Ni meterse de regreso a la liguilla, ni plantarle partido y competencia al América por la Copa y por la Liga. Se entiende que no tiene un plantel del tamaño y la calidad que los “tres todopoderosos” (América, Tigres y Rayados) pero en el futbol y, más tratándose de un Clásico, aparecen otros factores que equilibran la contienda. El América sacará lo peor y también lo mejor del equipo de Cardozo. No es, de ninguna manera, “imposible” que Chivas salga triunfante...

MÉXICO -- “¡Imposible!”, claman algunos, entendiendo de antemano que ese término , en especial, esta prohibido en el mundo del deporte y más en un futbol mexicano apegado casi siempre a una irregularidad suigéneris que transforma, de golpe y porrazo, la fantasía en realidad y la realidad en fantasía. Chivas puede competirle al América. Lo deberá hacer en la medida de sus virtudes y aún a pesar de sus grandes falencias. Chivas le hará partido al América.

Una mediana actuación la noche del miércoles en su estadio le ha valido al Guadalajara para asegurarse un sitio en los cuartos de final de la Copa MX, donde dentro de un par de semanas afrontará al América en el Estadio Azteca en un juego “a matar o morir”. Tres días después, los equipos cambiarán de escenario para jugar en la cancha de Chivas el encuentro correspondiente a la Liga MX. La semana promete sacar lo peor y también lo mejor del popular club que intenta volver a la liguilla tras temporadas de ausencia.

Que el América impresiona, primero, por la amplitud y calidad de su plantel y segundo por el nivel de juego que amenaza con alcanzar, es una verdad. Que es invencible y que es imposible hacerle daño, es una contundente mentira.

“Difícilmente hay un equipo que nos pueda ganar”, dijo esta mañana el polifacético jugador americanista, Edson Álvarez. Y puede que, en parte, tenga la razón, pero sabemos que los juegos hay que jugarlos y que en el desarrollo de un partido intervienen muchos factores que van, incluso, más allá de la calidad futbolística. Sigo creyendo que Tigres y Rayados están en las mismas condiciones que el América y que en el caso de los Clásicos son situaciones extraordinarias, atípicas, donde las pulsaciones actúan caprichosamente y donde los duelos se equilibran. El último ejemplo lo tuvimos hace un par de semanas, cuando Pumas aparecía como víctima del América y terminó ganado el juego siendo mejor que su aparente “superpoderoso” rival.

El América no es invencible ni para Chivas será imposible plantearle un juego competitivo. Tendrá sí, el Guadalajara, que mostrar sus mejores condiciones. El equipo de Cardozo, con sus altas y sus bajas, ha ido de menos a más en el torneo. El trabajo defensivo ha avanzado -más allá de los tres goles que permitieron en Pachuca el sábado pasado- y los delanteros -Pulido, Vega y Ronaldo Cisneros- se han esmerado en ser más efectivos ante la portería contraria y aprovechar mucho más lo que produce un encendido “Conejo” Brizuela. Ganar partidos es algo que le sigue costando muchísimo trabajo a este Chivas, pero su mejoría es innegable.

No es fácil para Chivas -y para muchos otros- mantenerse en un estado sano y competitivo ante lo que plantean clubes como América, Tigres y Rayados, pero el futbol es un juego donde nada está escrito antes de finiquitarse. La palabra “imposible” no existe en el diccionario futbolístico.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La amplitud y la calidad de los planteles de América, de Tigres y de Rayados les genera un compromiso que no tienen los demás contendientes. Es lógico: mientras más argumentos tengas para competir, más exigente será tu condición. La Liga es fundamental para los tres, la Copa MX para el América y la Concacaf en la mira de los dos clubes regiomontanos. Están obligados, un término, un vínculo que no suele generar buenas caras en el futbol...

MÉXICO -- Los futbolistas, los entrenadores y los dirigentes le temen mucho a esta palabra, pero al final del día, en el futbol de estos tiempos parece claro exigir de acuerdo con lo que tienes en la cancha y en referencia directa a lo que significó la inversión que se realizó. Así que, les guste o no les guste, América, Tigres y Rayados están 'obligados', 'obligadísimos' a todo.

No es, propiamente, una obligación, es un compromiso que están forzados a tomar por competir al máximo nivel en todos los eventos que enfrentan. Se entiende que en el deporte competitivo el ganar o perder depende de muchos factores. Estos equipos, incluso, están armados para imponerse a todas las circunstancias que puedan atravesarse en el camino para recoger los trofeos.

La diferencia entre América, Tigres y Rayados con los demás radica en lo vasto, amplio y profundo que puede resultar su plantel. Cuando se tienen tantas alternativas, se tiene también, más posibilidades de alcanzar los objetivos. Pero no hay que olvidar nunca que el futbol es de momentos y quizá el nivel futbolístico -por contar un ejemplo- del León, hoy en día esté por encima de 'los tres todopoderosos'. Ello no quiere decir que el León esté a la misma altura o que tenga las mismas obligaciones.

El América va por la Liga y por la Copa. La llegada de Nicolás Castillo y de Nico Benedetti ha fortalecido a un equipo que fue campeón hace un par de meses. Miguel Herrera tiene un cuadro sólido y varias opciones en cada posición. Es un favorito natural y su historia, sus colores y estirpe reclaman siempre la necesidad de ganar títulos. No hay hacía donde hacerse: el América está obligado.

Tigres tiene una plantilla experimentada, que se conoce bien basada en la continuidad de los proyectos. Posee, además, un futbolista que en menos de cuatro años de militancia en el futbol mexicano se ha instalado entre los mejores refuerzos de la historia y también al entrenador con más partidos dirigidos en la Liga. ¿Necesita algo más que su poderoso plantel, que Gignac y que el 'Tuca' para ganar la Concacaf y la Liga?

Y el Monterrey está por el mismo sendero. A Diego Alonso le han armado un equipo con tres futbolistas de grandes condiciones por cada posición. Funes Mori, Pabón, Avilés Hurtado, Miguel Layún, Maximiliano Meza, Nico Sánchez, Basanta, Barovero y hasta jugadores jóvenes como Carlos Rodríguez y Jonathan González. La Liga y la Concacaf aparecen en un camino donde además se interpone Tigres, su gran rival deportivo y de la ciudad. Está obligado.

La obligación existe en el futbol como existe en muchos otros rubros de nuestra vida. Ignorarla o descartarla puede ser un temor a afrontar ciertas responsabilidades que adquieren aquellos que más tienen. América, Tigres y Rayados están obligados a todo, aunque sabemos que obviamente alguno de ellos, irremediablemente, fracasará.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No hay puesto más sobrevalorado y al mismo tiempo más inestable o vacilante que el de un entrenador. Al final del día, los que tienen la pelota en sus pies son los futbolistas y ellos deciden si es gol o no, mientras los entrenadores pierden su trabajo y nosotros especulamos. El futbol mexicano cobró nuevas 'víctimas' el fin de semana: Roberto Hernández y Hernán Cristante. ¿Quién sigue? ¿Caixinha?

SAN DIEGO, California -- Cero y van seis entrenadores destituidos en ocho fechas y tal parece que el señor Pedro Caixinha -mientras no sea 'fake news', claro- está esperando su turno, en una época donde las suspicacias aparecen por todas partes, sobre todo en aquellos que insinuan que, en algunos casos, los futbolistas le están 'tendiendo la cama' a sus directores técnicos.

La hipótesis es difícil de comprobar. No conozco a un futbolista que salga al campo de juego a perder para así perjudicar los intereses de su entrenador, pero tampoco me doy 'golpes de pecho'. Hay muchas cosas extrañas que suceden en el futbol.

El triunfo del Querétaro tras la salida de Rafa Puente Junior y la llegada de Víctor Vucetich al timón y los errores de algunos jugadores del Toluca en la goleada ante Santos que la postre le costó el trabajo a Hernán Cristante son puntos válidos para retomar la polémica. Al final del día, el futbol siempre estará más en manos -en los pies- del futbolista que del entrenador. Son ellos -los futbolistas- quienes deciden si corren, meten la pierna y se entregan a fondo. Probar que un futbolista actúa de 'mala fe' es prácticamente imposible. Entramos a un terreno que no tiene salida, el de las especulaciones.

La explicación más lógica radica en que un grupo humano de trabajo -el que sea- que se mete en una crisis se va deteriorando mientras no encuentra la forma de salir de ella. Los integrantes de ese equipo en dificultades reaccionan de forma diferente, algunos con sus mejores virtudes y otros más con sus más temibles defectos. Por ahora, no sé ni me atrevo a decir que un futbolista sale al campo con la idea de perder el juego y así perjudicar a su entrenador.

Hay otra situación: la del dinero, que siempre está más que presente en estos tiempos del futbol profesional. Los entrenadores se hunden más en su desesperación por salvar al equipo porque están esperando que les despidan antes de dar ellos el paso hacia el frente y aceptar que “no va más”. Están cuidando su indemnización mientras el equipo se deprime más y más.

No hay puesto más sobrevalorado y al mismo tiempo más inestable o vacilante que el de un entrenador. Al final del día, los que tienen la pelota en sus pies son los futbolistas y ellos deciden si es gol o no, mientras los entrenadores pierden su trabajo y nosotros especulamos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los clubes mexicanos suelen ponerse en el mismo nivel que representa la pobreza futbolística del área donde juegan. La semana dejó en claro que Rayados, Tigres y Toluca mostraron sus más temibles defectos ante rivales ciertamente inferiores cuando salieron a la única escena internacional donde tienen oportunidad de mostrarse. ¿La solución? La solución radica en huir hacia el sur, donde encontrarán otro tipo de presiones y exigencias. Crecer en la situación actual parece imposible...

CIUDAD DE MÉXICO -- El futbol mexicano suele ser tan diligente y caballeroso que, cuando sale a competir en un torneo internacional donde se supone que debe mostrar sus avances y superioridad, se esmera en ponerse al nivel de sus rivales en esa "zona de confort". Y el crecimiento es nulo. Casi no existe.

El jueves, en Kansas City, el Toluca se comportó mediocre y bochornosamente. Durante la semana, los opulentos Tigres y Rayados también pasaron por jornadas vergonzosas. ¿Por qué? ¿Dónde está el problema si evidentemente esos clubes son superiores al nivel de su área? ¿Qué hacer?

Huir, escapar, correr hacía el único sitio en el continente que ofrece otra clase y nivel futbolístico.

La propuesta suena interesante y poderosa: unir la Copa Libertadores de América con la Liga de Campeones de Concacaf.

La idea, que es de Jesús Martínez dueño de Grupo Pachuca, suena tan interesante y poderosa como lo que debe significar el conciliar los intereses que tiene el futbol. Intereses donde generalmente el menor interés radica en un tema estrictamente futbolístico.

Caeremos en la ecuación de siempre: el nivel futbolístico que tanto necesita la Concacaf y las ventajas económicas que tanto atesora la Conmebol.

Si a nivel de selecciones parece imposible por las cuestiones políticas que siempre son fundamentales en la vida de FIFA, en el sector de los clubes existe una posibilidad más cercana, siempre y cuando las cuentas resulten más atractivas para los involucrados.

Un torneo común, una América reunida en un mismo evento futbolístico resultará en una mayor atracción para los aficionados, aquellos que pagan su boleto en el estadio y los otros, una mayoría, que se sienta frente a la televisión y consumen.

Parece ser, además, la única oportunidad sólida para que el futbol mexicano vuelva a participar en un torneo con los clubes sudamericanos. Convencer a la Concacaf de hacerlo de forma individual parece, nuevamente, una tarea imposible. Lograr una sociedad, conjuntar los intereses de ambos, sí que encontraría más seguidores.

Lo que está muy claro es que el futbol mexicano no puede quedarse anclado en su zona, una zona que, en lugar de mejoras sustentables, provoca distracciones e inconsistencia, como la que, por ejemplo, mostraron los fuertes clubes de Monterrey, Tigres y Rayados, en Centroamérica y el Toluca en Kansas City.

El futbol mexicano necesita presión, requiere presionarse para así encontrar y producir lo mejor de sí. En una zona de confort, el crecimiento será poco o nulo. Hay que llevar el balón tan al sur como sea posible. Crecer aquí es imposible. Es, con todo respeto, un área de 'enanos futbolísticos'.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Noche soñada para Diego Lainez. Debuta en torneos europeos y marca el gol con el que su equipo, el Real Betis, saca un valeroso empate en territorio francés. Sin embargo, vamos con calma que la carrera de Lainez tiene prisa de alcanzar la gloria. El mexicano aprovechó la ocasión maravillosa para seguir afianzando su aclimatación futbolística en Europa. Paso a paso, sin saltarse ningún aprendizaje, pero tampoco sin dejar de aprovechar todas las oportunidades...

Diego Lainez se ha vuelto “europeo”. A sus 18 años y 250 días ha marcado su primer gol con una camiseta que no es la del América. Lo ha logrado, además, justo cuando su nuevo equipo más lo necesitaba para rescatar un empate en la capital de Bretaña y así consolidar el sueño de las rondas adultas en la Europa League.

Lainez ha hecho exactamente lo que debe hacer un futbolista de su edad y de sus condiciones: aprovechar la oportunidad que se le da por la lesión de un compañero muy temprano en el juego, adecuarse a la posición y a las necesidades de su equipo y estar en el lugar justo y al momento indicado para meter una media vuelta, tras un tiro de esquina cobrado por Andrés Guardado. “Ha hecho un buen partido pero a veces le cuesta ubicarse; tiene que mejorar en el aspecto posicional", dice Quique Setién, el entrenador del Real Betis. “Le hemos traído para que nos dé cosas y vaya creciendo”.

Diego Lainez está en un momento de aclimatación futbolística y también de adaptación a condiciones de entrenamiento, disciplina, alimentación, clima, estadios, aficionados y cuidados que son diferentes a lo que que vivió en México. Pero es afortunado, muy afortunado, porqué ha llegado a un club que muestra, de acuerdo a sus posibilidades, un alto nivel competitivo. El Real Betis aspira a los octavos final del torneo europeo, a la Final de la Copa del Rey (debe jugar el día 27 de este mes la vuelta ante el Valencia que esta empatada a dos goles) y este mismo fin de semana, si vence al Deportivo Alavés por la vigésimo cuarta fecha de la Liga, puede meterse en la lucha de puestos europeos. Mejor, imposible...

Pero falta otro detalle sumamente importante: a Lainez lo está “arropando” uno de los mejores futbolistas mexicanos de los últimos tiempos. Un jugador que “bajita la mano”, ha hecho y sigue haciendo una carrera europea impecable y de altísimo nivel. También, un profesional al 100%. Andrés Guardado, sin pretenderlo, se ha convertido en su “padrino” europeo. Lo cuida, le da consejos, lo regaña y lo guía por un camino por el que él mismo transitó hace más de una década con el Deportivo La Coruña.

El primer gol de muchos ha llegado para un jugador que pinta para ser diferente en la historia del futbol mexicano, pero vamos con calma: la misma insinuación tuvieron otros en su momento. Giovani Dos Santos y Carlos Vela tenían la misma facha de futbolistas hace algunos años. Hoy, antes de cumplir los 30 años, ambos están en Hollywood, un sitio bueno para el cine y la farándula y no tanto para el futbol.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En eso ha convertido Miguel Herrera al América. Los números que tiene en juegos ante Chivas, Cruz Azul y Pumas son realmente extraordinarios, aplastantes. El entrenador ha transmitido parte de su personalidad, de sus pulsaciones y de su mentalidad para hacerles entender que esta clase de juegos son especiales, requieren de un mayor compromiso, ambición y entrega…

SAN DIEGO, California -- Lo primero que entendió Miguel Herrera desde su llegada al América es la necesidad y a la vez la debilidad que tiene el aficionado americanista por los juegos que reciben el calificativo de 'Clásico'. Además de Herrera, lo han entendido muy bien Chivas, Cruz Azul y sobre todo los Pumas.

Los jugadores son, definitivamente, los que meten y fallan los balones en el campo de juego, pero Herrera es “la llave” que ha generado en este América una disposición diferente para cuando llegan esta clase de juegos. El entrenador impone su personalidad, la transmite y los jugadores la reciben. Y el América, con mucho futbol, con poco futbol o de plano, sin futbol, es capaz de convertirse en una 'Bestia de Clásicos' que deja con pocas opciones al rival.

Tal parece que los escenarios 'calientes', donde hay mayor presión y responsabilidad, le favorecen a Miguel Herrera. Es capaz de poner a su equipo a tope, entendiendo el grado de compromiso que alcanzan esta clase de partidos. La última vez que se encontró con Pumas -semifinales- el América terminó ganando con un marcador de escándalo. Unos días más tarde, se 'encargó' de Cruz Azul en la final.

Uno supondría que Pumas tendría cierta ventaja en esta clase de juego por su mayor conexión con la cantera y por ende con la filosofía del club y ha enseñando, desde muy pequeños, sobre quién es el “enemigo” deportivo a vencer. Pero ahí entra la labor de Herrera, que adoctrina y convence a sus futbolistas de la imperiosa necesidad de ser mejores en estos juegos. El 'Piojo' logra sacar lo mejor de cada futbolista, aunque en la mente de este jugador la idea de un Clásico se remonte a sus días en Colombia, Ecuador, Argentina o Chile.

Los dos títulos que Herrera tiene en el América han sido, justamente, en un partido Clásico ante Cruz Azul. Ganar estos juegos que, como el del domingo, valen sólo tres puntos, le han significado ya en un lugar especial en la historia de los entrenadores del América.

Digamos que el América se transforma en esta clase de juegos. Es verdad que viene dolido por haber perdido en casa ante el León que le hizo un buen partido, pero el domingo eso quedará en el pasado. El América se disfrazará de lo que ha sido siempre con Miguel Herrera, una 'Bestia' de los Clásicos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


“¡Se la come, Maradona se la come!”, fue el grito de guerra anoche, en medio de la ‘borrachera’ por los festejos del título del Atlético San Luis, que apenas ganó medio boleto para tener derecho a buscar el ascenso la próxima temporada.

No le busquen. No hay excusa. Simplemente es vergonzoso. Indigno de una verdadera afición que presuma de serlo, cuando lo único que vas hacer es lanzar suciedad verbal a una persona sólo por el hecho de ser el entrenador rival. Obvio el ‘otrora ‘10’ reacciona de una forma agresiva e irrefrenable.

¿Dónde está la organización del equipo San Luis? ¿Por qué no custodiaron a un personaje de la envergadura de Diego Armando, quien en un arranque de frustración por la derrota y la impotencia de la abierta provocación sólo busca vengar con puños la ofensa de mujeres y hombres que lo ‘apuñalan’ incluso por su condición de la enfermedad que padece ajena al tema deportivo y por la cual ha mantenido seguramente una lucha interna, un infierno que desgraciadamente muchos experimentan.

¿Dónde está la cabeza de la ‘dama’ que orgullosa con teléfono en mano grita y grita ¡se la come, Maradona se la come! ¿En serio? ¿Esa es su educación, acaso potencializada e inspirada en el anonimato que da la muchedumbre, pues se da el permiso de enjuiciar a otra persona por el hecho de ser el ‘odiado ‘adversario’? Si eso hace en un estadio ¿qué no hará en el día a día? ¿Cómo perderse el momento histórico de insultar a uno de las figuras más grandes del balompié mundial? Simplemente inadmisible, imperdonable, bochornoso.

Más triste ver el juicio sumario en las redes de la gente que acusa a Maradona de perder los estribos. Estoy seguro que como ser humano no puedes aguantar cuantas mentadas te hagan sólo por el hecho de ser persona pública. No es una defensa a ultranza al ‘Pelusa’, quien evidentemente se equivoca al tirar un golpe lleno de rabia. Pero dudo mucho que usted, amable lector, sea impasible ante los gritos emberbecidos de decenas de personas que le tiran lanzas verbales a su persona. Reaccionó como lo hubiera hecho cualquiera, pero es Maradona ni más ni menos y por ello es llevado a la palestra de la acusación.

¿Con qué cara nosotros podemos criticar lo sucedido en Argentina si desde acá también generamos violencia, provocamos e incendiamos el ambiente con palabras hirientes? ¿Quiénes somos? ¿Qué nos creemos? ¿Por qué actuamos de esa manera? ¿Dónde rebasamos la línea de respeto hacia otra persona con colores de afiliación diferentes? No hay forma de defender lo indefendible. Anoche en el Alfonso Lastras un puñado de personas que buscar estar en Primera tuvieron un comportamiento de Segunda.

Ojalá y esto se evite en los estadios. Espero que esta sea una llamada de atención para clubes de ascenso que la próxima temporada tendrán la visita del famoso entrenador de los ‘culichis’, la amarga experiencia de anoche que retrató lo que seguramente no son los potosinos, se evite y haya un manejo especial a la seguridad del argentino.

Es el mayor deseo. ‘Afortunadamente’ los hechos no pasaron de ser anecdóticos, porque si no es por el grupo de personas que venía con el entrenador, quién sabe qué hubiera pasado. Lo peor es que se hubiera puesto en la plaza pública del enjuiciamiento a Diego Armando de una forma más desproporcionada.

Esperemos que en San Luis, un equipo forjado seriamente, con un grupo de empresarios ejemplares y un club propietario de envergadura como el Atletico de Madrid, pongan manos a la obra y concienticen a su gente que no confundan rivalidad con estupidez. Justos pagan por pecadores y estoy seguro que la mayoría de los potosinos son gente educada y trabajadora. Una disculpa, Diego, anoche se equivocaron unos cuantos, no toda la afición mexicana. Acá somos muy buenos para criticar, pero no para poner el ejemplo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Comienza el torneo para Cruz Azul. El verdadero. El que desde hace 21 años sus aficionados sufren. El liderato general podría revertírsele a La Máquina si no alzan este campeonato. En la misma proporción el liderato, como el fracaso. Ni la conquista de la Copa MX ocultarán las burlas al equipo, en caso de quedarse por la pelea en cualquier instancia: Cuartos de Final, Semifinales o la propia Final. No hay mañana. Es ahora. Lo merece la institución, el equipo, su historia. Los celestes ya no pueden permitirse más bochornos porque este conjunto le da permiso a las pasión cruzazulina de verse retratada con la novena.

Es verdad que sus contendientes son complicados. Conjuntos como Santos, Tigres o América alzan la mano. Sin embargo, al equipo lo veo obsesionado con la idea de ir por el 'doblete' que daría una inmensa alegría a sus seguidores, ávidos de celebraciones que no han tenido en Liga desde hace 21 años. En Cruz Azul se ha conjuntado todo, la llegada de un directivo ejemplar e inteligente como Ricardo Pelaéz, así como los refuerzos: Pablo Aguilar (Tijuana), Iván Marcone (Lanús), Elías Hernández (León) y Roberto Alvarado (Necaxa). La consolidación de Martín Cauteruccio, quien antes no le metía gol ni al arcoiris y ahora se ha mostrado como un romperredes implacable.

En Cruz Azul ya no importa el "cómo" sino el "qué". Hoy es un equipo pragmático. Ha resuelto con eficiencia los partidos difíciles. Pedro Caixinha, un entrenador serio, inteligente y metodológico le ha dado al equipo una solvencia importante en defensa y ataque, un equilibrio que por lo menos le ha permitido hacer que en seis meses la palabra "cruzazulear", comience a ser sólo un mal recuerdo del pasado que definía a la escuadra como la eterna promesa convertida en realidad.

Las cosas están dadas para que en el regreso al Estadio Azteca, que nunca debió haber abandonado, vea un título de uno de sus 'hijos pródigos'. Sin duda, al escenario más importante en su historia ha sido una clave para ver el momento que atraviesan. La gente encontró la identidad perdida del Estadio Azul, un inmueble que si bien fue su casa en 22 años, estaba muy alejado de ser la casa de la Máquina. El Coloso que comparte con el América ahora es inexpugnable y una difícil aduana para cualquier equipo de la Liga.

Billy Álvarez, presidente y dueño del equipo -sé que es de la coopeativa, pero no lo parece-- por fin entendió que debe dejar manejar a los que realmente saben. No poner en manos de su hijo Robin un equipo de abolengo e importancia en la historia del futbol mexicano. Hacer olvidar la 'leyenda urbana' llamada Carlos Hurtado, quien si bien ya no tenía relación en los últimos años del equipo, destrozó con su vieja historia la estructura de una institución que necesita de victorias para sacudirse de un pasado que arrastra con pesadas cadenas, imposibles de darle libertad a las ideas y a la modernidad.

Cruz Azul está en un momento histórico. No debe desaprovecharlo. Es verdad que tampoco se va la vida si es eliminado, porque ha cimentado las bases para el futuro. Sin embargo, el no coronarse permitirá que el balance 'positivo' del Apertura 2018 quede meramente en lo institucional, porque la gente no quiere más ilusiones sino realidades. La empresa es fuerte e importante, este equipo pinta para llevarse el título. Deseo que las 'cruzazuleadas' sean sólo efecto de un mal chiste y no una verdad consumada en un equipo de futbol.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Es la única conclusión positiva de estos cinco meses post mundialistas y del interinato de Ricardo Ferretti. Los números son pobres, las actuaciones muy flojas. México parece haber desperdiciado rivales de jerarquía -Uruguay, Chile y Argentina-. Los federativos no tomaron las mejores decisiones y Ferretti tampoco lo hizo. Los futbolistas no estuvieron a la altura. Lo único rescatable es la llegada de un entrenador, Gerardo Martino, que se transformará en una nueva esperanza para el futbol mexicano. Esperemos que lo dejen trabajar…

SAN DIEGO, CA.- Lo mejor del “interinato” resultó ser la llegada de Gerardo 'Tata' Martino…

Y puede que tanto Ricardo Ferretti como los dirigentes del futbol mexicano tengan gran parte de la responsabilidad de lo pobre que fue el proceso, pero… ¿y los futbolistas? ¿Cómo explicar lo poco que aprovecharon la oportunidad que recibieron los jugadores que son señalados como los indicados para tomar la estafeta generacional de la Selección Mexicana?

Es verdad: la selección de la transición mostró poco futbol y como se esperaba, una escasa comunión para el juego -algunos de estos futbolistas no habían actuado juntos nunca- pero también evidenciaron poco compromiso y cero actitudes para levantar la mano por el futuro del futbol mexicano. Colectiva e individualmente, México no apareció ante rivales como Uruguay, Chile y Argentina, que, sin duda, significaron un gran avance en cuanto al nivel y condiciones de los rivales. El 2018 que terminó esta noche en Mendoza arroja algunos de los peores números de una Selección Mexicana en los últimos 30 años. También, deja en claro, que México tiene graves problemas para conseguir goles y algunos expertos de cancha consideran que la razón de ello es el poco futbol que genera México. Cinco derrotas en seis partidos, el “manoseo” de 41 jugadores y la ausencia de un buen nivel futbolístico caracterizan esta etapa.

Como sea, el futbol mexicano queda en la penumbra, con las mismas dudas que existían tras un Mundial donde desde un triunfo histórico ante Alemania -luego entenderíamos que se trataba de una de las peores versiones históricas de 'La Mannschaft'- se termino en la desgracia -futbolística- de toparse con la misma barrera de siempre.

De los 41 elementos que trabajaron con Ferretti en este interinato, 11 debutaron en Selección: Diego Lainez, Érick Aguirre, Gerardo Arteaga, Gibrán Lajud, Hugo González, Josecarlos van Rankin, Jesús Angulo, Javier Abella, Roberto Alvarado, Raúl Gudiño y Víctor Guzmán.

Lo mejor de este periodo en la Selección Mexicana es la resultante de la llegada de Gerardo 'Tata' Martino. La Federación ganó tiempo en lo que destrababa el contrato del argentino en la MLS.

Que si fue un error o no la designación de Ferretti como interino, hay que recordar bien el inicio de la historia: El 'Tuca' llegó con la idea de quedarse en el puesto. Las negociaciones entre Yon de Luisa y Tigres fracasaron. No había forma de detenerlo.

El interinato dejó números pobres y un escenario crudo y real de la Selección Mexicana tras el nuevo fracaso mundialista, pero también arrojó una nueva esperanza: se llama Gerardo Martino, le dicen el 'Tata' y si lo dejan trabajar, puede terminar haciendo una buena labor. Veremos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El veterano portero mexicano, Guillermo Ochoa, subraya la necesidad de contar ya con un entrenador definitivo en la Selección Mexicana y justifica, de alguna forma, la baja calidad que México ha mostrado durante los meses del interinato de Ricardo Ferretti. Y en alguna parte tiene la razón, pero en otra, parece rehuir del compromiso inalienable que el futbolista debe tener para con su profesión, haya o no un proyecto o director técnico definido. Más que del “Tata” Martino, de Guardiola o de Mourinho -perdóneme usted el haber agregado a esos dos últimos nombres- México depende y dependerá siempre de la capacidad de sus futbolistas…

SAN DIEGO, CA.- Es verdad: El entrenador es fundamental, pero sin futbolistas, no vamos a ninguna parte…

Siempre he alabado y hasta festejado que los futbolistas hablen, pero siempre lo más importante que tengan que decir debe ser dentro del campo de juego.

Guillermo Ochoa ha explicado que la falta de un entrenador definitivo ha provocado dudas en el futbolista de la Selección Mexicana, pero, supongo que, antes que nada, un futbolista profesional debe mostrar el compromiso y la entrega total por su profesión, exista o no un entrenador o un proyecto definido como muchas veces ocurre en el futbol mexicano. El futbolista debe encontrar en duelos ante Argentina la posibilidad absoluta de lucir sus facultades y su madurez. Para ello sirven esta clase de partidos. Si no hay un técnico una persona en específico ante quien lucir o mostrarle tus cualidades, siempre estará el mayor protagonista del juego: el aficionado, ante el hay que ser siempre un profesional en el máximo sentido de la palabra.

Creo que Guillermo Ochoa ha sido, en muchos sentidos, un ejemplo de cómo debe crecer, desarrollarse y sobre todo arriesgarse, abandonar una “zona de confort” para tratar de jugar en un nivel superlativo del juego, pero el futbolista mexicano no puede justificarse, debe ser mas intenso, más entregado y más responsable, sobre todo cuando tiene una maravillosa ocasión de lucir sus avances futbolísticos.

Lo único, por otra parte, que puede darle a la Selección Mexicana cierta esperanza es un proyecto. Espero y creo que Guillermo Cantú lo tiene, al menos en su cabeza, y que ese proyecto terminará dándole al futbol mexicano el paso de calidad que tanto anhelan sus aficionados.

Afirmar -por la simpleza de los resultados- que los últimos meses han sido un desperdicio, me parece una equivocación. Hay tiempo para todo en el futbol. Y si la Federación Mexicana de Futbol cree que podía darse ese lapso para encontrar al entrenador adecuado, -más allá de lo poco claro y escabroso que ha resultado el proceso- entonces, habrá que darles el beneficio de la duda. Ellos apostaban por la continuidad de Juan Carlos Osorio y no se logró. Luego, quisieron a Ricardo Ferretti como un entrenador definitivo. Tampoco se pudo. El siguiente nombre era Gerardo Martino, pero había que esperarlo hasta el final del año. Lo van a hacer y punto.

Mientras tanto, México tiene una serie de partidos amistosos ante rivales muy interesantes: Uruguay, Chile, Estados Unidos, Costa Rica y Argentina. Los resultados no ayudan, pero ha sido una época donde el entrenador interino ha tenido ocasión de prescindir de jugadores que nada tiene que demostrar -Guardado, 'Chicharito', Vela y Herrera- y probar a futbolistas con la calidad suficiente para ser parte de ese cambio generacional que tanto reclama el futbol mexicano.

Pero aquí tenemos siempre prisa y desesperación. ¿Qué más da perder algunos juegos si estás en un periodo de transición? El verdadero reto será conformar una selección que juegue bajo un estilo, bajo ciertos parámetros, con futbolistas que estén en su mejor nivel -tanto aquellos que jueguen en Europa como los que lo hagan en México- y que sea capaz de superar lo que ninguna otra selección ha hecho en los últimos 30 años de Mundiales. Basta ya de ser “el rey de los juegos amistosos o de aspirar a ganar una miserable Copa de Oro o de calificarse “caminando” en la pobreza existencial de la Concacaf. México necesita un proyecto, un entrenador y sobre todo futbolistas para que cuando llegue el juego del próximo Mundial ante Suecia o Brasil, existan los argumentos suficientes para competir.

Sí, hace falta un proyecto, dirigentes más preparados, un entrenador de futbol que le de idea al juego y futbolistas, sin futbolistas no vamos a ninguna parte…

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO