlos Reinoso como los directores técnicos con más apariciones en el banco azulcrema.

Tan arraigado está al América que Miguel Herrera se ha ido y ha regresado cuando ha querido. Eso, créanme, lo hacen muy pocos en la historia del América.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Un entrenador no puede ser medido únicamente por la cantidad de trofeos que tiene en su carrera. Un entrenador va más allá. Debe considerase la manera en la cual transforma el juego y la personalidad de un ser humano, de un futbolista, de un grupo. Cómo convierte a un equipo en ganador y la da un estilo y una personalidad propia en la cancha. Cómo su trabajo permea en otros entrenadores y clubes. Ricardo Lavolpe es un maestro, con vasto conocimiento y experiencia. El Toluca no se ha equivocado en reclutarlo nuevamente.

SAN DIEGO, California -- ¿Obsoleto, Ricardo La Volpe? Obsoletos me parecen aquellos que sólo son capaces de medir la grandeza de un entrenador a partir de los títulos que tiene.

Llamarle arcaico o atrasado a Ricardo La Volpe no sólo me parece una falta de respeto, también un golpe directo a la historia moderna del futbol mexicano.

El éxito o el fracaso de un entrenador no puede medirse únicamente en la cantidad de títulos que ha logrado --renglón donde hay que admitir que La Volpe se atrasó. Un entrenador es tan valioso por el legado que deja en sus futbolistas y en sus equipos y en ese sentido, La Volpe tiene fundamentos muy sólidos. El estilo, la personalidad y los resultados, de acuerdo con lo que tenía disponible para competir, sigue siendo una ecuación que deja con un saldo positivo al argentino-mexicano.

A La Volpe lo seguiremos recordando por lo que permeó en el futbolista que pudo dirigir. Por el nivel que alcanzaron ciertos equipos bajo su mando. Por la satisfacción de apreciar un estilo que distingue el valor de atacar por sobre el de defender. Por su vasto conocimiento de la cancha. Para muchos, la selección mexicana que alcanzó el mejor tamaño en cuanto a grado o medida de juego fue la de la Copa de las Confederaciones del 2005. Es verdad, al final, el resultado no fue favorable, pero demostró que un grupo de futbolistas mexicanos podía jugar bajo los mejores parámetros del futbol internacional.

Que tiene un carácter complejo, que suele enfrentar al periodismo, que suele ser duro, directo y a veces demasiado hiriente, puede ser, pero que sabe de futbol, nadie lo puede negar.

Siempre he creído que los entrenadores mexicanos --y cuando hablo de La Volpe le considero un entrenador hecho en México y por tal mexicano-- se preocupan poco por actualizarse con los métodos más avanzados del futbol internacional que están, supongo, en las mejores ligas europeas del futbol. Pero en ese grupo están todos: desde un histórico como Ferretti pasando por uno de moda como Miguel Herrera y terminando con otros legendarios nombres como el de Enrique Meza y Víctor Manuel Vucetich. El entrenador mexicano sale poco, arriesga escasamente y vive en una zona de confort. De ahí a decir que La Volpe está obsoleto porque tiene 68 años de edad me parece incoherente e inaceptable.

La Volpe conoce el futbol y la cancha mejor que nadie en México. Es un maestro, con gran experiencia y conocimientos, que el futbol mexicano debería seguir aprovechando. Obsoletos me parecen aquellos que creen que un entrenador se mide sólo en el número de triunfos que tiene. Hay triunfos que no van al record, pero que permanecen como un legado irrefutable para el futbol mexicano.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ni meterse de regreso a la liguilla, ni plantarle partido y competencia al América por la Copa y por la Liga. Se entiende que no tiene un plantel del tamaño y la calidad que los “tres todopoderosos” (América, Tigres y Rayados) pero en el futbol y, más tratándose de un Clásico, aparecen otros factores que equilibran la contienda. El América sacará lo peor y también lo mejor del equipo de Cardozo. No es, de ninguna manera, “imposible” que Chivas salga triunfante...

MÉXICO -- “¡Imposible!”, claman algunos, entendiendo de antemano que ese término , en especial, esta prohibido en el mundo del deporte y más en un futbol mexicano apegado casi siempre a una irregularidad suigéneris que transforma, de golpe y porrazo, la fantasía en realidad y la realidad en fantasía. Chivas puede competirle al América. Lo deberá hacer en la medida de sus virtudes y aún a pesar de sus grandes falencias. Chivas le hará partido al América.

Una mediana actuación la noche del miércoles en su estadio le ha valido al Guadalajara para asegurarse un sitio en los cuartos de final de la Copa MX, donde dentro de un par de semanas afrontará al América en el Estadio Azteca en un juego “a matar o morir”. Tres días después, los equipos cambiarán de escenario para jugar en la cancha de Chivas el encuentro correspondiente a la Liga MX. La semana promete sacar lo peor y también lo mejor del popular club que intenta volver a la liguilla tras temporadas de ausencia.

Que el América impresiona, primero, por la amplitud y calidad de su plantel y segundo por el nivel de juego que amenaza con alcanzar, es una verdad. Que es invencible y que es imposible hacerle daño, es una contundente mentira.

“Difícilmente hay un equipo que nos pueda ganar”, dijo esta mañana el polifacético jugador americanista, Edson Álvarez. Y puede que, en parte, tenga la razón, pero sabemos que los juegos hay que jugarlos y que en el desarrollo de un partido intervienen muchos factores que van, incluso, más allá de la calidad futbolística. Sigo creyendo que Tigres y Rayados están en las mismas condiciones que el América y que en el caso de los Clásicos son situaciones extraordinarias, atípicas, donde las pulsaciones actúan caprichosamente y donde los duelos se equilibran. El último ejemplo lo tuvimos hace un par de semanas, cuando Pumas aparecía como víctima del América y terminó ganado el juego siendo mejor que su aparente “superpoderoso” rival.

El América no es invencible ni para Chivas será imposible plantearle un juego competitivo. Tendrá sí, el Guadalajara, que mostrar sus mejores condiciones. El equipo de Cardozo, con sus altas y sus bajas, ha ido de menos a más en el torneo. El trabajo defensivo ha avanzado -más allá de los tres goles que permitieron en Pachuca el sábado pasado- y los delanteros -Pulido, Vega y Ronaldo Cisneros- se han esmerado en ser más efectivos ante la portería contraria y aprovechar mucho más lo que produce un encendido “Conejo” Brizuela. Ganar partidos es algo que le sigue costando muchísimo trabajo a este Chivas, pero su mejoría es innegable.

No es fácil para Chivas -y para muchos otros- mantenerse en un estado sano y competitivo ante lo que plantean clubes como América, Tigres y Rayados, pero el futbol es un juego donde nada está escrito antes de finiquitarse. La palabra “imposible” no existe en el diccionario futbolístico.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La amplitud y la calidad de los planteles de América, de Tigres y de Rayados les genera un compromiso que no tienen los demás contendientes. Es lógico: mientras más argumentos tengas para competir, más exigente será tu condición. La Liga es fundamental para los tres, la Copa MX para el América y la Concacaf en la mira de los dos clubes regiomontanos. Están obligados, un término, un vínculo que no suele generar buenas caras en el futbol...

MÉXICO -- Los futbolistas, los entrenadores y los dirigentes le temen mucho a esta palabra, pero al final del día, en el futbol de estos tiempos parece claro exigir de acuerdo con lo que tienes en la cancha y en referencia directa a lo que significó la inversión que se realizó. Así que, les guste o no les guste, América, Tigres y Rayados están 'obligados', 'obligadísimos' a todo.

No es, propiamente, una obligación, es un compromiso que están forzados a tomar por competir al máximo nivel en todos los eventos que enfrentan. Se entiende que en el deporte competitivo el ganar o perder depende de muchos factores. Estos equipos, incluso, están armados para imponerse a todas las circunstancias que puedan atravesarse en el camino para recoger los trofeos.

La diferencia entre América, Tigres y Rayados con los demás radica en lo vasto, amplio y profundo que puede resultar su plantel. Cuando se tienen tantas alternativas, se tiene también, más posibilidades de alcanzar los objetivos. Pero no hay que olvidar nunca que el futbol es de momentos y quizá el nivel futbolístico -por contar un ejemplo- del León, hoy en día esté por encima de 'los tres todopoderosos'. Ello no quiere decir que el León esté a la misma altura o que tenga las mismas obligaciones.

El América va por la Liga y por la Copa. La llegada de Nicolás Castillo y de Nico Benedetti ha fortalecido a un equipo que fue campeón hace un par de meses. Miguel Herrera tiene un cuadro sólido y varias opciones en cada posición. Es un favorito natural y su historia, sus colores y estirpe reclaman siempre la necesidad de ganar títulos. No hay hacía donde hacerse: el América está obligado.

Tigres tiene una plantilla experimentada, que se conoce bien basada en la continuidad de los proyectos. Posee, además, un futbolista que en menos de cuatro años de militancia en el futbol mexicano se ha instalado entre los mejores refuerzos de la historia y también al entrenador con más partidos dirigidos en la Liga. ¿Necesita algo más que su poderoso plantel, que Gignac y que el 'Tuca' para ganar la Concacaf y la Liga?

Y el Monterrey está por el mismo sendero. A Diego Alonso le han armado un equipo con tres futbolistas de grandes condiciones por cada posición. Funes Mori, Pabón, Avilés Hurtado, Miguel Layún, Maximiliano Meza, Nico Sánchez, Basanta, Barovero y hasta jugadores jóvenes como Carlos Rodríguez y Jonathan González. La Liga y la Concacaf aparecen en un camino donde además se interpone Tigres, su gran rival deportivo y de la ciudad. Está obligado.

La obligación existe en el futbol como existe en muchos otros rubros de nuestra vida. Ignorarla o descartarla puede ser un temor a afrontar ciertas responsabilidades que adquieren aquellos que más tienen. América, Tigres y Rayados están obligados a todo, aunque sabemos que obviamente alguno de ellos, irremediablemente, fracasará.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No hay puesto más sobrevalorado y al mismo tiempo más inestable o vacilante que el de un entrenador. Al final del día, los que tienen la pelota en sus pies son los futbolistas y ellos deciden si es gol o no, mientras los entrenadores pierden su trabajo y nosotros especulamos. El futbol mexicano cobró nuevas 'víctimas' el fin de semana: Roberto Hernández y Hernán Cristante. ¿Quién sigue? ¿Caixinha?

SAN DIEGO, California -- Cero y van seis entrenadores destituidos en ocho fechas y tal parece que el señor Pedro Caixinha -mientras no sea 'fake news', claro- está esperando su turno, en una época donde las suspicacias aparecen por todas partes, sobre todo en aquellos que insinuan que, en algunos casos, los futbolistas le están 'tendiendo la cama' a sus directores técnicos.

La hipótesis es difícil de comprobar. No conozco a un futbolista que salga al campo de juego a perder para así perjudicar los intereses de su entrenador, pero tampoco me doy 'golpes de pecho'. Hay muchas cosas extrañas que suceden en el futbol.

El triunfo del Querétaro tras la salida de Rafa Puente Junior y la llegada de Víctor Vucetich al timón y los errores de algunos jugadores del Toluca en la goleada ante Santos que la postre le costó el trabajo a Hernán Cristante son puntos válidos para retomar la polémica. Al final del día, el futbol siempre estará más en manos -en los pies- del futbolista que del entrenador. Son ellos -los futbolistas- quienes deciden si corren, meten la pierna y se entregan a fondo. Probar que un futbolista actúa de 'mala fe' es prácticamente imposible. Entramos a un terreno que no tiene salida, el de las especulaciones.

La explicación más lógica radica en que un grupo humano de trabajo -el que sea- que se mete en una crisis se va deteriorando mientras no encuentra la forma de salir de ella. Los integrantes de ese equipo en dificultades reaccionan de forma diferente, algunos con sus mejores virtudes y otros más con sus más temibles defectos. Por ahora, no sé ni me atrevo a decir que un futbolista sale al campo con la idea de perder el juego y así perjudicar a su entrenador.

Hay otra situación: la del dinero, que siempre está más que presente en estos tiempos del futbol profesional. Los entrenadores se hunden más en su desesperación por salvar al equipo porque están esperando que les despidan antes de dar ellos el paso hacia el frente y aceptar que “no va más”. Están cuidando su indemnización mientras el equipo se deprime más y más.

No hay puesto más sobrevalorado y al mismo tiempo más inestable o vacilante que el de un entrenador. Al final del día, los que tienen la pelota en sus pies son los futbolistas y ellos deciden si es gol o no, mientras los entrenadores pierden su trabajo y nosotros especulamos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los clubes mexicanos suelen ponerse en el mismo nivel que representa la pobreza futbolística del área donde juegan. La semana dejó en claro que Rayados, Tigres y Toluca mostraron sus más temibles defectos ante rivales ciertamente inferiores cuando salieron a la única escena internacional donde tienen oportunidad de mostrarse. ¿La solución? La solución radica en huir hacia el sur, donde encontrarán otro tipo de presiones y exigencias. Crecer en la situación actual parece imposible...

CIUDAD DE MÉXICO -- El futbol mexicano suele ser tan diligente y caballeroso que, cuando sale a competir en un torneo internacional donde se supone que debe mostrar sus avances y superioridad, se esmera en ponerse al nivel de sus rivales en esa "zona de confort". Y el crecimiento es nulo. Casi no existe.

El jueves, en Kansas City, el Toluca se comportó mediocre y bochornosamente. Durante la semana, los opulentos Tigres y Rayados también pasaron por jornadas vergonzosas. ¿Por qué? ¿Dónde está el problema si evidentemente esos clubes son superiores al nivel de su área? ¿Qué hacer?

Huir, escapar, correr hacía el único sitio en el continente que ofrece otra clase y nivel futbolístico.

La propuesta suena interesante y poderosa: unir la Copa Libertadores de América con la Liga de Campeones de Concacaf.

La idea, que es de Jesús Martínez dueño de Grupo Pachuca, suena tan interesante y poderosa como lo que debe significar el conciliar los intereses que tiene el futbol. Intereses donde generalmente el menor interés radica en un tema estrictamente futbolístico.

Caeremos en la ecuación de siempre: el nivel futbolístico que tanto necesita la Concacaf y las ventajas económicas que tanto atesora la Conmebol.

Si a nivel de selecciones parece imposible por las cuestiones políticas que siempre son fundamentales en la vida de FIFA, en el sector de los clubes existe una posibilidad más cercana, siempre y cuando las cuentas resulten más atractivas para los involucrados.

Un torneo común, una América reunida en un mismo evento futbolístico resultará en una mayor atracción para los aficionados, aquellos que pagan su boleto en el estadio y los otros, una mayoría, que se sienta frente a la televisión y consumen.

Parece ser, además, la única oportunidad sólida para que el futbol mexicano vuelva a participar en un torneo con los clubes sudamericanos. Convencer a la Concacaf de hacerlo de forma individual parece, nuevamente, una tarea imposible. Lograr una sociedad, conjuntar los intereses de ambos, sí que encontraría más seguidores.

Lo que está muy claro es que el futbol mexicano no puede quedarse anclado en su zona, una zona que, en lugar de mejoras sustentables, provoca distracciones e inconsistencia, como la que, por ejemplo, mostraron los fuertes clubes de Monterrey, Tigres y Rayados, en Centroamérica y el Toluca en Kansas City.

El futbol mexicano necesita presión, requiere presionarse para así encontrar y producir lo mejor de sí. En una zona de confort, el crecimiento será poco o nulo. Hay que llevar el balón tan al sur como sea posible. Crecer aquí es imposible. Es, con todo respeto, un área de 'enanos futbolísticos'.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Noche soñada para Diego Lainez. Debuta en torneos europeos y marca el gol con el que su equipo, el Real Betis, saca un valeroso empate en territorio francés. Sin embargo, vamos con calma que la carrera de Lainez tiene prisa de alcanzar la gloria. El mexicano aprovechó la ocasión maravillosa para seguir afianzando su aclimatación futbolística en Europa. Paso a paso, sin saltarse ningún aprendizaje, pero tampoco sin dejar de aprovechar todas las oportunidades...

Diego Lainez se ha vuelto “europeo”. A sus 18 años y 250 días ha marcado su primer gol con una camiseta que no es la del América. Lo ha logrado, además, justo cuando su nuevo equipo más lo necesitaba para rescatar un empate en la capital de Bretaña y así consolidar el sueño de las rondas adultas en la Europa League.

Lainez ha hecho exactamente lo que debe hacer un futbolista de su edad y de sus condiciones: aprovechar la oportunidad que se le da por la lesión de un compañero muy temprano en el juego, adecuarse a la posición y a las necesidades de su equipo y estar en el lugar justo y al momento indicado para meter una media vuelta, tras un tiro de esquina cobrado por Andrés Guardado. “Ha hecho un buen partido pero a veces le cuesta ubicarse; tiene que mejorar en el aspecto posicional", dice Quique Setién, el entrenador del Real Betis. “Le hemos traído para que nos dé cosas y vaya creciendo”.

Diego Lainez está en un momento de aclimatación futbolística y también de adaptación a condiciones de entrenamiento, disciplina, alimentación, clima, estadios, aficionados y cuidados que son diferentes a lo que que vivió en México. Pero es afortunado, muy afortunado, porqué ha llegado a un club que muestra, de acuerdo a sus posibilidades, un alto nivel competitivo. El Real Betis aspira a los octavos final del torneo europeo, a la Final de la Copa del Rey (debe jugar el día 27 de este mes la vuelta ante el Valencia que esta empatada a dos goles) y este mismo fin de semana, si vence al Deportivo Alavés por la vigésimo cuarta fecha de la Liga, puede meterse en la lucha de puestos europeos. Mejor, imposible...

Pero falta otro detalle sumamente importante: a Lainez lo está “arropando” uno de los mejores futbolistas mexicanos de los últimos tiempos. Un jugador que “bajita la mano”, ha hecho y sigue haciendo una carrera europea impecable y de altísimo nivel. También, un profesional al 100%. Andrés Guardado, sin pretenderlo, se ha convertido en su “padrino” europeo. Lo cuida, le da consejos, lo regaña y lo guía por un camino por el que él mismo transitó hace más de una década con el Deportivo La Coruña.

El primer gol de muchos ha llegado para un jugador que pinta para ser diferente en la historia del futbol mexicano, pero vamos con calma: la misma insinuación tuvieron otros en su momento. Giovani Dos Santos y Carlos Vela tenían la misma facha de futbolistas hace algunos años. Hoy, antes de cumplir los 30 años, ambos están en Hollywood, un sitio bueno para el cine y la farándula y no tanto para el futbol.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En eso ha convertido Miguel Herrera al América. Los números que tiene en juegos ante Chivas, Cruz Azul y Pumas son realmente extraordinarios, aplastantes. El entrenador ha transmitido parte de su personalidad, de sus pulsaciones y de su mentalidad para hacerles entender que esta clase de juegos son especiales, requieren de un mayor compromiso, ambición y entrega…

SAN DIEGO, California -- Lo primero que entendió Miguel Herrera desde su llegada al América es la necesidad y a la vez la debilidad que tiene el aficionado americanista por los juegos que reciben el calificativo de 'Clásico'. Además de Herrera, lo han entendido muy bien Chivas, Cruz Azul y sobre todo los Pumas.

Los jugadores son, definitivamente, los que meten y fallan los balones en el campo de juego, pero Herrera es “la llave” que ha generado en este América una disposición diferente para cuando llegan esta clase de juegos. El entrenador impone su personalidad, la transmite y los jugadores la reciben. Y el América, con mucho futbol, con poco futbol o de plano, sin futbol, es capaz de convertirse en una 'Bestia de Clásicos' que deja con pocas opciones al rival.

Tal parece que los escenarios 'calientes', donde hay mayor presión y responsabilidad, le favorecen a Miguel Herrera. Es capaz de poner a su equipo a tope, entendiendo el grado de compromiso que alcanzan esta clase de partidos. La última vez que se encontró con Pumas -semifinales- el América terminó ganando con un marcador de escándalo. Unos días más tarde, se 'encargó' de Cruz Azul en la final.

Uno supondría que Pumas tendría cierta ventaja en esta clase de juego por su mayor conexión con la cantera y por ende con la filosofía del club y ha enseñando, desde muy pequeños, sobre quién es el “enemigo” deportivo a vencer. Pero ahí entra la labor de Herrera, que adoctrina y convence a sus futbolistas de la imperiosa necesidad de ser mejores en estos juegos. El 'Piojo' logra sacar lo mejor de cada futbolista, aunque en la mente de este jugador la idea de un Clásico se remonte a sus días en Colombia, Ecuador, Argentina o Chile.

Los dos títulos que Herrera tiene en el América han sido, justamente, en un partido Clásico ante Cruz Azul. Ganar estos juegos que, como el del domingo, valen sólo tres puntos, le han significado ya en un lugar especial en la historia de los entrenadores del América.

Digamos que el América se transforma en esta clase de juegos. Es verdad que viene dolido por haber perdido en casa ante el León que le hizo un buen partido, pero el domingo eso quedará en el pasado. El América se disfrazará de lo que ha sido siempre con Miguel Herrera, una 'Bestia' de los Clásicos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO